Pensiones

Requisitos para cobrar una pensión no contributiva en 2021

Anna Blanco

Foto: bigstock

Lunes 4 de enero de 2021

1 minuto

No haber cotizado nunca o el tiempo suficiente no impide recibir una pensión por jubilación

Requisitos para cobrar una pensión no contributiva en 2021
Anna Blanco

Foto: bigstock

Lunes 4 de enero de 2021

1 minuto

El sistema de pensiones español, además de las pensiones contributivas que se determinan según las cotizaciones realizadas durante la vida laboral, también contempla las prestaciones no contributivas que dependen de la prueba de la carencia de rentas.

Más de 450.000 personas reciben la pensión no contributiva en España según datos del Imserso de diciembre de 2019. Se trata en la gran mayoría de mujeres (un 64,99%) en un reflejo de la realidad social del pasado reciente en el que no estaban incorporadas al mundo laboral y, por tanto, no han cotizado o lo han hecho durante un tiempo insuficiente. 

¿Qué es la pensión no contributiva de jubilación?

Es aquella que asegura una prestación económica a todos los ciudadanos mayores de 65 años en estado de necesidad, aunque no se haya cotizado o se haya hecho de forma insuficiente para tener derecho a una pensión contributiva. La pensión no contributiva también contempla asistencia médico-farmacéutica gratuita y servicios sociales complementarios.

¿Quién puede solicitarla?

Todos aquellos ciudadanos españoles o extranjeros con residencia legal en España que cumplan los siguientes requisitos:

bigstock Poor Old Woman Counting Last M 349834960

Carecer de ingresos suficientes
Cuando las rentas o ingresos, en cómputo anual para 2021, sean inferiores a 5.639,20 € anuales. Pero si se convive con familiares, aunque las rentas o ingresos sean inferiores a dicha cantidad, se podrá percibir la pensión no contributiva cuando la suma de las rentas o ingresos anuales de todos los miembros de la unidad económica de convivencia (todos los casos de convivencia del beneficiario con otras personas unidas con aquel por matrimonio o por lazos de parentesco de consanguinidad o adopción hasta el segundo grado), sean inferiores a las cuantías que se señalan por norma.

Edad

Tener sesenta y cinco años o más.

Residencia

Residir en territorio español y haberlo hecho durante un período de diez años, en el período que media entre la fecha de cumplimiento de los dieciséis años y la de devengo de la pensión, de los cuales dos han de ser consecutivos e inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud.

La compatibilidad de la pensión

La pensión no contributiva de jubilación es incompatible con la pensión no contributiva de invalidez, con las pensiones asistenciales, y con los subsidios de garantía de ingresos mínimos y por ayuda de tercera persona, así como con la condición de causante de la asignación familiar por hijo a cargo mayor de dieciocho años y con discapacidad igual o superior al 65%.  

Subida del 1,8%

Una de las grandes sorpresas durante al anuncio de las partidas de los Presupuestos Generales del Estado 2021 ha sido la de revalorizar las pensiones no contributivas el doble del Índice de Precios al Consumo (IPC), cuya previsión es del 0,9% para el próximo año. "Las pensiones no contributivas crecerán el doble que la inflación, hasta el 1,8%, demostrando una vez más que este Gobierno es especialmente sensible con las personas con menores recursos", comunicaba el presidente Pedro Sánchez en la rueda de prensa en la que se realizó el anuncio. Una medida que afectaría a cerca de medio millón de pensionistas.

Las pensiones no contributivas que cubren las prestaciones de jubilación e invalidez para aquellos que no hayan cotizado lo suficiente, han sido tradicionalmente las grandes olvidadas, de muy baja cuantía y que recaen fundamentalmente por mujeres. Por eso, el anuncio de una subida podría ser una buena noticia, pero con muchos matices, ya que el incremento es, según los expertos y pensionistas, "todavía muy escaso". 

