Practicopedia

Qué hay que hacer para envolver bien un regalo y que quede perfecto

Teresa Rey

Domingo 7 de abril de 2019

2 minutos

Lo ideal es escoger un papel flexible y hacer bien el corte según la forma y tamaño del regalo

Qué hay que hacer para envolver bien un regalo (Bigstock)

Parece que es la cosa más sencilla del mundo, pero realmente envolver bien un regalo no es tan fácil como pudiéramos pensar. Requiere cierta habildad como en otras actividades manuales. ¿Cuántas veces lo has intentando y no te ha quedado todo lo perfecto que debería? Al final, muchas veces desistimos y dejamos que sea el propio comercio quien se encargue, aunque este servicio es cada vez menos frecuente, así que aprender qué necesitamos y cómo envolver los regalos nos puede sacar de un apuro cuando no tengamos a nadie que lo haga por nosotros.

La forma del regalo

Hemos de partir de qué forma es el regalo que vamos a hacer. Los más fáciles de envolver son los cuadrados o rectangulares. El papel de regalo más moldeable es aquel que está plastificado porque se adapta mejor a las formas y es más complicado que se rompa. Respecto a la decoración de este, ten en cuenta a quién vas a hacer el presente, por ejemplo si es un niño pequeño podrás recurrir a motivos infantiles.

Cortar el papel

Una vez escogido el papel tendremos que cortar la cantidad que necesitemos en función del tamaño del artículo y de su forma: cuadrada, rectangular o redonda. Para ello debes extenderlo sobre una superficie plana y cortar al menos el doble de lo que mida la caja. Después el producto se coloca hacia abajo sobre el papel, justo hacia su mitad. En el caso de que sea redondo lo deberás situar sobre el canto, no sobre la superficie plana.

A continuación debes coger los extremos del papel y colocarlos por encima de la caja, uno de ellos siempre debe quedar por encima del otro. Si te ha sobrado mucho deberás cortarlo para que quede más o menos por la mitad o doblarlo si no es mucho. Coloca cinta adhesiva para que no se te mueva.

Los laterales

Ahora vienen los extremos. Debemos procurar que el papel sobrante en ambos lados sea el mismo. En los regalos cuadrados, escoge uno y presiona el sobrante del lateral hacia la superficie de la caja de modo que quede bien sujeto a las esquinas. En la parte superior e inferior se originan dos triángulos a lo que tienes que dar forma presionando sus dobleces. Acto seguido, presiona hacia abajo el de arriba y sujetándolo haz lo mismo con su contrario, de modo que quede superpuesto y después sujétalos con cinta adhesiva igualmente. Ya solo te queda el otro lado, con el que deberás hacer lo mismo.

En el caso de los redondos, tendrás que ir haciendo dobleces siguiendo la forma del círculo y llevándolas siempre en el mismo sentido y hacia el centro. Cuando termines deberás asegurarte de que no se muevan también con celofán.

Ya lo tendrás. Solo te quedará darle un toque personal si así lo deseas, añadiendo un lazo, adorno o moño.

0

No hay comentarios ¿Te animas?