Pensiones

Mapfre confirma que estudia comercializar la hipoteca inversa

Pepa Montero

Viernes 23 de agosto de 2019

3 minutos

Santander, Bankia y Bankinter son bancos preferentes para la aseguradora

Hipoteca inversa

Hipoteca inversa: convertir la vivienda en renta y que paguen los herederos

Todas las claves para distinguir renta vitalicia, hipoteca inversa y nuda propiedad

Caser Seguros será la primera aseguradora en comercializar hipotecas inversas en España

 

 

El mercado de la hipoteca inversa se revitaliza en España después de más de seis años en secano. Tras la irrupción en octubre de 2018 del banco BNI y después de la apuesta de Caser Seguros (@caser) por este producto, que ha empezado a comercializar el pasado mes de julio (con el asesoramiento de Óptima Mayores @o_mayores), ahora es Mapfre (@MAPFRE) la gran aseguradora que estudia la viabilidad de poner en el mercado su propia oferta de hipoteca inversa, según han confirmado a 65Ymás fuentes de la compañía, que preside Antonio Huertas.

La hipoteca inversa es un producto financiero muy controvertido, dirigido a mayores de 65 años que cuenten con una vivienda en propiedad y que quieran hipotecarla para completar sus ingresos en el periodo de jubilación. Dejó de comercializarse en el año 2013, cuando BBVA lo retiró de su oferta, pero antes de la crisis llegó a haber hasta 19 entidades que trabajaban este producto, aunque con la recesión y la reorganización del sistema financiero la oferta se redujo drásticamente. En la actualidad, existen otras entidades, como Bankinter (@Bankinter), que estaría cerrando los últimos flecos para lanzar hipotecas inversas, según fuentes del sector. 

Mapfre está "en fase técnica de estudio de viabilidad"

“Es cierto que estamos estudiando la posibilidad de entrar en el mercado de la hipoteca inversa, pero hasta la fecha no hemos adoptado ninguna decisión, ni en sentido positivo ni negativo”, han declarado fuentes de Mapfre a 65Ymás. “Estamos en la fase técnica de estudio de este producto, evaluando su posible rentabilidad y las formas de comercialización, así como los posibles bancos con los cuales se podría llevar a efecto, en caso de que finalmente decidamos comercializarla”, detallan en Mapfre.

La aseguradora previsiblemente tomará una decisión sobre el lanzamiento de este producto “antes de finales de año”, y aunque fuentes oficiales de la compañía han eludido confirmar con qué banco lo están estudiando, sí resaltan que “para Mapfre, los bancos preferentes con los que más trabajamos son Santander, Bankia y Bankinter, aunque tenemos acuerdos con muchas más entidades”.

El interés de Mapfre en lanzar la hipoteca inversa es indudable, y así queda patente cuando aseguran que "es un producto que puede tener mucho recorrido, proque cada vez más gente mayor vive sola, y la hipoteca inversa les permite obtener un dinero a veces muy necesario para complementar la pensión o pagar gastos imprevistos a una edad avanzada". 

¿Qué es la hipoteca inversa?

Es un producto financiero todavía muy minoritario y poco conocido en España, que se reguló por la Ley 41/2007 y que suscita bastante recelo, cuando no un abierto rechazo. Como su nombre indica, es un crédito que permite a los mayores de 65 años lograr un dinero hipotecando parte de su patrimonio inmobiliario; dinero que pueden recibir o bien en un pago único a la firma de la hipoteca o en mensualidades.

Una de sus particularidades es que el propietario que firma la hipoteca no tiene que devolver el dinero, ni paga cuotas mensuales; son los herederos quienes se hacen cargo de la deuda que, lógicamente, va aumentando con los años. Así, cuando el titular del crédito fallece, los herederos tienen un plazo de 12 meses para saldar la deuda. Si no existen herederos, o estos no quieren o no pueden levantar la deuda, la entidad financiera se queda con la casa.

El titular del crédito conserva la propiedad y el uso de la vivienda hipotecada. Existen tres modalidades: el préstamo se puede recibir como importe único al inicio, en forma de mensualidades vitalicias, o en una combinación de capital inicial más mensualidades vitalicias. Lógicamente, el dinero del crédito se puede acabar, por distintas circunstancias, por lo cual, si quiere asegurarse una renta de por vida, tendrá que contratar también un seguro de renta vitalicia, lo que supone mayor gasto.

En cuanto a los gastos, el propietario paga la tasación de la vivienda (más de 400 euros en el mejor de los casos), notaría y registro. El banco suele adelantar estos gastos, a cuenta del préstamo.

Y en relación a los impuestos, resaltar que el dinero de la hipoteca inversa no está sujeto a IRPF porque son disposiciones de un crédito y no rentas. Sí tributaría (el 1,44%) si la persona recibiera dinero del seguro de rentas, pues ese capital sí paga impuestos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?