Captura de pantalla 2020 10 27 a las 18.33.15
Fuente: Anteproyecto del Ley PGE 2021
 

La subida es "insuficiente"

Según los datos oficiales que publica el Imserso (@Imserso), que es el organismo encargado de su gestión, un jubilado no contributivo promedio no llega ni siquiera a cobrar 400 euros al mes, y la media nacional se sitúa en 397,83 euros mensuales. De ahí que Miguel Fernández, experto en Seguridad Social de la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de pensiones, considera "ridícula" la subida. "El aumento va de 2 euros en las más bajas a 7 euros más de media al mes", calcula.

Por su parte, Juan Carlos Llano, analista de la Red Europea Contra la Pobreza y la Exclusión Social (@EAPNes), considera que cualquier incremento de las pensiones igual o por encima del IPC debe valorarse positivamente, aunque sea insuficiente. "Las personas mayores están sufriendo con extrema intensidad las consecuencias de la pandemia y mantener su capacidad adquisitiva es lo menos que puede hacerse". Sin embargo matiza que el incremento de las pensiones no modificará en nada la situación de los pensionistas más pobres, pero al menos hará que no empeore. 

Los pensionistas piden que se acerque al salario mínimo

La plataforma de pensionistas defienden que las pensiones mínimas suban según el criterio de la Carta Social Europea (CSE) hasta el 60% del salario medio nacional que se sitúa actualmente en los 950 euros mensuales.

"Las no contributivas son pensiones mínimas de miseria. Hay que fijar una base razonable y establecer una línea de crecimiento cada año", reivindica Juan Miguel Fernández, quien considera que con 400 euros al mes no se puede vivir.  Apunta además que el Pacto de Toledo ha sido también "desconsiderado" con estas pensiones al ligar su mejora "con una estructura y cuantías que no supongan un desincentivo a la cotización”. "Resulta una ofensa para personas con discapacidad por ejemplo, que no pueden trabajar, pero que necesitan estos ingresos, que se condicione al empleo".

Evolución salario mínimo interprofesional en España

Captura de pantalla 2020 10 27 a las 18.42.11

 

"Sería mejor ampliar su cobertura"

"La subida de las pensiones no contributivas en un 1,8% va a satisfacer indudablemente a sus beneficiarios!, opina el profesor Josep Fargas, experto en Derecho de la Seguridad Social de la Universidad Pompeu Fabra (@UPFBarcelona) quien recuerda que el IPC de los últimos 12 meses ha sido negativo por lo que mantener este compromiso "es una buena noticia". Pero en su opinión, sería más importante ampliar el número de beneficiarios de rentas mínimas no contributivas, en vez de incrementar las ya concedidas por encima del IPC. 

"Recordemos que acaban de suprimirse una prestación no contributiva (las asignaciones por hijo a cargo sin discapacidad) para financiar la nueva prestación del Ingreso Mínimo Vital que tendrá menos personas beneficiarias que la suprimida", aclara. Así recuerda que la "lucha contra la pobreza tiene múltiples frentes", en relación a las carencias en vivienda, energía y comunicaciones, que desde su punto de vista exigen otras políticas distintas a estos incrementos de las pensiones no contributivas.

Por último, hay que tener en cuenta que la pensión no contributiva es vitalicia, siempre y cuando se sigan cumpliendo todos los requisitos, y que la gestión corre a cargo de las comunidades autónomas, por lo que se tienen que tramitar en los órganos competentes de cada una de ellas y en las direcciones provinciales del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) en las ciudades de Ceuta y Melilla.

1
Juan M. Hace 11 días
¿Para cuando este tipo de pensiones fuera del presupuesto en el sistema de la Seguridad Social? Si no se hace, pagaremos justos por pecadores, quienes hemos cotizado religiosamente de quienes no aportaron nada a las arcas del Estado...y encima dicen que tienen que subirse...pues si es así, la misma subida a las pensiones contributivas. ¡es de justicia! Lo demás es palabrería cursi que se q no agrada en los tiempos q corren, del buenismo y la falsa hipocresía. Estamos hablando de sosteni