Economía

El IPC sigue disparado en julio: los precios suben el 10,8% y machacan el bolsillo del pensionista

Pepa Montero

Foto: Europa Press

Viernes 29 de julio de 2022

4 minutos

El IPC se sitúa en el nivel más alto desde septiembre de 1984, y preocupa la inflación subyacente

El IPC sigue disparado en julio: los precios suben el 10,8% y machacan el bolsillo del pensionista
Pepa Montero

Foto: Europa Press

Viernes 29 de julio de 2022

4 minutos

Gasolina y diésel bajan de los 2 euros el litro a las puertas de la operación salida de agosto

El Gobierno reserva 20.000 millones para afrontar la subida de las pensiones con el IPC

La inflación del 10,2% en junio noquea a los pensionistas, un 6% más pobres que hace un año

Bruselas dispara la previsión de inflación para España al 8,1% en 2022

 

La inflación en España no da tregua, pese a las medidas arbitradas por el Gobierno, y la espiral de subida de precios sigue machacando con fuerza el bolsillo de los pensionistas, que ven cómo su poder adquisitivo se deteriora más, mes a mes, con pérdidas de poder de compra de más del 6%. 

Las cifras son contundentes: la inflación anual estimada del IPC en julio de 2022 es del 10,8%, de acuerdo con el indicador adelantado elaborado por el INE, un dato que supone un aumento de seis décimas en su tasa anual, ya que en el mes de junio esta variación fue del 10,2%, y se situaría en su nivel más alto desde septiembre de 1984.

IPC anual julio 10.8
Fuente: INE

 

Esta evolución es debida, principalmente, a la subida de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas y de la electricidad (la cual registró una bajada en julio de 2021) y al comportamiento del vestido y calzado, cuyos precios bajan menos que el año pasado.

Destaca también, aunque en sentido contrario, el descenso de los precios de los carburantes.

En cuanto a la evolución mensual, los precios de consumo registrarían en julio una disminución mínima del 0,2% respecto al mes de junio, según el indicador adelantado del IPC, que ha publicado el INE este viernes.

IPC mensual julio  0.2
Fuente: INE

Alarma por la subida de la subyacente

Otro dato muy preocupante es la evolución de la inflación subyacente o inflación básica, que es un indicador que no toma en cuenta ni los productos energéticos ni los alimenticios sin elaborar (que son los más volátiles), por lo que es un buen termómetro para medir las tensiones inflaciones reales en una economía.

Según el INE, la tasa de variación anual estimada de la inflación subyacente también aumenta seis décimas, hasta el 6,1%. De confirmarse, sería la más alta desde enero de 1993.

Pésima noticia para los pensionistas

El dato del 10,8% de inflación es una mala noticia para todos, pero especialmente para los pensionistas, ya que, mientras los precios se disparan mes tras mes, las pensiones contributivas se han revalorizado este año un 4,1% de media (sumando el 2,5% de subida que les aplicaron en función del IPC medio anual, más el 1,6% que les abonaron por desviación de la inflación de 2021), un aumento insuficiente para paliar un alza de precios de consumo que no parece tener fin. Hay que recordar que de estas pensiones viven en su gran mayoría casi 10 millones de personas.

Más grave aún es el caso de las pensiones mínimas, que experimentaron a comienzos de año una revalorización del 3% general, a la que se añadió un 1,6% de desvío, lo que sitúa el aumento de su importe en el 4,6%; también muy por debajo del alza de los precios de consumo.

En cuanto a las pensiones no contributivas, y pese a la reciente subida del 15% decidida en el último paquete anticrisis del Gobierno, la inflación les golpea en gran medida, debido a la ínfima cuantía de estas pagas, de poco más de 420 euros mensuales.

Sobre el autor:

Pepa Montero

Pepa Montero

Pepa Montero es redactora especializada en temas de economía. Ha trabajado en medios como El Economista y La Gaceta de los Negocios. Es autora del libro de relatos La casa de las palmeras (Azul como la Naranja, 2013).

… saber más sobre el autor