Practicopedia

Renovar y pintar los azulejos del cuarto de baño: no te olvides de estos consejos básicos

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Miércoles 5 de febrero de 2020

3 minutos

Compra el producto adecuado para estas superficies y no te olvides de limpiarlas bien previamente

Si quieres renovar y pintar azulejos no te olvides de estos consejos previos

Han pasado ya unos años y es hora de dar un aire nuevo al cuarto de baño. En este caso, no es necesario emprender grandes reformas para cambiar por completo el aspecto del aseo. Con unos pequeños ajustes y algunas buenas ideas de decoración se puede lograr un resultado de lo más sorprendente.

Por ejemplo, en el caso de los azulejos, puedes pintarlos y modificar su color. Parecerá que has cambiado la estancia por completo. Pero, antes de hacerlo, recuerda estos consejos previos que te vendrán de maravilla.

¿Qué tipo de pintura necesitarás?

Antes de entrar en faena, lo lógico es pensar en el tipo de pintura que mejor se adapte no solo a las baldosas cerámicas, sino a una habitación de la casa que soporta el trasiego diario de tantas personas y donde el agua y la humedad son elementos protagonistas. Así pues, estas son las opciones en este caso:

  • Usar un esmalte especial para pintar azulejos. Un producto que se aplica de forma directa y con diferentes acabados tanto en tonos como en aspecto, que puede ser mate y brillo. Lo malo es que este tipo de pinturas suelen ser más caras, por lo que si tu cuarto de baño es grande y no tienes mucho presupuesto, quizá no sea la opción más adecuada. 
  • Emplear pintura epóxica, un tipo de resina que funciona muy bien gracias a su resistencia y durabilidad, un punto a su favor si tienes en cuenta las veces que usas el cuarto de baño de forma diaria. Sin embargo, hay una pega, debes ser muy cuidadoso a la hora de mezclar todos sus componentes y usarlo justo al hacerlo, ya que al cabo de unas 8 horas esta solución ya no servirá para nada
  • Pero, sin duda, la opción más barata y sencilla, si no eres un profesional, es aplicar primero una capa de imprimación y luego la pintura por encima. Un último apunte sobre este tipo de productos: elige un acabado que sea resistente al agua y tendrás azulejos nuevos por mucho más tiempo.

Además, cuando regreses de la tienda con la pintura que hayas escogido, no la utilices de inmediato. Primero debes seguir otras recomendaciones si quieres que el resultado sea de auténtico profesional del bricolaje.

Si quieres renovar y pintar azulejos no te olvides de estos consejos previos

Consejos previos antes de coger el rodillo o la brocha

No puedes coger el rodillo para pintar sin antes limpiar bien la superficie que va a cambiar de color. Por eso, no te olvides de darle un buen repaso a todas las paredes del aseo. No solo para quitar la suciedad, sino para eliminar todo rastro de grasa, silicona y cal. Si se te resiste alguna mancha o está muy pegada, puedes usar con cuidado una espátula y frotar con acetona

Cuando hayas terminado con la limpieza, lo más recomendable es pasar un paño limpio y seco para evitar las marcas de gotas. A continuación, ventila la estancia para que se seque bien la humedad antes de seguir con la tarea. Aprovecha este momento para echar un vistazo a las juntas de esas piezas de cerámica. Lo más seguro es que sea necesario que las repares con algo de masilla, por si hay algún defecto y están negras como consecuencia del moho y la humedad después de tantos años.

Como es probable que, por algún descuido, una gota de pintura caiga donde no debe, es importante proteger todos aquellos muebles, sanitarios o zonas que no quieres que se manchen. Lo mismo que los interruptores, los enchufes y los grifos. Usa para ello papel o plástico, así como cinta de carrocero.

En tu caso, usa ropa vieja que no temas estropear y protege tus manos con unos guantes y los ojos con unas gafas especiales. Si, además, tienes problemas respiratorios no vendría mal que usases una mascarilla.

Si quieres renovar y pintar azulejos no te olvides de estos consejos previos

Ahora sí, a pintar

¿Todo listo? Pues ahora llega el momento crucial, empezar a pintar los azulejos. Pero antes de hacerlo asegúrate de haber leído bien las instrucciones del fabricante de dicho elemento plástico, para saber la cantidad exacta que emplearás, las capas necesarias para que el acabado sea perfecto o el tiempo de secado entre una y otra.

Mientras estés pintando, y un tiempo después, ten abiertas todas las puertas y ventanas que sea posible para renovar el aire, debido al olor tan fuerte que desprenden muchos de los elementos tóxicos de esas pinturas.

Ahora sí, impregna el rodillo con pintura y empieza a dar una capa de arriba a abajo intentando que se cubra todo de la forma más uniforme posible. Para las zonas más pequeñas o delicadas, es mejor que uses un pincel o brocha más pequeña. Como te pondrá en las indicaciones del producto, para que quede mejor es bueno dar un par de capas de pintura con su correspondiente tiempo de secado.

Por último, espera unos cuantos días para usar el cuarto de baño, ya que aunque en un primer momento te pueda parecer que está seco, puede que la primera capa de pintura todavía esté algo húmeda y aparezcan desperfectos con las gotas de agua que salpiques al azulejo. 

Y si, pese a estos consejos, prefieres hacerlo todo más rápido, te damos otra idea para renovar tu aseo: emplear vinilos o losetas decorativas de PVC para cambiar por completo de aspecto. Se trata de un material de lo más resistente y sufrido que no solo dará un nuevo aire a la decoración, sino que servirá para tapar y camuflar posibles desperfectos o azulejos que se hayan roto con el tiempo. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?