Pensiones

Mayores: una poderosa fuerza de 9 millones de consumidores y votantes

Pepa Montero

Martes 1 de octubre de 2019

9 minutos

Las pensiones son el gran reto: Viudas y mayores de 85 años cobran 225 euros menos que la media

Mayores: una poderosa fuerza de 9 millones de consumidores y votantes

Las pensiones, en serio peligro de subir el 0,25%, si no hay Gobierno con plenas funciones

Los pensionistas pagan a Hacienda 13.400 millones al año vía IRPF

Pensiones del futuro: menor cuantía, cuentas nocionales o jubilarse a los 70 años

 

Hay muchas cifras que encuadran, explican, definen y afectan a las personas mayores de 65 años, pero si hay una cifra que todos tienen en mente estos días es el 0,25%, el índice de revalorización de las pensiones que continúa vigente y que será lo que suban las pensiones el día 1 de enero de 2020, si antes no se forma un Gobierno con plenas funciones que apruebe su aumento en función del IPC, o si no se promulga un Real Decreto por parte del actual Gobierno en funciones de Pedro Sánchez (@sanchezcastejon), si bien esta hipótesis es muy improbable mientras no se celebren las elecciones.

Del mantenimiento o derogación de ese índice del 0,25% depende que los pensionistas inauguren 2020 con una pérdida real de poder adquisitivo o con unas prestaciones referenciadas al alza del nivel de vida. De aplicarse el 0,25%, la pensión media de jubilación subiría en torno a 3 euros y la pensión media del sistema aumentaría unos 2,5 euros al mes. Otra cifra básica para los pensionistas es, por tanto, el Índice de Precios de Consumo (IPC), que en agosto se situó en el 0,3%, su menor nivel desde septiembre de 2016, aunque lo habitual es que vaya en aumento en el último trimestre del año.
 
Electorado

Capital humano y económico de 9.055.580 personas

Los mayores de 65 años suman ya 9.055.580 personas en España, el 19,3% de la población del país (total de 47.007.367 habitantes), según el Avance de la Estadística del Padrón Continuo, publicado por el Instituto Nacional de Estadística (@es_INE) el pasado día 1 de enero. En 2018 y por la misma fecha, eran 8.908.151 personas, el 19,1%, lo que certifica que su peso en la sociedad sigue aumentando, tanto en número como en proporción. Pero hay más: según predicciones efectuadas por el propio INE, en 2033 habrá un 25,2 % de la población con más de 65 años.

Ante las próximas elecciones generales, los mayores representan un enorme poder de voto: suponen el 24% de los 36,9 millones de personas con derecho a voto, según las estadisticas del censo electoral del pasado mes de marzo. 

Padrón Continuo, fuente INE, 1 1 19

Fuente: INE

 

Esos más de 9 millones de personas reciben 9,76 millones de pensiones contributivas, que suponen un gasto de 9.693 millones de euros para la Seguridad Social (@info_TGSS), ambas cifras récord en septiembre, como viene sucediendo en los últimos meses. Las estadísticas del Ministerio de Trabajo reflejan que el importe de la pensión media es de 993,11 euros mensuales, aunque quienes perciben una prestación de jubilación cobran más: 1.140,71 euros al mes.

“El envejecimiento de la pirámide poblacional plantea una nueva realidad que requiere cambios sociales, económicos, tecnológicos y financieros”, ha señalado Beatriz Dorado, directora del sector Senior de CaixaBank (@caixabank), durante la presentación del II Encuentro de Economía Senior, que tendrá lugar en Madrid los días 30 y 31 de octubre. Para Dorado, “los datos son tremendos: en España la edad media es de 43 años, el 6% de la población ya es octogenaria y hay más de 16.000 personas que pasan de los cien años”, cifras todas ellas que obligan a anticipar soluciones. Para esta directiva, es imprescindible buscar alternativas para complementar “los ingresos que nos da la Seguridad Social”.

SegSocial

Pensiones y penuria económica: la mujer, más afectada

Pese a que el gasto en pensiones lleva años registrando niveles récord, en España existen 2.342.434 pensiones con complementos a mínimos, el 24% del total de las abonadas por la Seguridad Social; es decir, casi una de cada cuatro pensiones son tan bajas que necesitan la ayuda del Sistema para poder alcanzar los importes mínimos. Una situación de penuria que afecta en mucha mayor medida a las mujeres, ya que estas representan el 30,1% de los perceptores totales de pensiones, frente al 17,5% de hombres que precisan el sostén del Estado para llegar al mínimo.

