Pensiones

Plan de pensiones versus fondo de inversión: qué es mejor, para quién y cuándo contratarlos

Pepa Montero

Lunes 18 de noviembre de 2019

7 minutos

Salvo por la fiscalidad, los planes pierden en la comparativa contra los fondos, según los expertos

Plan de pensiones vs fondo de inversión

Los planes de pensiones no despegan: cae el 3% el patrimonio acumulado por las familias en 2018

Los 10 planes de pensiones de renta variable más rentables... y los 10 menos rentables

Planes de pensiones de empresa: estancados por falta de incentivos fiscales y bajos sueldos

Los planes de pensiones gozan de un tratamiento fiscal ventajoso respecto de otros productos de ahorro-inversión, ya que las cantidades aportadas son deducibles en la base imponible general del IRPF, la menor de las siguientes cantidades: 8.000 euros o el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio. Este límite no se aplica únicamente a los planes de pensiones, sino que es común para la suma de todas las aportaciones efectuadas en un mismo ejercicio al conjunto de sistemas de previsión social (planes de pensiones, planes de previsión asegurados, PPSE, mutualidades de previsión social y seguros de dependencia).

Manuel Álvarez Rodríguez (@manuelalvarezrd), secretario general de la Organización de Consultores de Pensiones (Ocopen), que aglutina a 17 aseguradoras, gestoras y consultoras de pensiones, aseguraba recientemente a 65YMás que los planes son adecuados si se tienen rendimientos del trabajo, debido a su tributación, pero “para quienes no obtengan rendimientos del trabajo regulares tal vez sea preferible un fondo de inversión. En cuanto a la rentabilidad, hoy por hoy los dos productos se parecen bastante, aunque quizá el fondo ofrezca un mejor resultado”.

FONDOS DE INVERSIÓN EN SEPTIEMBRE

Fondos de inversión en septiembre

Fuente: Inverco

 

En fondos de inversión, el secretario general de Ocopen recomienda los de renta variable, aunque “hay que ser muy selectivos. Lo más razonable es invertir en sectores tecnológicos y de Estados Unidos, cuyas empresas líderes están muy vinculadas a las nuevas tecnologías”. No obstante, Álvarez advierte que este tipo de decisiones de inversión requiere poseer una cierta formación financiera o estar bien asesorado.

Planes pensiones junio  rentabilidades

Fuente: Inverco

¿Se puede decir que un producto es mejor que otro? ¿En qué casos? Para Pau Monserrat (@pmonserrat), profesor de Economía Financiera de la UIB y economista de Enfintech (@Enfintech_com), "los planes son en general un mal producto de ahorro a largo plazo, empezando por la fiscalidad. Aunque es cierto que los planes tienen una fiscalidad beneficiosa, a la hora de rescatar el dinero sí hay que tributar. El tema es que con este producto, cuando ahorramos impuestos es cuando hacemos las aportaciones, es decir, cuando trabajamos y obtenemos ingresos, y en cambio, hemos de pagar esos impuestos cuando nos jubilamos y por tanto dejamos de percibir ingresos". Es una fiscalidad "en cierto modo, perversa", añade Monserrat.

Muy crítico asimismo con la tributación de los planes de pensiones es Luis García Langa (@luisgarcialanga), director de Corredordefondos.com (@CorredorDfondos) y asesor de Sidiclear SICAV, pese a que las aportaciones desgraven en el IRPF. "Pongamos el caso de una persona que gana 50.000 euros al año y aporta 5.000 euros al plan de pensiones; para Hacienda es como si hubiera ganado 45.000 euros. Esto a priori está bien, porque dependiendo del tipo marginal se puede ahorrar un 20%, 30%, 50% de lo que aporta, con un límite de 8.000 euros al año. ¿Cuál es el problema? Pues que a la hora de rescatar el dinero, todo lo que se rescate (lo aportado más la rentabilidad) también tributa al tipo marginal", explica García Langa.

