Pensiones

Estas son las pensiones que podrán cobrar las amas de casa este 2021

David Vargas

Foto: Bigstock

Lunes 1 de febrero de 2021

5 minutos

Para obtener la pensión no contributiva deberán cumplirse ciertos requisitos

Estas son las pensiones que podrán cobrar las amas de casa este 2021
David Vargas

Foto: Bigstock

Lunes 1 de febrero de 2021

5 minutos

Las amas de casa, que han estado trabajando toda la vida, aunque no hayan cotizado a la Seguridad Social, también pueden jubilarse y cobrar una pensión. El Estado reconoce a quienes no han cotizado el mínimo de quince años que da derecho a una pensión contributiva una prestación —denominada pensión no contributiva de jubilación— que se paga a los ciudadanos que se encuentran en situación de necesidad y que se otorga, aunque no hayan cotizado nunca o el tiempo suficiente.

Estas prestaciones tienen garantizada este año una subida del 1,8% con el objetivo de garantizar el poder adquisitivo de sus beneficiarios (cabe recordar que los Presupuestos Generales del Estado aprobados establecen para 2021 una subida del 0,9% en el caso de las pensiones contributivas). Esta subida del 1,8% se traduce en una pensión mínima de 100,68 euros al mes y una máxima de 402,72 euros, más dos pagas extraordinarias al año. Esta cuantía no contributiva individual para cada pensionista se establece en función del número de beneficiarios que vivan en el mismo domicilio y de sus rentas personales.

 

bigstock Smiling Aged Woman Cooking Veg 399615461

Requisitos para obtener una pensión no contributiva

La pensión no contributiva se concede a todas aquellas personas que estén en situación de necesidad, carezcan de recursos suficientes y no hayan cotizado nunca o no tengan el tiempo mínimo de cotización para acceder a una pensión de jubilación contributiva. Por tanto, el primer requisito para acceder a una de estas prestaciones es demostrar que el nivel de renta del posible beneficiario está por debajo del nivel previamente determinado por el Gobierno, que en 2020 estaba en los 5.538,40 euros anuales.

Aparte de carecer de rentas, es decir, de no superar estos ingresos anuales, los solicitantes de esta prestación deben cumplir, además, con los siguientes tres requisitos:

  • Tener 65 años o más.
  • Tener residencia legal en España. Para cumplir con este requisito, el demandante de la jubilación no contributiva deberá acreditar, al menos, 10 años de residencia en España, de los cuales dos de ellos deben haber sido inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud de la pensión no contributiva y de forma ininterrumpida.
  • No tener derecho a pensión de jubilación contributiva por no cumplir con los requisitos que se solicitan.

Todas aquellas personas que quieran solicitar una pensión no contributiva de jubilación podrán hacerlo en las oficinas de la Seguridad Social, en las oficinas del IMSERSO o en las oficinas de Servicios Sociales de su comunidad autónoma de residencia.

Sobre el autor:

David Vargas

David Vargas es periodista y redactor especializado en temas de ocio.

… saber más sobre el autor