Existen dos colectivos especialmente afectados por el bajo importe de las pensiones contributivas: las viudas y las personas de más de 85 años, y en ambos casos, la mujer sufre peor situación que los varones. Más en detalle, las mujeres son las perceptoras del 92% de los 2.361.941 pensiones de viudedad que la Seguridad Social ha abonado en septiembre, con una cuantía media de 713,44 euros mensuales, lo que significa que las viudas cobran 220 euros menos que un pensionista medio en España (993,11 euros es el importe de la pensión media del sistema público).

En cuanto a los mayores de 85 años, generan más de 1,65 millones de pensiones, de una cuantía de 760,58 euros mensuales, por lo cual su prestación es 232 euros inferior a la pensión media (los 993,11 euros antes mencionados). En esta franja de edad, la brecha de género es enorme, puesto que las mujeres que sobrepasan los 85 años reciben al mes 653,62 euros, mientras que los varones cobran de media 978,29 euros. Es decir, que las mujeres de edad más avanzada están muy por debajo de los importes medios de prestaciones a cargo de la Seguridad Social.

Atendiendo a la calidad económica de la jubilación, el informe Global Retirement Index (GRI), publicado recientemente por Natixis Investment Managers (@NatixisIM), sitúa a España en el puesto 31 (de 44 países), la misma posición que en 2018, “interrumpiendo tres años consecutivos de mejoría de posiciones y quedándose fuera de las 30 primeras naciones. España es, de hecho, uno de los peores países de la eurozona y solo saca mejor nota que Chipre (33), Lituania (34), Letonia (35) y Grecia (41)”, resalta el informe, que analiza cómo satisface cada país las expectativas, necesidades, metas y calidad económica de la jubilación.

Pension

Pagan IRPF... y mucho: casi 13.400 millones al año

De acuerdo a los cálculos realizados por los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), "se puede razonablemente estimar el impacto en la cuota íntegra del IRPF de los pensionistas en unos 13.396 millones de euros", tomando como referencia los datos de la AEAT para 2017, si bien es una cifra aproximada puesto que "no existe una información estadística del resto de ingresos y de las circunstancias personales y familiares de los pensionistas". Tal y como especifican estos expertos, los casi 13.400 millones son una estimación que resulta de considerar únicamente el efecto en el IRPF de la pensión media, al margen de cualquier otro ingreso que pudieran disponer, y de si han presentado la declaración o no, por lo que esta restricción habrá infraestimado el impacto tributario".

IRPF pensionistas 2017

A través de las retenciones efectuadas directamente en la nómina (el 7,47% de media en 2017, según la AEAT) y de los pagos finales al liquidar la declaración del IRPF, el Estado recupera una parte sustancial del dinero que la Seguridad Social desembolsa en pensiones. Con los datos facilitados por la Agencia Tributaria y los Técnicos de Hacienda, en el ejercicio de 2017, el 10% de lo que cobraron los pensionistas habría regresado a las arcas públicas. El tipo efectivo que pagaron los pensionistas en 2017 osciló entre el mínimo del 0,8% que se aplicó a quienes percibieron entre 12.707,1 y 16.942,8 euros anuales, y el 36,6%, que pagaron los pensionistas cuyas retribuciones superaron los 84.714 euros anuales.

Jubilados activos

Jubilados y a la vez trabajando

Una parte mínima de los jubilados, 54.902 personas a fecha 30 de junio de 2019, son a la vez trabajadores que se han acogido a la fórmula de la jubilación activa, un sistema que permite jubilarse y cobrar la pensión de la Seguridad Social y, en paralelo, continuar trabajando (a tiempo completo o parcial) y recibiendo ingresos ilimitados.

Existen asimismo otras 3.663 personas que compatibilizan empleo y pensión mediante la fórmula de la jubilación flexible, de las cuales 3.621 pertenecen al régimen general de la Seguridad Socia y 42 son del Instituto Social de la Marina (ISM). En este caso, son personas ya jubiladas que han querido compatibilizar, una vez causada, su pensión de jubilación con el trabajo a tiempo parcial.

Autonomos

Casi 37.000 cotizantes autónomos mayores de 70 años 

Los autónomos con 65 años o más que cotizan en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) suman 124.674 personas en agosto, de los cuales 45.191 son mujeres y 79.483 son hombres, según las cifras facilitadas por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA @autonomosata), que preside Lorenzo Amor (@lorenzoamor_ata). Este colectivo se suele jubilar más tarde que los asalariados, son los que más utilizan la fórmula de la jubilación activa (existen casi 41.000 autónomos jubilados que trabajan) y cobran una pensión bastante inferior al de los trabajadores por cuenta ajena.