"En suma, el plan de pensiones es el único vehículo de inversión financiera cuyos beneficios tributan al tipo marginal (del 12% al 46%-47% según la autonomía), mientras que los rendimientos del ahorro tributan del 19% al 23%. Esto significa que quien tiene un plan de pensiones puede llegar a pagar el doble por esos beneficios", según especifica Luis García Langa. En cambio, en fondos de inversión, cuando la persona aporta no se desgrava nada, pero a la hora de rescatar el dinero únicamente tendrá que pagar a un tipo del 19%-23% sobre el beneficio obtenido.

Planes poco líquidos

Respecto a los planes, los "fondos tienen la ventaja de que puede disponerse de todo o parte del patrimonio en un par de días, mientras que con los planes de pensiones solo puede rescatarse el capital invertido, y sus beneficios, tras pasar 10 años desde su suscripción. Y esto solo será posible a partir de 2025, cuando pasen 10 años desde que la Ley de 2015 comenzó a ser de aplicación", explica Paula Mercado (@Sigelinde), del Departamento de Análisis de VDOS (@VDOSStochastics), una empresa especializada en la recopilación de información de planes de pensiones y fondos de inversión.

Por su parte, Giorgio Semenzato, CEO de Finizens (@finizens), recuerda que la normativa reguladora de los fondos de inversión prevé que se pueda retirar el dinero en cualquier momento, y subraya: "En los planes de pensiones existen unas situaciones excepcionales que posibilitan retirarlo antes de la jubilación: estar en situación de dependencia; fallecimiento; estar en situación de incapacidad permanente; estar en situación de desempleo de larga duración; y contar con una antigüedad de las aportaciones de, al menos, diez años", detalla.

Ejemplo: rentabilidad de 15.000 y 30.000 euros de inversión inicial

El CEO de Finizens aclara que la rentabilidad de los productos depende, en primera instancia, del perfil de riesgo de cada cliente. "La rentabilidad histórica de las carteras de fondos de inversión de Finizens depende del riesgo de la cartera y, aunque rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras, para una cartera de riesgo 1 (perfil conservador), la rentabilidad anual es del 3,76%; para el riesgo 5 (perfil arriesgado), la rentabilidad anual es de hasta un 6,13% (fuente: Mornigstar, sobre un horizonte temporal de 2004 a 2018).

Como ejemplo del posible retorno de la inversión, Semenzato propone los siguientes cálculos, "realizados en base a las rentabilidades pasadas de la cartera 5 de plan de inversión y plan de pensiones de Finizens, que sirven de guía, pero no pueden garantizar rentabilidades futuras (asumiendo como referencia las rentabilidades históricas de los últimos 5 y 10 años respectivamente)".

PLAN DE INVERSIÓN FINIZENS 5

Capital inicial:15.000 euros

5 años = 21.019 euros

10 años = 35.259,70 euros

Capital inicial 30.000 euros

5 años = 42.039,50 euros

0 años = 70.519,40 euros

PLAN PENSIONES FINIZENS 5

Capital inicial 15.000 euros

5 años = 21.339,50 euros

10 años = 35.698,70 euros

Capital inicial 30.000 euros

5 años = 42.679 euros

10 años = 71.397,40 euros

Mercado de planes "cerrado, bancarizado y poco rentable"

"Yo no tengo plan de pensiones y el 95% de mis clientes tampoco", confiesa Luis García Langa, para quien "no debería haber diferencias de rentabilidad entre planes y fondos, porque ambos son vehículos de inversión donde se agrupa dinero de partícipes y un gestor compra y vende activos. Incluso hay fondos y planes que son clones. En teoría, debería dar más rentabilidad el plan porque por ley tiene una comisión de gestión máxima más baja. Pero en la práctica no es así, por dos motivos: los regalitos que hacen los planes de pensiones (y cuyo coste se detrae del propio plan) y la falta de competencia". Por su experiencia, "muy pocos clientes saben que pueden traspasar el dinero de un plan a otro, sin coste, y los bancos aprovechan para, en caso de tener activos poco rentables, colárselos a los partícipes de planes".

