Pensiones

Garamendi: "Imponer planes de pensiones de empresa significaría más cargas y perder competitividad"

Fernando Ónega

Foto: Guilsey Homet

Domingo 15 de noviembre de 2020

7 minutos

Fernando Ónega entrevista a Antonio Garamendi, presidente de CEOE

Garamendi: "Imponer planes de pensiones de empresa significaría más cargas y perder competitividad"
Fernando Ónega

Foto: Guilsey Homet

Domingo 15 de noviembre de 2020

7 minutos

 
Logopensiones3

Antonio Garamendi (CEOE): "Los ingresos del Impuesto de Sociedades ayudan a pagar las pensiones"

Garamendi (CEOE) "Las pensiones son un problema de todos y no podemos aplazarlo" 

 

El presidente de CEOE (@CEOE_ES), Antonio Garamendi (Getxo, 8 de febrero de 1958), considera que en estos momentos, para hablar de las pensiones, de la España del futuro o de la recuperación de la crisis, es imprescindible que exista estabilidad institucional, acuerdo entre todos y voluntad de sumar. "Nos hace falta unidad", afirma en su entrevista con Fernando Ónega para 65Ymás, en la que recuerda que "en España, las empresas pagan un 33% más a la Seguridad Social que la media europea”. Asegura que no se opone a los planes de pensiones de empleo, siempre y cuando estén dentro de la negociación colectiva, pero sí advierte de que “imponer planes de pensiones de empresa significaría más cargas y perder competitividad”.

Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, la trayectoria profesional de Garamendi (@agaramendil) en el mundo de la empresa arranca desde muy joven, y tiene una triple vertiente: negocios familiares, proyectos iniciados por él mismo y presencia en los consejos de administración y consejos asesores de grandes compañías. Es partidario de que pueda haber un sistema mixto de pensiones, aunque le produce "cierto temor" el proyecto de fondo de pensiones público anunciado por el Gobierno, por la posible competencia contra el sector privado. "Habría que ver incluso si ese fondo supone una competencia desleal o no", comenta.

El presidente de CEOE tiene una perspectiva global del ahorro para la jubilación: considera, por ejemplo, que "invertir los ahorros en comprar acciones de empresas es también un plan de pensiones”, y le parece "fundamental que las empresas repartan dividendos, porque esos dividendos también son parte de la pensión o de una suma añadida a la pensión”. 

 
CEOE

 

FERNANDO ÓNEGA.- Los planes de pensiones, individuales y de empresa, están dando mucho que hablar estos días, debido a la intención del Gobierno de suprimir desgravaciones a los planes individuales para fomentar los de empresa, además del anuncio de la próxima creación de un fondo de pensiones público. ¿Cuál es la posición de CEOE?

ANTONIO GARAMENDI.- Me parece que el recorte que se ha hecho desde el plano fiscal a los planes de pensiones individuales es un error porque lo que realmente van a hacer es restringir (y lo vamos a ver a final de año) la capacidad de aportación a estos planes. Yo creo que nadie discute el que puede ser muy interesante tener un sistema mixto de pensiones. Nosotros en CEOE estamos muy abiertos, de hecho, trabajamos mano a mano con Unespa, la patronal aseguradora. Pensamos que las compañías aseguradoras que trabajan en España lo hacen francamente bien, y lo que hay que hacer es potenciar fiscalmente el sistema para que funcione. A mí me da cierto temor el que el Estado provoque que yo voy a hacer un plan para competir contra el sector privado, que ya está y lo hace. 

 

 

F.Ó.- Perdón, ¿se refiere usted a esa idea que hay por ahí de un gran fondo de pensiones promovido por el Estado?