Autónomos por edad y sexo (agosto 2019)
Fuente: ATA

 

Tal como apunta Lorenzo Amor, la vida laboral del autónomo es "mucho más larga", puesto que muchos cotizantes del RETA prosiguen en su trabajo más allá de los 65 años, en parte porque su negocio es "un hijo más", y en parte porque la gran mayoría cotiza por la base mínima, lo que les reporta pensiones bajas.

La mayor longevidad de los trabajadores autónomos se refleja asimismo en la cifra de cotizantes que tienen 70 años o más, que en el mes de agosto suman 36.925, de los cuales la inmensa mayoría son hombres: 23.073 varones, en comparación con las 2.625 mujeres.

En total, la Seguridad Social abona 1,97 millones de pensiones a autónomos (datos de septiembre), con un gasto de 1.354 millones de euros, siendo la pensión media de unos 687 euros al mes.

CCAA

Pensiones no contributivas

En el total del Estado (con Navarra y el País Vasco), en julio había reconocidas 452.194 pensiones no contributivas, según las estadísticas del Imserso (@Imserso). De ellas, 259.482 son pensiones de jubilación y 192.712 de invalidez, y en total suponen un gasto de 182,8 millones de euros. En el mes precedente, junio, el sistema gastó 356,92 millones de euros, ya que junto a la mensualidad corriente se abonó también una paga extra.

El importe medio de la prestación de un jubilado no contributivo es de 387 euros al mes.

Existe un claro predominio de las mujeres entre los beneficiarios de pensiones no contributivas, ya que representan el 65,41% del total. Esto refleja la realidad social de las mujeres en un pasado reciente, cuando no estaban incorporadas al mundo laboral y, por tanto, es una constante en casi todas las comunidades autónomas.

Viudedad

Mucho camino por recorrer en planes de pensiones, ahorro o hipoteca inversa

El ahorro de los españoles está en mínimos, y así lo refleja la evolución de los principales vehículos de inversión para la jubilación. Es el caso, por ejemplo, de los planes de pensiones, que lejos de despegar, están encajando pérdidas de patrimonio, según las últimas estadísticas conocidas, que muestran cómo el dinero acumulado por las familias españolas en planes individuales disminuyó el 2,9% en 2018, hasta los 72.246 millones de euros.

Según el último informe del Observatorio Inverco (@INVERCOinfo), el patrimonio medio invertido en planes individuales también ha descendido, un 2% en 2018, adelgazando hasta los 9.543 euros. Esta cifra apenas supone el 60% de la pensión media anual de jubilación.

Un producto que empieza a despuntar entre los mayores es el seguro de rentas vitalicias: al cierre del pasado mes de junio, 29.023 personas de 65 o más años contrataron una renta vitalicia con el dinero logrado mediante la venta de algún elemento patrimonial (por ejemplo, una segunda vivienda, fondos de inversión, acciones, etc.), según reflejan las estadísticas de Unespa (@UNESPA). Este producto garantiza una fuente de ingresos de por vida.

También la hipoteca inversa parece revivir, con un volumen de 150 operaciones y préstamos concedidos por importe de unos 25,5 millones de euros, con un importe medio prestado de 170.000 euros, desde septiembre de 2018. Se trata de un producto para mayores de 65 años propietarios de vivienda, que les permite disponer de parte del valor de su casa usándola como garantía y manteniendo su propiedad y su uso. Los préstamos suelen tener un tipo de interés del 5%-6%, pero no lo paga el propietario, sino los herederos.

Tal como explica Ángel Cominges, consejero delegado de Óptima Mayores, este producto tiene mucho recorrido. "En España hay entre 8,5 y 9 millones de personas mayores de 65 años propietarias de su vivienda habitual, y sin embargo, solo el 12% de ellas ha oído hablar de la existencia de la hipoteca inversa", asegura Cominges, que confía en llegar a finales de año a una cifra total de 50 millones de euros. Óptima Mayores es una consultoría actuarial especializada en hipoteca inversa desde 2005, y asesora al banco BNI Europe y a Caser (@caser), las dos entidades que, de momento, la ofrecen dentro de su oferta comercial.

0

No hay comentarios ¿Te animas?