"A priori, me gustan más los fondos de inversión que los planes de pensiones", declara Pau Monserrat. Este experto critica que "el mercado español de planes de pensiones es muy cerrado, sin competencia con gestoras externas, y está muy bancarizado, lo que hace que este producto no sea bueno para conseguir rentabillidades a largo plazo. En cambio, con los fondos de inversión, si no cometemos el gran error de coger el que nos recomienda el banco, que siempre suele ser muy malo, si somos capaces de comparar opciones y buscar el consejo de un experto, hay productos interesantes". 

Por su parte, para Giorgio Semenzato, la lección es clara: la más pequeña diferencia en las comisiones puede afectar enormemente al retorno final de la inversión, especialmente en el largo plazo, debido a los efectos del interés compuesto. Como ejemplos, cita: "En Finizens, la comisiones de nuestros planes de inversión, siempre teniendo en cuenta que se calculan sobre el patrimonio anual gestionado, se sitúan entre un 0,15% y un 0,42%. En el caso de nuestros planes de pensiones, rondan el 0,64%".

Planes vs fondos, de un solo vistazo

Al decidir entre plan o fondo, otro de los aspectos a considerar es que "la inversión en fondos de inversión puede resultar conveniente para cualquier etapa de la vida, mientras que los planes de pensiones se utilizan como vehículo de inversión/ahorro con vistas a la jubilación", argumenta Paula Mercado, quien reconoce las mayores ventajas fiscales de los planes respecto a los fondos, si bien "ambos productos son traspasables, a otros planes o a otros fondos, en cada caso, sin que las plusvalías generadas atraigan retenciones". Para la experta de VDOS, "por niveles de riesgo puede decirse que fondos y planes son equivalentes. Pero en cuanto a su rentabilidad, en general los fondos obtienen retornos superiores, algo que puede explicarse por la imposibilidad de rescatar el patrimonio de un plan si no es por jubilación o por los supuestos legales".

Para distinguir entre plan y fondo, existen muchos criterios, aunque estos son los elementos esenciales:

Plan de pensiones individual

Los planes sirven de complemento a la pensión pública de la Seguridad Social. En ciertos casos, el plan se puede rescatar antes de la jubilación, siempre que se acredite una enfermedad grave o desempleo de larga duración.

-Liquidez: muy escasa. El plan de pensiones está ideado para ser cobrado con la jubilación, pese a que es posible el rescate parcial y/o anticipado en ciertos casos.

-Flexibilidad: las aportaciones al plan son flexibles, tanto en cuantía como en periodicidad.

-Fiscalidad: tributan en el IRPF reduciendo la base imponible del contribuyente, teniendo como límite la menor de las siguientes cantidades: 8.000 euros (Ley 26/2014) o el 30% de los rendimientos netos de trabajo personal y/o de actividades económicas.

-Rentabilidad: no está garantizada, sino que viene determinada por la política de inversiones de cada plan de pensiones, así como de la evolución de los activos financieros en la cartera del fondo.

Fondo de inversión

Un fondo de inversión es un instrumento colectivo, cuyo patrimonio está formado por una inversión de cartera diversificada y cuyas participaciones están distribuidas en forma proporcional a las aportaciones realizadas por los inversores. En este sentido, también pueden considerarse como opción a la hora de planificar el ahorro de cara a la jubilación.

-Liquidez: sí, las cantidades invertidas-ahorradas se pueden cobrar inmediatamente.

-Flexibilidad: los fondos permiten una enorme flexibilidad para realizar las aportaciones.

-Fiscalidad: las plusvalías tributan al 19%.

-Rentabilidad: no está garantizada, depende de lo acertada (o no) que sea la gestión del fondo, al igual que sucede con los planes de pensiones.

0

No hay comentarios ¿Te animas?