Al aire libre

Descubre estos seis bosques de leyenda

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Sábado 21 de marzo de 2020

4 minutos

El 21 de marzo se celebra el Día Internacional de los Bosques en todo el mundo

Descubre estos bosques míticos en el Día Internacional de los Bosques

Desde el año 2013, cada 21 de marzo se celebra en el mundo el Día Internacional de los Bosques, una iniciativa de la ONU para rendir “homenaje a la importancia de todos los tipos de bosques e intentar generar conciencia al respecto”. 

“Los bosques cubren un tercio de la superficie terrestre y juegan un papel fundamental en la vida del planeta. Más de 1 000 millones de personas —incluidas más de 2.000 pueblos indígenas— dependen de los bosques para sobrevivir: les proporciona alimentos, medicinas, combustible y abrigo. Desde un punto de vista biológico, los bosques son los ecosistemas terrestres más diversos, donde se albergan más del 80% de las especies animales y vegetales”, añaden en Naciones Unidas, donde han propuesto como lema este año Bosques y biodiversidad. Aprovechando esta fecha, hemos realizado un repaso a algunos de los bosques con más carga mágica o con interesantes leyendas, los cuales merece la pena visitar por su belleza.

6 bosques en Madrid para disfrutar de la naturaleza

Broceliande (Francia)

Uno de los bosques con más leyendas es este que cubre una parte de Bretaña, ya que, de hecho, es allí donde se encuentra la tumba del mítico mago Merlín. Situado a unos 30 kilómetros de Rennes, este bosque se extiende por 7.000 hectáreas en las que hay poblaciones y castillos, con lo que su visita puede llevar un día o varios, dependiendo del plan que se quiera seguir.

Eso sí, se pase en él el tiempo que se pase, las leyendas de los ciclos artúricos están muy presentes, ya que a la citada tumba de Merlín hay que añadirle la fuente de la juventud, el Valle sin Retorno (zona que dominaba el hada Morgana), la fuente de Barenton (lugar de pruebas para los caballeros medievales) o los monumentos megalíticos como la tumba del Gigante, la casa de Viviane y El Jardín de los Monjes.

Descubre estos bosques míticos en el Día Internacional de los Bosques. Broceliande

Parque Nacional de los Lagos de Plitvice (Croacia)

La leyenda cuenta que el propio diablo fue el artífice de los Lagos de Plitvice y la superficie boscosa que los rodea, lo que ya de por sí despierta el interés del visitante. Y si a eso se le añade que es uno de los lugares más bellos de Croacia, está claro que se convierte en una visita obligada.

Este Parque Nacional está situado en la región de Lika y destaca por su espeso bosque, sus 16 lagos a diferentes altitudes y por las 92 cataratas y cascadas que los unen. Es, por lo tanto, un paraje lleno de encanto que nació a partir de una sequía, según reza el mito. El sobrenombre de Jardín del Diablo viene porque los lugareños estaban desesperados, ya que no llovía y todo se había secado. Así que, harto de tantas plegarias, Lucifer envió nubes para inundar la zona.

Descubre estos bosques míticos en el Día Internacional de los Bosques. Plitvice

Bosque de Hallerbos (Bélgica)

Si hablamos de efectos casi mágicos, hay que hacerlo de este bosque situado cerca de Halle, en Bélgica, a apenas 15 kilómetros de Bruselas. Y es que en los meses de abril y mayo su suelo se cubre de jacintos y campanillas, de tal modo que se transforma en una alfombra con tonos violáceos y azulados que le otorgan un ambiente feérico, casi imposible.

Además, sobre esta superficie se levantan abedules, hayas e incluso secuoyas que tienen una gran longevidad. Precisamente ese es una de las claves de Hallerbos, que se trata de un bosque antiguo (lo que hace posible el nacimiento de las citadas flores), que solo se vio perturbado por los estragos de la Primera Guerra Mundial.

Bosque de Hallerbos

Selva Negra (Alemania)

Este amplio territorio emplazado en el suroeste de Alemania también es fuente de múltiples leyendas, muchas de ellas nacidas de las plumas de los Hermanos Grimm, quienes situaron muchos de sus cuentos en estas tierras boscosas llamadas Selva Negra o Bosque Negro desde tiempos del Imperio Romano. Al parecer, era tan denso el bosque por entonces, que los romanos denominaron a este macizo montañoso Populus Nigra.

Casi 20 siglos después la densidad boscosa no es tan grande, debido sobre todo a que hay localidades llenas de encanto y a que se ha convertido en uno de los destinos turísticos más populares de Alemania. Sin embargo, si te adentras por sus caminos, entre los árboles, no te costará imaginar que por allí pulularan elfos, hadas y demás personajes fantásticos de la mitología germana y centroeuropea. De hecho, en el Lago Mummel se dice que habitan ninfas de indescifrable belleza que son capaces de enamorar a todo aquel que las vea en días de luna llena.

Selva Negra

Bosque de bambú de Arashiyama (Japón)

Como se puede deducir a partir de su nombre, se trata de una superficie boscosa compuesta en su gran mayoría por esta planta en forma de caña, con lo que ofrece un escenario casi de cuento. Tanto es así que se trata de uno de los lugares más visitados de Japón.

En él, situado en la ciudad de Kamakura (cerca de Kyoto) es posible encontrar más de 50 variedades de bambú, que se alzan hacia el cielo como miles de lanzas, creando un paraje que antaño era muy apreciado por la nobleza japonesa. De hecho, sus miembros eran los únicos que podían aventurarse en su interior.

Bosque de bambú de Arashiyama

Parque Nacional de Garajonay (La Gomera, España)

La última parada de bosques cargados de leyendas la hacemos en la isla canaria de La Gomera, concretamente en el Parque Nacional de Garajonay, llamado así por una pareja de enamorados que no acabaron bien sus días. Esta impresionante zona donde se acumula la niebla y crece un fantástico bosque de laurisilva (un tipo de árbol que cubría casi toda Europa en el Terciario) fue el escenario al que huyeron la princesa gomera Gara y un príncipe tinerfeño de nombre Jonay.

Hay varias versiones de su historia, aunque todas acaban con la pareja suicidándose en el Alto de Garajonay. La más popular es la que cuenta cómo Jonay fue nadando con ayuda de odres de piel inflados desde Tenerife hasta La Gomera. Una vez allí reclamó el amor de la muchacha, que lo rechazó por ser de una clase más baja, a pesar de sentir amor por él. Cuando lo volvió a intentar y fue rechazado de nuevo, Jonay enfureció y golpeó a Gara. Entonces, fue capturado y condenado a muerte. Pero claro, el amor de la princesa era real, así que lo rescató y ambos huyeron juntos hacia el monte antes citado. Una vez arriba, y rodeados por sus seguidores, la pareja de enamorados decidió lanzarse contra unas ramas afiladas, poniendo fin a su vida.

Parque Nacional de Garajonay
0

No hay comentarios ¿Te animas?