Pensiones

El Estado paga 2,36 millones de pensiones de viudedad: cobran 713 euros y el 92% son mujeres

Pepa Montero

Martes 10 de septiembre de 2019

6 minutos

Tres de cada diez personas que cobran pensión de viudedad tienen 85 años o más

El 31,6% de pensionistas de viudedad tienen 85 años o más

Granado insinúa cambios en cotización, viudedad e inmigración

Viudedad: ¿una pensión vitalicia abocada a ser temporal o incluso desaparecer?

Valerio da un toque a Granado y asegura que no se tocarán a la baja las pensiones de viudedad 

 

El sistema de la Seguridad Social (@info_TGSS) tiene a su cargo 2.362.694 pensiones de viudedad, de las cuales 2.177.068 tienen como beneficiarias a mujeres (es decir, el 92% de los perceptores) y únicamente 185.611 son hombres (ver gráfico inferior). El importe medio de estas prestaciones se sitúa en los 713 euros mensuales (datos de agosto), aunque existe bastante diferencia entre hombres y mujeres, ya que estas últimas cobran de media 730,43 euros al mes, en tanto los hombres reciben poco más de 500 euros mensuales (en concreto, 508,73 euros).

Así lo confirman las estadísticas publicadas por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social (@empleogob), que también reflejan el coste que estas pensiones de viudedad suponen para las arcas del Estado: 1.684,63 millones de euros en el mes de agosto. De hecho, las prestaciones de viudedad son la segunda mayor fuente de gasto en pensiones de la Seguridad Social, solo superadas por las de jubilación, que este mes han costado 6.894 millones de euros (de una nómina total de pensiones que alcanza los 9.681,52 millones en agosto).

 

NÚMERO DE PENSIONES POR CLASE Y SEXO
 
Captura de pantalla 2019 08 29 a las 16.27.01
Fuente: MInisterio de Trabajo, 1-08-19

 

La pensión de viudedad es una prestación contributiva, gestionada de forma centralizada por el Ministerio de Trabajo, que se financia a través de los fondos del sistema de Seguridad Social, que a su vez se nutren de las cotizaciones sociales. Su cuantía es una fracción de la pensión de jubilación del trabajador fallecido (si este estuviese jubilado) o un porcentaje de la base reguladora de la pensión correspondiente (si estaba en activo). Los perceptores de esta pensión pueden cobrar a la vez otra u otras pensiones, pero hasta el límite de la pensión máxima. 

Hay 746.884 perceptores de 85 años o más, el 31,6%

 

Viudedad por edades
 
Fuente: Seguridad Social, a 1 de julio de 2019

 

En la actualidad, existen 746.884 beneficiarios de pensiones de viudedad (ver gráfico superior) que tienen 85 años o más, lo que representa el 31,6% del total de perceptores de este tipo de prestaciones. O, lo que es lo mismo: casi tres de cada diez pensiones de viudedad concedidas. Este es el grupo de edad más numeroso, pero también el que menor pensión cobra, con una media de 663,45 euros al mes. En cuanto al sexo de los perceptores, la inmensa mayoría, 701.773 personas, son mujeres que reciben unos 680,46 euros mensuales, mientras que hay 45.107 viudos mayores de 85 años y ganan 398,86 euros al mes de media.

¿Por qué las pensiones de viudedad de los hombres son de mucho menor importe? Según refleja el Informe Económico-Financiero a los Presupuestos de la Seguridad Social de 2019, "las pensiones de viudedad a favor de varones son de menor cuantía porque, a menudo, no tienen derecho a complementos a mínimos por acreditar recursos propios". También influye el hecho de que, por lo general, las mujeres trabajadoras ganan menos que los hombres y por tanto cotizan menos y generan menores derechos propios de pensión (a su favor o al de su pareja).  

77 años, edad media de quienes cobran por viudedad

De acuerdo con las estadísticas de la Seguridad Social, la edad media de quienes cobran pensiones de viudedad en España es de 77 años, aunque las mujeres aventajan a los hombres: 78 años de media, frente a los 73 años de los viudos varones. 

Después de los ya citados mayores de 85 años, el segundo grupo de pensionistas de viudedad más numeroso son las personas con edades comprendidas entre los 80 y los 84 años, con un total de 421.381 beneficiarios, que significan el 17, 8% de los viudos. Estos beneficiarios perciben en promedio unos 707 euros mensuales. 

La tercera franja con mayor volumen de viudos/as se da entre los 75 y los 79 años, que en conjunto cobran 349.801 pensiones, por un importe medio de 729,93 euros mensuales.

