Pensiones

Qué son las pensiones no contributivas y cuáles son los requisitos en 2021

Olga Selma

Foto: BigStock

Jueves 7 de enero de 2021

3 minutos

Desde el 1 de enero de 2021 estas pensiones se han incrementado un 1,8%

bigstock Pensiones no contributivas
Olga Selma

Foto: BigStock

Jueves 7 de enero de 2021

3 minutos

Las personas que se encuentran en estado de vulnerabilidad social, sin amparo previsional o no contributivo, que no posean bienes, ingresos ni recursos que permitan su subsistencia y que no tengan parientes que se ocupen de ellos tienen derecho a una prestación, aun sin haber cotizado previamente. Este tipo de prestaciones son las llamadas pensiones no contributivas, que se conceden si una persona, en situación de jubilación o invalidez y estado de necesidad, reúne una serie de características especiales. Así, la pensión por jubilación no contributiva consiste en una prestación económica individualizada, de carácter periódico, para mayores de 65 años que no pueden acogerse al sistema contributivo de pensiones y que no tienen recursos económicos suficientes.

¿Quién puede acceder a ellas?

Las personas que no dispongan de ingresos suficientes (se considera que existe carencia de ingresos cuando las rentas de que se disponga sean inferiores a 5.136,60 euros anuales). No obstante, si sus ingresos inferiores a la cuantía límite establecida anualmente y convive con familiares, únicamente se cumple el requisito cuando la suma de las rentas o ingresos anuales de todos los miembros sean inferiores a la cuantía señalada.

Las prestaciones no contributivas, a diferencia de las contributivas, no son vitalicias hasta el fallecimiento del titular. Sino que cada año debe presentarse una declaración de los ingresos obtenidos en el año anterior, así como los posibles cambios en las circunstancias personales. De forma que si el beneficiario supera el límite de ingresos anuales dejará de percibir esta prestación.

En el caso de la pensión no contributiva de jubilación, pueden obtenerla las personas que tengan 65 años o más y hayan residido durante al menos 10 años en territorio español desde que el beneficiario cumplió 16 años y hasta el devengo de la pensión. Si la pensión es de invalidez, la edad del beneficiario será entre los 18 y los 65 años, y el grado de invalidez superior al 65%.

¿Quiénes reconocen las pensiones no contributivas?

Mientras las pensiones contributivas son gestionadas por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, las pensiones no contributivas, se gestionan de manera descentralizada por las Comunidades Autónomas, que tienen transferidas sus funciones y servicios del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO).

bigstock Pensiones no contributivas

En cuanto a su financiación, van con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, y tal y como se ha acordado este año se han revalorizado un 1,8%. Un incremento que afecta a aproximadamente 450.000 beneficiarios, siendo la cuantía máxima a cobrar 402,82 euros al mes y la mínima 100,70 euros al mes en 12 pagas + 2 extras, con un montante máximo anual de 5.639,20 euros (la cuota que corresponde cobrar a cada pensionista depende de sus rentas personales y las de su unidad económica de convivencia).

Sobre el autor:

Olga Selma

Olga Selma es redactora especializada en temas de salud, alimentación y consumo.

… saber más sobre el autor