Practicopedia

El salchichón: ¿mejor en la nevera o fuera?

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Martes 23 de febrero de 2021

3 minutos

La mejor manera es conservarlos fuera de la nevera, en un lugar fresco y seco

El salchichón: ¿mejor en la nevera o fuera? Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Martes 23 de febrero de 2021

3 minutos

El salchichón, el chorizo o el lomo son auténticos manjares, sin embargo, si no los conservamos correctamente podemos estropear su sabor. Por ello, el salchichón, al igual que muchos otros embutidos deben guardarse en unas condiciones especiales para que se mantengan frescos durante más tiempo, pero ¿en la nevera o fuera?

Lo aconsejable es que los embutidos se conserven siempre en un lugar fresco y a una temperatura constante entre los 15 y los 20 grados, sin cambios bruscos.

Deben estar alejados de zonas húmedas y preferiblemente oscuras, sin que les de la luz solar directamente.

Por todo ello, el espacio más recomendado para el mantenimiento de este tipo de embutidos y otros similares como chorizos, cañas de lomo o jamones, es la despensa, una bodega o una alacena.

No se recomienda guardarnos en la nevera porque se endurecen. No obstante, si no dispones de un lugar fresco y seco donde guardarlo y la temperatura ambiente de tu casa es elevada, especialmente en verano, podemos poner un paño de algodón ligeramente humedecido para evitar que se endurezca o introducirlos en la nevera si no queda otra opción.

Respecto a la forma de guardarnos en la despensa, lo ideal es colgarlos y sin que estén en contacto unos con otros.

Estas recomendaciones sirven tanto para la pieza cerrada como una vez abierta. En este último caso, también lo guardaremos colgado, con la parte del corte mirando hacia abajo y tapando la punta con un poco de film transparente para evitar que se ponga rancio o duro, evitando el contacto con el aire en la medida de lo posible. Para una mejor conservación, antes de poner el film podemos aplicar un poco de aceite de oliva.

Otra forma de mantener los embutidos en perfectas condiciones hasta la última rodaja, especialmente el salchichón, el lomo y el jamón, es poniéndoles por encima un trapo fino de algodón.

El salchichón ¿en la nevera o fuera? Foto: bigstock

¿Y si está cortado en lonchas?

En el caso de que hayamos comprado los embutidos cortados en lonchas su conservación es diferente. En estos casos, lo recomendado es poner una rodaja encima de otra para hacer una torre, envolverla en papel de film y guardarlo en el frigorífico.

Cuando vayamos a consumirlo deberemos sacarlo con antelación para que se adapten a la temperatura ambiente y dejar que suden.

La piel protege a la carne curada, por ello, si cortamos en exceso, es preferible no quitarle esa protección para que se conserve mejor.

En el caso del jamón se aconseja cubrirlo con el propio tocino que vayamos quitando, así como con un paño.