Planes de inversión

10 consejos para invertir tus ahorros sin sorpresas

Toni Esteve

Foto: BIGSTOCK

Lunes 29 de junio de 2020

3 minutos

Nunca inviertas en productos de inversión que no entiendas

10 consejos para invertir tus ahorros sin sorpresas
Toni Esteve

Foto: BIGSTOCK

Lunes 29 de junio de 2020

3 minutos

Invertir nuestros ahorros puede ser una buena opción para sacarles una rentabilidad, ya que generaremos más dinero del que podríamos conseguir sencillamente ahorrando, y además con mayor rapidez. Pero claro, invertir siempre supone correr un riesgo, porque los productos financieros no se pueden devolver, como podríamos hacer con un producto defectuoso o que no nos ha gustado. Ten en cuenta también que las expectativas de rentabilidad van siempre en función del nivel de riesgo que se asume: cuanta más rentabilidad desees, más tendrás que arriesgar.

Por eso antes de invertir deberías determinar cuál es tu perfil de inversor (entre conservador y arriesgado), elegir un intermediario autorizado para elegir los productos específicos y, naturalmente vigilar a posteriori tus inversiones.

España, a la cola de Europa en ahorro para la jubilación: seis veces menos que ingleses o daneses

 

Un buen punto de partida para valorar si quieres invertir tus ahorros sería seguir estos consejos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (@CNMV_MEDIOS) y del Banco de España (@BancoDeEspana):

1.  Conoce bien tus objetivos financieros y tu tolerancia al riesgo para poder elegir inversiones con un nivel de riesgo, rentabilidad y plazo adecuados para tu perfil. Nunca inviertas en productos que no entiendas.

2.  Busca consejo profesional para la toma de decisiones de inversión. Para evitar disgustos, mantén el contacto con tu intermediario y determina el alcance de tus responsabilidades.

3.  Invierte solo el excedente entre tus ingresos y tus gastos comunes. Elimina primero las deudas por las que pagas altos intereses y sanea tu situación financiera actual, antes de tomar decisiones de inversión.

4.  Invierte a largo plazo. Los mercados suben y bajan, pero a largo plazo suele haber más subidas que bajadas. Que no te distraigan las variaciones diarias.

5.  Diversifica. Cuanto más, mejor.

6.  Conviene mantener una mezcla de inversiones con distintos horizontes temporales, para poder atender a distintas necesidades a medida que se presentan.

7.  Cuidado con las comisiones, ya que inciden mucho en la rentabilidad final de tu inversión. Hoy en día es relativamente fácil realizar inversiones especulativas, comprando y vendiendo a muy corto plazo a través de Internet y operar en mercados antes reservados a expertos. Sin embargo, solo por ser fácil, no es recomendable.

8.  Empieza a invertir cuanto antes. De todos los factores que afectan a la acumulación de capital por inversión (cantidad inicial invertida, cantidad de las aportaciones, rentabilidad, tiempo que se mantiene la inversión) el más importante es el factor tiempo. La regla del 72 es una orientación para saber los años necesarios para que una inversión con interés compuesto doble su valor. Simplemente, hay que dividir 72 entre el tipo de interés: 72 / Tipo de interés = Número de años. Por ejemplo, una inversión con interés compuesto del 6%, doblará en valor en 12 años.

De la misma forma, se puede saber el tipo de interés necesario para que una inversión doble su valor en un número determinado de años: 72 / Número de años = Tipo de interés necesario.

9.  Evita las modas y no intentes repetir la historia. Las rentabilidades históricas no son ninguna garantía de rentabilidad futura y nadie sabe lo que harán los mercados. La disciplina y paciencia son rasgos importantes para el pequeño inversor. El miedo y la avaricia son sus enemigos. Hay que evitar “comprar caro” cuando los mercados viven momentos eufóricos y “vender barato” en los momentos de crisis. En cuanto a la disciplina, se recomienda hacer aportaciones periódicas y regulares, aunque sean de pequeña cantidad, en vez de esperar lo que pueden parecer momentos oportunos para invertir cantidades más grandes.

10.  Si alguien te ofrece una inversión “demasiado buena para ser verdad” lo más probable es que no sea verdad. Nunca confíes en desconocidos que te ofrecen consejos no solicitados sobre inversiones. Nunca comprometas tu dinero sin entender la inversión y los riesgos que conlleva.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?