A.G.- Sí, y habría que ver incluso si ese fondo supone una competencia desleal o no. Queda muy bonito y se le da quizá más fuerza por tener mayores incentivos fiscales… De momento, es una idea anunciada, pero a mí me preocupa mientras que no me la expliquen. Nosotros somos partidarios de que pueda haber un sistema mixto de pensiones. Creemos que el ahorro tiene que estar bien tratado desde un punto de vista fiscal, y pensamos que no lo está tanto. En España, los españoles y españolas hemos confiado y confiamos en las empresas españolas. Recordará usted cuando salieron las matildes, que es cuando se generalizó el que los españoles fuéramos accionistas de las compañías. Y a veces, cuando se habla de las empresas, sobre todo las del IBEX, se suele decir: “es que el IBEX, los dividendos…” y la gente no es consciente de que, en una gran mayoría, esos accionistas son españoles con pequeños ahorros en esas compañías. Yo creo que hay que impulsar la protección del ahorro global. No sé por qué tiene que ser mejor hacerse un plan de pensiones, que encima sea público, si ya tenemos la Seguridad Social y la tenemos con problemas, ¿y todavía vamos a poner en marcha un fondo de pensiones público? 

F.Ó.- ¿Hacen falta más fórmulas que impulsen el ahorro antes y durante la jubilación?

A.G.- Yo creo que hay que impulsar la protección del ahorro, y desde luego, darnos cuenta de que existen miles de accionistas españoles que están invirtiendo en nuestro país, a través de sus participaciones en compañías que cotizan en la bolsa española. Hablo de pequeños accionistas que tienen invertidos unos 30.000-40.000 euros, y por eso insisto en que es importante valorar el que las empresas repartan dividendos, porque esos dividendos son también una parte importante de esa pensión o de esa suma añadida a la pensión. Yo he visto en Bilbao a una gran compañía celebrar su junta de accionistas y 2.500 personas ponerse de pie y decirle al presidente que, por favor, fuera presidente del Atlhetic de Bilbao. Eso define que las 2.500 personas que había allí, aparte de los fondos internacionales, era gente del pueblo, gente normal que tenía invertidos sus pequeños ahorros, y eso es también un plan de pensiones.

 

 

F.Ó.- CEOE tiene también voz en la reforma de las pensiones, a través de la Mesa de Diálogo Social... 

A.G.- Para mí, el tema del ahorro para la jubilación es un tema global que hay que abordar desde la parte pública, desde la parte de los fondos, de la inversión en acciones, etc. Y no estaría mal realizar un estudio para averiguar cuál es la bolsa económica de una persona, que puede consistir también en comprar un piso. Digo esto porque vamos a ver ahora si la propiedad privada está en peligro o no, porque parece que a lo mejor hasta nos regulan el precio del alquiler. Y resulta que igual alguien ha comprado un piso para alquilarlo, y cuenta con él como una parte de esa jubilación que tiene prevista. Cuando hablamos de este aspecto, hay que ser mucho más transversal. Dicho esto, nosotros en CEOE nos sentaremos en el Pacto de Toledo, en la Mesa de Diálogo Social, y diremos las cosas que tengamos que decir, cuando toque decirlas.

 

 

F.Ó.- Un tema que necesariamente hay que tratar en esta casa son los planes de pensiones de empresa. ¿Los ve posibles? ¿Nota ambiente de creación o los están promoviendo ustedes? 

A.G.- Planes de pensiones de empresa hay desde hace muchos años. Yo creo que estamos viviendo una época de adanismo, porque parece que no ha pasado nada antes, que la democracia acaba de llegar... Planes de pensiones de empresa hay, puestos en marcha mediante la negociación colectiva, ya sean por convenios de empresa o convenios colectivos. Pero, claro, si esto es una obligación más añadida a todo lo que ya pagamos, realmente es como para pensar que no se está en la realidad de la economía. De momento, no nos han dicho nada. En España, las empresas pagamos un 33% más a la Seguridad Social que la media europea. Aparte de esto, ¿nos van a obligar a pagar más? También a veces sale el tema de la mochila austríaca… Si empezamos con la mochila a partir de ahora, ¿qué pasa con la gente que no tiene mochila? Insisto: los planes de pensiones de empresa existen y el único problema es que se puedan implementar de forma adecuada dentro de la negociación colectiva. Por darle una cifra: a través de la negociación colectiva hay 4.500 mesas de diálogo abiertas en España y, pese a las dificultades, llegamos a muchos acuerdos. En el caso de los planes de pensiones, habrá sectores donde se puedan hacer, en otros será más complicado, en algunos habrá empresas que piensen que será interesante hacerlos… Ahora bien, si es obligatorio algo más, significaría meter más carga a las empresas y dejar de ser competitivos en ese mundo global en el que estamos.

