Practicopedia

Los mejores trucos para descongelar correctamente el parabrisas de tu coche por la mañana

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 30 de enero de 2020

3 minutos

Cuidado con echar agua caliente por encima ya que podría resquebrajarse la luna delantera

Descongelar correctamente el parabrisas

Esta situación es muy común en invierno en algunas zonas de España: sales con prisa de casa por la mañana y te encuentras con el parabrisas de tu coche totalmente congelado. Como es lógico, en esas condiciones no puedes conducir, por lo que debes dedicar unos minutos a quitar el hielo y la escarcha antes de poder arranchar tu vehículo.

Y es que la bajada de las temperaturas también afectan al automóvil. Por eso hoy hacemos un repaso por los mejores trucos y consejos para que la luna delantera esté siempre en perfectas condiciones, aunque el mercurio baje a 0 grados.

¿Cómo descongelar el parabrisas en unos segundos?

Puedes probar directamente con una rasqueta para dejar el cristal libre de hielo, pero te costará algo más de tiempo y el frío que hace en la calle puede dificultar aún más el proceso. Por eso, puedes poner en práctica algunas sencillas recomendaciones. Una de ellas no es echar un jarro de agua muy caliente sobre el coche. Si lo haces, corres el riesgo de que la súbita diferencia térmica rompa la luna antes de quitar los carámbanos de hielo. 

Por eso, lo más adecuado es emplear una mezcla de agua con alcohol puro (alrededor de 96º) y rociar toda la superficie con un pulverizador. Comprobarás enseguida como hace su particular efecto y te cuesta mucho menos quitar esa capa de hielo que no te deja ver nada desde el interior del vehículo. Una solución casera que también puede ser muy eficaz está compuesta por agua con vinagre o sal. Sin embargo, en este último caso, ten cuidado de añadir la cantidad justa, ya que podrías arañar la delicada luna delantera.

Los mejores trucos para descongelar correctamente el parabrisas de tu coche por las mañanas

Otro método clásico es calentar el interior del coche. Arráncalo y pon la calefacción durante unos minutos. En este caso, procura que el aire caliente circule por todo el automóvil de forma uniforme, no solo apuntando al parabrisas.

Y ya como medida preventiva, durante los meses más crudos del invierno puedes sustituir el líquido que normalmente usas para limpiar el cristal delantero por uno especial apto para la bajada de las temperaturas. Una solución con un componente anticongelante que te servirá para mantener en un estado óptimo el parabrisas de tu automóvil. 

Por último, otra idea es resguardar tu coche si esa noche duerme en la calle. Es decir, pon encima una manta vieja o algunos cartones para que puedan amortiguar un poco el aire gélido, así al menos las lunas están más protegidas. 

Más estragos que causa el frío en tu coche

No solo el parabrisas soporta las inclemencias del duro invierno, el resto de componentes de tu vehículo también son muy sensibles al frío. Por ejemplo, es el caso de las ruedas. En este sentido y cuando el mercurio baja estrepitosamente, la presión de los neumáticos se resiente casi a la misma velocidad que se reducen los grados en la calle. Así, por cada 5ºC que descienda la temperatura, las ruedas se deshinchas unos 0,07 bares. Algo que es especialmente importante para garantizar una conducción segura

Los mejores trucos para descongelar correctamente el parabrisas de tu coche por las mañanas

Los bombines y cerraduras de las puertas de tu vehículo también sufren los estragos del invierno, pudiendo congelarse e impedir la entrada de la llave para abrir el coche. Lo mismo que le ocurre a las gomas y las juntas de las entradas al automóvil, que pierden elasticidad.

Por otro lado, algunos aceites de motor se vuelven más viscosos y pierden parte de sus propiedades lubricantes con el frío extremo. Algo que sí soportan el combustible y el líquido de frenos, así que no tienes que preocuparte por estos dos elementos durante el invierno, aunque no viene mal que revises que todo está en orden.

Sin embargo, y lo habrás podido comprobar en alguna ocasión, cuando hace demasiado frío es muy probable que te cueste arrancar el coche. El motivo no es otro que la batería. Si, por ejemplo, el día amanece por debajo de los -10ºC, este componente de tu automóvil perderá potencia

Y otro apunte que debes tener en cuenta: cuando pones la calefacción muy alta, para calentarte enseguida o ayudar a eliminar la capa de hielo que se ha formado sobre el parabrisas, estás haciendo que se incremente el consumo de combustible.

La última recomendación no tiene que ver con el mantenimiento del coche, pero sí que guarda relación con este y el invierno. Antes de arrancar, sobre todo por las mañanas, la Policía Nacional (@policia) recomienda dar un golpe previo en el capó. ¿Cuál es el motivo? Con las gélidas temperaturas son muchos los gatos callejeros que se refugian en esta parte del coche, sobre todo si está caliente. Y es que si no lo haces (para espantar al animal) no solo este podría morir, sino que el automóvil podría sufrir importantes problemas técnicos. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?