Economía familiar

Diferencias entre un Plan de Pensiones Garantizado y uno de Previsión Asegurado

Anna Blanco

Foto: Bigstock

Sábado 3 de abril de 2021

4 minutos

Ambos aseguran el capital aportado pero difieren en la movilidad y a la hora de rescatar el dinero

Diferencias entre un Plan de Pensiones Garantizado y un Plan de Previsión Asegurado
Anna Blanco

Foto: Bigstock

Sábado 3 de abril de 2021

4 minutos

Un plan de pensiones es una opción de ahorro de cara a disponer de un dinero cuando llegue el momento de la jubilación y asegurar nuestro nivel de vida. Además, los planes de pensiones tienen un tratamiento fiscal favorable en comparación con otras formas de ahorro. Existen diferentes tipos de planes de pensiones y un criterio para escogerlo es si queremos un producto más conservador o menos, por ejemplo. De esta manera, para aquellas personas que no quieren correr riesgos con sus inversiones están pensados el Plan de Pensiones Garantizado (PPG) y el Plan de Previsión Asegurado (PPA). 

Plan de Pensiones Garantizado

Al igual con otros planes de pensiones, es un instrumento de ahorro en el que solo podremos rescatar el dinero invertido en caso de jubilación u otros como una situación de paro de larga duración, invalidez, fallecimiento o enfermedad grave. Su característica diferencial es que ofrece una garantía. Es decir, un PPG garantiza la recuperación del total de las aportaciones realizadas además de los rendimientos obtenidos por un interés fijo o variable según se estipule al contratar el plan. 

Diferencias entre un Plan de Pensiones Garantizado y un Plan de Previsión Asegurado

Planes de Previsión Asegurados

En el caso del Plan de Previsión Asegurado estamos ante un instrumento de ahorro con características similares al Plan de Pensiones Garantizado. De esta manera, también garantizan el capital aportado, tienen una rentabilidad y cuenta con ventajas fiscales. Ambos tributan ante hacienda de la misma manera y desde enero de 2021, las aportaciones tienen un límite anual del 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas hasta los 2.000 euros.

Y, como hemos comentado al principio, en ambos casos, el perfil de la persona al que se dirigen es conservador: renuncia a que la rentabilidad pudiera ser mayor a cambio de que la inversión esté asegurada. Dicho esto, será cuestión de ver las diferencias entre ambos planes para establecer cuál podría ser más interesante para nosotros.  

Diferencias entre ambos planes

  • Una de las diferencias destacables es que, en el caso de un Plan de Pensiones Asegurado, las aportaciones pueden ser periódicas mientras que uno Garantizo solo se puede constituir con una aportación única. 
  • Por lo que respecta al rescate del dinero aportado, en un PPA es posible rescatarlo cuando se cumplan los supuestos de jubilación, fallecimiento, invalidez absoluta, dependencia severa o gran dependencia, o enfermedad grave. Y, además, un PPA puede ser rescatado cuando han pasado 10 años desde la primera aportación a contar desde el 1 de enero de 2015. Por lo que respecta al PPG, si no se quiere perder la garantía, los supuestos para poder cobrar el dinero aportado son los mismos en un Plan de Pensiones Asegurado menos los de los 10 años desde la primera aportación posterior al 1 de enero de 2015.
  • Otro aspecto a tener en cuenta es la movilidad que ofrecen los planes. Si hablamos de un Plan de Pensiones Garantizado, es posible que la movilidad a otro producto suponga la pérdida de la garantía. Pero, en el caso de un Plan de Pensiones Asegurado, es posible la movilidad a otro PPA.