Al aire libre

En España también hay desiertos, ¿cuáles merece la pena visitar?

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Viernes 7 de febrero de 2020

3 minutos

Ofrecen paisajes que parecen salidos de un sueño, ya que no son muy comunes en la Península Ibérica

En España también hay desiertos. Desierto de Tabernas

España es un país de contrastes gracias a su orografía y a la variedad climática, resultante de estar expuesta al Océano Atlántico y al Mar Mediterráneo. Eso hace que en nuestra geografía encontremos todo tipo de paisajes con los que deleitar nuestra vista. Los más celebrados suelen ser los montañosos, los que tienen al mar como protagonista o aquellos coronados por las cascadas más espectaculares. Sin embargo pocas veces se habla de lo atractivo que un paraje desértico puede resultar. Y es que en España hay varios desiertos (aunque solo uno esté catalogado como tal) que bien merecen una visita.

En ellos encontrarás postales menos habituales pero no por ello carentes de belleza. Y por supuesto, podrás disfrutar de interesantes paseos al aire libre, evitando, eso sí, las épocas de mayor calor, pues, como es evidente, estas son las menos recomendables para visitar los siguientes lugares.

Los Monegros

A apenas 50 kilómetros de Zaragoza se extiende esta conocida superficie desértica que ocupa terreno tanto de la provincia zaragozana como de Huesca. Debe su nombre al color de los montes que se encuentran en su territorio, tal y como ya apuntaron cronistas árabes durante la Edad Media. Hoy en día es conocido por un festival de música que se celebra en la zona, aunque ese no es el motivo de incluirlo en esta lista, sino su peculiar ecosistema, más propio de las estepas orientales que de la Península Ibérica.

En él se pueden encontrar pequeñas elevaciones y algunas saladas, balsas y lagunas que le otorgan un aspecto casi onírico en ciertos momentos del día. Como es de suponer, las lluvias son muy escasas con lo que al no tener casi posibilidades de agricultura, cuenta con muy poca población.

Desierto De Los Monegros

Tabernas

Al norte de Almería se extiende entre las sierras de los Filabres y Alhamilla el desierto más famoso de España, aunque solo sea porque todos lo hemos visto en decenas de películas. Protegido como Paraje Natural el de Tabernas es considerado el único desierto de Europa por las características de su suelo y por el nivel de precipitaciones -escasísimas y torrenciales en caso de que se den-.

Su extensión es de unos 280 kilómetros cuadrados, en los que podemos ver los paisajes típicos de zonas desérticas, los cuales atrajeron entre los años 50 y 70 del siglo XX a la industria del cine a rodar en Almería. Dado que era más barato que en algunas localizaciones de Estados Unidos, por allí pasaron las estrellas de films como Lawrence de Arabia y Patton. Aunque si por algo se caracterizó la producción cinematográfica almeriense fue por la cantidad de westerns que lo eligieron como escenario. De hecho, las grandes obras del subgénero del Spaghetti Western utilizaron decorados levantados en el desierto de Tabernas: Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio, El bueno, el feo y el malo o Hasta que llegó su hora (todas ellas de Sergio Leone) fueron un ejemplo. En la actualidad, además de los paisajes naturales, los visitantes también pueden fotografiar y visitar los estudios de cine que aún perviven y las ruinas de los que pasaron a mejor vida.

Desierto de Tabernas

Jandía y Corralejo en Fuerteventura

En este caso hablamos de dos zonas diferentes pero que se hallan en la misma isla. Y dado que la distancia de una a otra no es muy grande, las englobamos en el mismo apartado. No obstante, has de recordar que el Parque Natural de Jandía es un área desértica protegida que se encuentra al sur de Fuerteventura, mientras que Corralejo está localizado en el extremo opuesto, justo al norte.

Sobre Jandía hay que destacar que alberga especies endémicas a las que es posible observar en un hábitat que está tan bien conservado como amenazado. De hecho, para los amantes de las aves, se trata de un lugar perfecto para visitar, ya que en su territorio hay unas 28 especies, destacando la avutarda y los chorlitejos (tanto el patinegro como el chico). En cuanto al Parque Natural de Corralejo, alberga impresionantes dunas -las más grandes de las Islas Canarias-, las cuales son, sin lugar a dudas, su principal atractivo.

Desierto de Corralejo

Bardenas Reales

El cuarto paraje desértico por excelencia de nuestro país se puede visitar en Navarra. El Parque Natural de las Bardenas Reales es el resultado de la acción del clima sobre un terreno compuesto de arcillas, areniscas y yeso, lo que ha dado lugar a formas que resultan, cuanto menos, fascinantes.

Entre los lugares más destacados de este paraje destacan la Bardena Blanca (con tierras de tonos más claros y donde destacan las estructuras conocidas como cabezos), la Bardena Negra (con tonos oscuros y algo más de vegetación) y El Plano (una meseta que se eleva unos 100 metros con respecto al terreno que la rodea). Asimismo, si vas a visitar las Bardenas Reales, recuerda los siguientes nombres de lugares que no te puedes perder: El Rincón del Bú, Caídas de la Negra, El Vedado de Eguarás y la Lanzaduría.

Bardenas Reales
0

No hay comentarios ¿Te animas?