Pensiones

'Baby boomers' de los años 60, los más perjudicados si Escrivá endurece la pensión a esa generación

Pepa Montero

Foto: BIGSTOCK

Sábado 10 de julio de 2021

10 minutos

La situación de un baby boomer de 1960 es muy distinta de la de uno nacido en 1975

Los 'baby boomers' de los años 60, más perjudicados si Escrivá endurece la pensión a esa generación (BigStock)
Pepa Montero

Foto: BIGSTOCK

Sábado 10 de julio de 2021

10 minutos

Escrivá advierte: La pensión de los 'baby boomers' se verá afectada por la reforma

Escrivá recula sobre el recorte a la pensión a 'baby boomers': "No fue mi mejor día"

 

Hay trabajadores pertenecientes a la generación del baby boom (finales de los años 50 hasta 1975 aproximadamente) que ya se han jubilado porque tenían largas carreras de cotización y decidieron retirarse al cumplir 61 o 63 años, aprovechando las opciones legales. Pero el grueso de esta generación, que engloba a 12 millones de personas en España, empezará a jubilarse a partir de 2025 (si lo hacen con 65 años) y terminará en torno a 2040.

Las consecuencias para el sistema serán tremendas. Economistas, institutos de análisis y analistas financieros llevan años alertando de que el déficit de las pensiones, la deuda y los déficits estructurales se acabarán pagando con impuestos, de los jóvenes principalmente, lo que romperá el carácter contributivo del sistema.

Para intentar asegurar la sostenibilidad de las pensiones y evitar que sean los jóvenes quienes paguen la jubilación del baby boom, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, presentará un nuevo mecanismo de equidad intergeneracional, que negociará con los agentes sociales hasta el 15 de noviembre, y que operará desde 2027. Este nuevo mecanismo ha creado polémica, ya que en un primer momento, Escrivá avisó de que la pensión de los baby boomers se vería afectada, lo que en términos prácticos se entendió como "recortada", y aunque el ministro ha reculado, el temor es muy real. 

José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social (Europa Press)
José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social (Europa Press)

 

¿Saldrían todos los baby boomers igual de perjudicados si, como anuncia Escrivá, es imperioso hacer un "esfuerzo intergeneracional" para evitar que sus pensiones "recaigan sobre sus hijos"? 

Ante todo, hay que matizar que esta generación es muy heterogénea, ya que es la que copa los puestos directivos y tienen salarios más altos, y también la de quienes sufren paro de larga duración y han sido expulsados del mercado de trabajo. "Es muy importante señalar que los baby boomers van a vivir siete u ocho años más que sus padres, y no es lógico que se jubilen a la misma edad que aquellos aspirando a la misma tasa de sustitución", explica José Antonio Herce (@_Herce), economista experto en pensiones, socio fundador de LoRIS. 

Dicho esto, es preciso resaltar que "los baby boomers de 1960 no tienen nada que ver con los de 1975, siempre se les trata como un colectivo homogéneo y no lo son, cada cohorte ha enfrentado crisis diferentes y los que están a punto de jubilarse han tenido: la crisis del petróleo y reconversión (1979-1981), la crisis del 91/92, la de 08/13 y ahora la pandemia, nada menos que cuatro crisis con tasas de desempleo muy elevadas en todo el periodo 1979-2020. En cambio, los que nacieron en 1975 han sufrido "solo" las dos últimas crisis y se jubilarán en 2040 así que tienen por delante casi 20 años para planificar su retiro; pero los primeros baby boomers ya no tienen ese margen", constata Herce.

En general, a todos ellos les va a pillar la jubilación con pocos recursos de previsión social complementaria (existen como mucho 2 millones de asalariados con sistemas de empleo y 7,5 millones de partícipes con plan individual de ahorro), "aunque es verdad que van a percibir pensiones decentes, sobre todo los de largas carreras de cotización, pero ojo, muchos han sido expulsados del mercado laboral o sufrido mermas de salarios por mor de las crisis", puntualiza José Antonio Herce.  

Retrasar el retiro y/o reducir la pensión

Rafael Domenech (@rdomenechv), responsable de Análisis Económico de BBVA Research, afirma tajante que la primera pata del acuerdo en pensiones ya aprobada "no aborda el reto de la jubilación del baby boom. Sólo se anuncia un futuro Factor de Equidad Intergeneracional. No se conocen sus detalles, pero sí que entrará en vigor a partir de 2027 y que supondrá una menor generosidad, si se quiere que cumpla con su objetivo". Este analista puntualiza: "Nos tenemos que alegrar de que la generación del baby boom empiece a jubilarse ya y que lo haga con una esperanza de vida por encima de la de sus homólogos europeos. El problema es que actualmente, hay casi cuatro personas en edad de trabajar por cada una mayor de 66 años para financiar sus pensiones. En tres décadas habrá sólo dos".