Las estadísticas oficiales también permiten averiguar datos curiosos, como que existen 271 pensiones de viudedad a favor de menores de 30 años (253 mujeres y 18 hombres), que cobran de media 746 euros al mes. Si el análisis se realiza teniendo en cuenta a todos los perceptores que no han cumplido los 50 años, existen 50.139, de los cuales la gran mayoría, en concreto 42.205, son mujeres, frente a 7.934 hombres que perciben prestación de viudedad sin haber cumplido los 50 años.

El análisis de la edad de los viudos/as tiene mucha enjundia para las arcas del Estado, puesto que la prestación es permanente (salvo en caso de contraer un nuevo matrimonio, retirada por irregularidad, etc.) y, si no se producen modificaciones en la normativa vigente, esas más de 50.000 personas que hoy cobran una pensión siendo menores de 50 años, pueden continuar cobrándola durante otros 25 años, según proyecciones de la esperanza de vida española.    

Pensiones muy bajas, pese a la última revalorización...

El Gobierno de Pedro Sánchez aprobó a finales de año la subida de la base reguladora de las pensiones de viudedad en cuatro puntos, que vino a sumarse a la mejoría de otros cuatro puntos aprobada en julio de 2018, por lo cual esta aumentó desde el 56% al 60%. De la subida se han beneficiado las personas con 65 o más años que no perciben ingresos por trabajo ni otras pensiones.

A pesar de este incremento, las prestaciones de viudedad tienen un importe medio muy inferior a las de jubilación, y se quedan muy por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), situado este año en los 900 euros. Con el agravante de que la inmensa mayoría de perceptores son mujeres de edad muy avanzada, que cobran muy poco, tal y como denunciaba recientemente en 65Ymás la Confederación de Asociaciones y Federaciones de Viudas Hispania (Confav). “Tengo amigas viudas a las que les han llegado a subir sólo 50 céntimos la pensión", denunciaba Ana María Marín (71 años) en estas páginas.

Los varones tienen derecho a percibir pensión de viudedad desde que en 1983 el Tribunal Constitucional declaró que era inconstitucional denegar la pensión a los hombres. España es de los pocos países de Europa que lo permite.

... pero cuestionadas y pendientes de reforma 

El propio secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, destapó la caja de los truenos al asegurar, en marzo pasado, que se deberían vincular las nuevas pensiones de viudedad a la renta de los beneficiarios, dado que “en algunos casos al enviudar se percibe un salario muy superior al del cónyuge fallecido”. Reconoció que es preciso mejorar las pensiones de muchas mujeres que al perder a su pareja empeoran su calidad de vida, porque “normalmente los hombres tienen mayor salario”, pero no dudó en afirmar que había que limitar estas prestaciones cuando el viudo/a mejore su nivel de renta familiar.

Ante el revuelo causado, la propia ministra de Trabajo, Magdalena Valerio (@mvalerio_gu), se apresuró a desmentir a Granado: "El Gobierno no tiene ninguna intención de modificar las pensiones de viudedad, salvo para seguir subiendo las más bajas", remachó.

 

Pero lo cierto es que las prestaciones de viudedad están muy cuestionadas en la forma, en el fondo y, sobre todo, en la forma de financiación. 

"Entre los expertos es archiconocido que algunas partes del modelo de Seguridad Social están obsoletas, y la pensión de viudedad es una de ellas", aseguraba a 65Ymás recientemente Manuel Álvarez Rodríguez (@manuelalvarezrd), secretario general de la Organización de Consultores de Pensiones (Ocopen @OCOPEN_), para quien la masiva incorporación de la mujer al mundo del trabajo, y el hecho de que esta genere su propia pensión con sus cotizaciones, "ha cambiado la realidad social en la que surgió este modelo de pensión. La ley del divorcio también introdujo alteraciones al crear varias familias; cuando los dos miembros de la pareja trabajan y uno fallece: ¿debe cobrar las dos pensiones o solo una?", se pregunta este experto.

La financiación vía impuestos es otra de las propuestas que con frecuencia salen a colación cuando se habla de retocar la viudedad. Para Julián Gutiérrez, secretario general de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO (@pensCCOO)una de las medidas para la sostenibilidad de la Seguridad Social sería que "todas las pensiones de orfandad, a favor de familiares y viudedad, sin cambiar el régimen jurídico, en 5-10 años pasen a financiarse con impuestos. Eso supone 19.000 millones de euros".

En el mismo sentido se pronuncia Pau Monserrat (@pmonserrat), profesor de Economía Financiera de la UIB y economista de Enfintech (@Enfintech_com), que considera que "las pensiones por motivo de viudedad deberían estar financiadas con impuestos, es decir, llevarlas fuera de la financiación vía contribuciones de los trabajadores actuales. Es uno de los gastos que claramente se deberían financiar mediante la tributación".

0

No hay comentarios ¿Te animas?