F.Ó.- ¿Se opone entonces a los planes de pensiones de empresa?

A.G.- No, no me opongo a ellos. Lo que digo es que todo es posible, siempre y cuando esté dentro de la negociación colectiva. A mí lo que no me gusta es que el Gobierno me venga a contar cosas, me gusta sentarme en una mesa, dialogar, negociar y pactar, y cuando las cosas se pactan se llega más lejos. Y si no, habrá un gobierno, luego llegará otro, y está comprobado que si las cosas se intentan hacer por imposición, no se arregla nada. Pero yo sí creo que tienen arreglo en el diálogo social; la realidad es que nos sentamos y sacamos adelante los acuerdos.

 

 

F.Ó.- Que cree en el diálogo, yo creo que lo ha demostrado. Me parece que ha firmado usted seis pactos, y en todos ellos había una ministra que es comunista y algún ministro que no sé si es socialista, pero está en el Gobierno socialista. ¿Se pacta mejor con la izquierda que con la derecha?

A.G.- Tengo la suerte de tener una familia maravillosa, pero la familia no la eliges, te toca. Yo no miro el color de la piel, ni la ideología, me siento a negociar con el Gobierno que los españoles han decidido y siempre vamos de buena fe y con espíritu de pacto. Hay veces que nos toca control de daños, y otras veces querríamos conseguir más y no se puede. En la vida hay quer ser posibilistas. En estos tiempos que estamos viviendo, estos acuerdos han dado una tranquilidad al país, y desde luego en estas circunstancias, no sería bueno que los empresarios estuviéramos todo el día gritando. Y me gustaría llamar a la reflexión sobre algo que me inspira: tenemos un país moderno (he dicho varias veces la palabra España, que se nombra bastante poco y creo que hay que hablar de ella, y sin complejos), tenemos una Constitución que es una maravilla (se puede mejorar, pero es la que nos ha dado los mejores 40 años de país, de paz, de tranquilidad), y contamos con una institución como es la Corona, que desde CEOE apoyamos totalmente por lo que significa desde el punto de vista de la moderación. La figura del Rey fuera de España es algo increíble, en los viajes que hacemos, supone una ayuda extraordinaria. Además, en los rankings internacionales, España figura dentro de los 20 países del mundo más democráticos, y es curioso que en ese ranking haya al menos siete monarquías parlamentarias. Creo sinceramente que en estos momentos, para hablar de las pensiones, de la España del futuro o de la recuperación de la crisis económica, es necesario que haya una estabilidad institucional, un acuerdo entre todos, una voluntad de sumar. Y además tenemos que ser conscientes de que formamos parte del proyecto común europeo, y eso significa que posiblemente con el tiempo vayamos hacia una delegación de mayores competencias en Europa. En suma, tenemos que buscar la unidad y el acuerdo dentro de las diferencias. Yo pido a la clase política que diga lo que tenga que decir, que confronten sus ideas, pero que no cansen a la sociedad.

Escribe tu comentario aquí 2
2
Paulino González Fernández Hace 17 días
FERNANDO ONEGA, la PENSION, se debería comenzar a crear NADA MAS NACER. Y esa si que la tendria que sufragar EL ESTADO, procedente de los IMPUESOS DE TODOS. Y eso como COMPENSACION A ESE NACIMIENTO.Que es una NACION sin CIUDADANOS? ¿ Para que sirve?. PIENSEN
Paulino González Fernández Hace 17 días
FERNANDO ONEGA, el Pte de toda una CEOE,¿tiene problemas de comprensión, tanto lectora como de comprensión de los concepto? SR GARAMENDI, que el SUPERFONDO, no va a ser del ESTADO, lo garantizará el ESTADO, pero la gestión será privada y además sellevará por CUENTAS NOCIONALES ¿ COMPRENDE AHORA?