Doménech recuerda que "el sistema de pensiones parte ya con un déficit, que tenemos que evitar que siga aumentando". ¿Cuál es la solución? "Adoptar medidas que retrasen la edad efectiva de jubilación o que, alternativamente, reduzcan la pensión inicial", asegura.

 

Adultos caminando por la calle con mascarilla (BigStock)
 Los baby boomers de mayor edad, abocados a retrasar la jubilación o reducir su pensión (BigStock)

 

 

Para Enrique Devesa, miembro del Grupo de Investigación en Pensiones y Protección Social de la Universidad de Valencia, doctor en Economía y actuario, el acuerdo en pensiones "no afronta el problema de la jubilación de los baby boomers. Ni siquiera afronta los problemas de sostenibilidad. La prueba es que en 2020 el déficit contributivo (quitando las transferencias) fue de 30.000 millones y en 2021 estará muy cerca de esa cifra".

Este experto en pensiones no tiene dudas de que "las medidas adoptadas van a suponer un importante crecimiento del gasto, destacando la revalorización con el IPC, por el importante lastre que va a suponer. La llegada de la generación del baby boom a la jubilación va a empeorar la situación por el elevado crecimiento que se sabe que va a producir en el número de pensiones".

"Nadie quiere parecer el malo ni contar las verdades"

Para Santiago Carbó (@scarboval), director de Estudios Financieros de Funcas, "aunque el acuerdo siempre debe ser bien recibido, una vez más no resuelve lo fundamental, la insostenibilidad del sistema público de pensiones. Aplaza las cuestiones más difíciles. Asimismo, determina que se financie una parte de las pensiones vía impuestos, o sea fuera del sistema”, asegura en su blog de Funcas. 

Respecto a la jubilación del baby boom, detalla a 65Ymás que “lo que se contribuye para pensiones durante la vida laboral supone entre el 40% y el 60% de lo que se cobra al retirarse. Se sostienen, en realidad, por las generaciones que trabajan para las que dejan de hacerlo al alcanzar una edad. La evolución demográfica arroja una realidad demoledora. Nadie quiere parecer el malo ni contar las verdades”.

De la misma opinión es el doctor en Economía, subdirector de Fedea y catedrático, José Ignacio Conde-Ruiz (@conderuiz), para quien "en 15 años el problema de las pensiones ya no será manejable". Muy crítico con el acuerdo recién aprobado porque "se centra en garantizar la suficiencia de las pensiones pero sin mirar a la sostenibilidad", alerta de que "el problema de verdad lo vamos a tener cuando comiencen a jubilarse los baby boomers, en torno a 2025 ó 2026 y hasta 2055 ó 2060. No se puede garantizar la suficiencia si no tienes garantizada la sostenibilidad. Es una cuestión puramente de aritmética demográfica. De cara al futuro, o trabajamos más o las pensiones son menores", remacha.

Hacienda: "Hay muchas alternativas"

La ministra portavoz y ministra de Hacienda, María Jesús Montero (Europa Press)
La ministra portavoz y ministra de Hacienda, María Jesús Montero (Europa Press) 

 

Ante el alboroto causado por los mensajes contradictorios de Escrivá sobre el baby boom y el enfado de los agentes sociales, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha querido calmar las aguas. "Existen muchas alternativas y mecanismos para hacer frente al gasto de las pensiones de la generación de los baby boom", aseguró tras el Consejo de Ministros del martes pasado que aprobó la primera pata de la reforma de las pensiones. Según ella, lo que Escrivá ha hecho es "una reflexión" sobre una de las distintas vías, pero "sería precipitado decantarse por alguna de ella".

Rebelión de pensionistas contra los recortes

Mientras el Gobierno se pone de acuerdo sobre las vías de sostenibilidad, y desvela si éstas se traducirán en recortes o en más tiempo de cotización, las plataformas de pensionistas y jubilados de toda España han anunciado su rechazo frontal y su indignación con los “globos sonda” de quienes aseguran procurar “lo mejor para nosotros y luego vengan los recortes”, respondiendo así a las polémicas declaraciones del ministro Escrivá sobre eventuales ajustes para los baby boomers.

La Coordinadora Estatal de Pensionistas (@CoespeOficial), los pensionistas vascos y el Movimiento Andaluz en Defensa de la Pensiones Públicas (@MOANDPP) han respondido al ministro que “la generación baby boom es quizás la que más y mejor se ha pagado su pensión futura, somos los que más hemos aportado al sistema”, y denuncian que el dinero de sus cotizaciones se ha gastado en otras cosas. Hace meses que Coespe exige una auditoría de las cuentas de la Seguridad Social, “ante la constatación de que las cotizaciones sociales han tenido un uso indebido financiando gastos ajenos a nuestro sistema de reparto”. 

Sobre el autor:

Pepa Montero

Pepa Montero

Pepa Montero es redactora especializada en temas de economía. Ha trabajado en medios como El Economista y La Gaceta de los Negocios. Es autora del libro de relatos La casa de las palmeras (Azul como la Naranja, 2013).

… saber más sobre el autor