Economía

Los precios siguen disparados: un 7,6% más caros, hundiendo el bolsillo del pensionista

Pepa Montero

Foto: EUROPA PRESS

Viernes 11 de marzo de 2022

5 minutos

El IPC anota en febrero su tasa más alta en 36 años

Los precios siguen disparados: un 7,6% más caros, hundiendo el bolsillo del pensionista
Pepa Montero

Foto: EUROPA PRESS

Viernes 11 de marzo de 2022

5 minutos

La inflación empieza el año desbocada en el 6,1%

Los precios seguirán disparados en 2022, agujereando el bolsillo del pensionista

 

La espiral inflacionista con que terminó 2021 se ha vuelto más virulenta en los dos primeros meses de 2022, con tasas de aumento de los precios inéditas. Así, el Índice de Precios de Consumo (IPC) ha subido un 0,8% en febrero en relación al mes anterior con lo que eleva su tasa interanual 1,5 puntos y se encarama al 7,6%, su tasa más alta en casi 36 años, concretamente desde diciembre de 1986, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa interanual del IPC registrada en febrero (7,6%) es dos décimas superior a la avanzada a finales del mes pasado por el INE (7,4%). En el caso de la tasa mensual (+0,8%), el dato definitivo también es dos décimas superior al que adelantó Estadística (+0,6%).

ipc anual febrero
Fuente: INE

 

La prueba de la espiral inflacionista en que ha entrado la cesta de la compra es que, con el dato de febrero, el IPC interanual encadena su decimoquinta tasa positiva consecutiva y suma tres meses seguidos en tasas superiores al 6%, niveles que no se veían en tres décadas.

Este nivel de precios de la compra confirma la enorme pérdida de poder adquisitivo de las pensiones, ya que el aumento de las pagas este año ha sido del 2,5% para las contributivas y del 3% para las mínimas y no contributivas, porcentajes muy inferiores a los que alcanzan los precios en este arranque de año. 

Electricidad, restauración y gasolinas disparan el IPC

Según detalla el INE, la subida interanual del IPC hasta el 7,6% se debe a los precios de la electricidad, que disminuyeron menos que en febrero de 2021; al incremento de los precios de la restauración, y al encarecimiento del gasóleo para calefacción, de los carburantes, de los automóviles y de algunos alimentos, como legumbres y hortalizas; leche, queso y huevos, y pan y cereales.

Sin tener en cuenta la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y las variaciones sobre otros impuestos, el IPC interanual alcanzó en febrero el 8,5%, nueve décimas más que la tasa general del 7,6%.

Así lo refleja el IPC a impuestos constantes que el INE también publica en el marco de esta estadística. La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó en febrero seis décimas, hasta el 3%, con lo que se sitúa más de 4,5 puntos por debajo de la tasa del IPC general. Es la tasa más elevada de la subyacente desde septiembre de 2008.

ipc mensual febrero
Fuente: INE

 

Considerado en tasa mensual, el IPC aumentó un 0,8% respecto al mes anterior, en contraste con el retroceso del 0,4% que experimentó en enero, por la subida de los precios de los carburantes, de los combustibles para calefacción, de las frutas y otros productos alimenticios, y de la restauración.

En el último año, la calefacción, el alumbrado y la distribución de agua se han encarecido un 51,7%; los aceites y grases han elevado sus precios un 28,1% y el transporte personal es un 13,3% más caro por el mayor coste de los carburantes.

La luz ha subido un 80,5% en un año

En el último año, el recibo de la luz se ha encarecido un 80,5% incluyendo las rebajas impositivas aplicadas a la factura de la electricidad (en enero de 2021 esta subida era del 46,4%). Ahora bien, para tener una idea más exacta del desbocado incremento energético, habría que descontar duchas rebajas fiscales, con lo cual, la subida interanual del precio de la luz sería del 106,6% en febrero y supone que el precio se ha más que duplicado en un año.

Junto a la electricidad y el gasóleo para calefacción, también contribuyó al repunte del IPC interanual el grupo de alimentos, que elevó ocho décimas su tasa, hasta el 5,6%, y el grupo de transporte, que registró una tasa interanual del 12,8%, un punto y medio superior a la de enero, por el mayor precio de los carburantes para vehículos personales y el encarecimiento de los automóviles.

Asimismo, el grupo de hoteles, cafés y restaurantes incrementó siete décimas su tasa interanual en febrero por el aumento de los precios de la restauración.

El butano sube el 33% y el aceite de oliva, el 30%

Otros productos que impactan en este remolino de precios son los combustibles líquidos, con alzas del 52,3% respecto al año pasado, así como el butano y el propano, que se han encarecido el 33,4% en un solo año.

También el aceite de oliva ha experimentado un fuerte incremento del 30,6%, y otros aceites ven subir sus precios el 32,3%. 

Por el contrario, según el INE, lo que más se abarata desde febrero de 2021 son los peajes y aparcamientos (-20,8%); los equipos de telefonía móvil (-5,7%); los ordenadores personales (-4%); el transporte marítimo de pasajeros (-3,1%), y los vuelos internacionales (-2,2%).

Sobre el autor:

Pepa Montero

Pepa Montero

Pepa Montero es redactora especializada en temas de economía. Ha trabajado en medios como El Economista y La Gaceta de los Negocios. Es autora del libro de relatos La casa de las palmeras (Azul como la Naranja, 2013).

… saber más sobre el autor