Al aire libre

Disfrutar de la nieve aunque no esquíes es más que posible

Mariola Báez

Sábado 23 de noviembre de 2019

1 minuto

Si calzarte los esquíes y deslizarte por una empinada ladera no te atrae demasiado, tienes otras opciones para disfrutar de los paisajes nevados y pasarlo fenomenal en la nieve

Paseos en raqueta por la nieve como alternativa al esquí (Bigstock)

Son muchas las personas a las que les encanta contemplar y sentir la naturaleza también en invierno. Las estaciones de esquí cada vez cuentan con una mayor variedad de actividades, que son una alternativa tanto o más apetecible que el propio esquí. Desde una excursión con raquetas de nieve, hasta un inolvidable paseo en trineo tirado por perros… opciones a las que resulta difícil resistirse y que también son ideales si planeas pasar unos días en la nieve con tus seres queridos.

Actividades para pasarlo bien en la nieve sin esquíes

raquetas de nieve para disfrutar de la nieve sin esquís (creative commons)

Tienes multitud de propuestas entre las que elegir según tus preferencias, más “tranquilas” o más “aventureras. Si te gusta el senderismo, caminar en una magnífica extensión de nieve casi virgen, o perderte entre bosques nevados con la única ayuda de tus raquetas, es una experiencia que puedes tener si te animas a recorrer el circuito de tres kilómetros que te ofrece, por ejemplo, la estación de Cerler, la más alta del Pirineo aragonés.

Si prefieres que “te lleven” y además eres un amante de los animales, prueba el mushing, un paseo en trineo tirado por perros que se seguro no olvidarás. En Andorra, puedes vivir esta experiencia única, por ejemplo en la estación de GrandValira.

Mushing para disfrutar de la nieve aunque no esquíes (creative commons)

Otra posibilidad interesante es subirte al telesilla para disfrutar de vistas espectaculares aunque no vayas a descender con tus esquís. En Formigal-Panticosa tienes un ‘Menú de altura” para que subas a la zona del Cantal y, entre montañas, saborees un buen menú montañés.

Para los amantes de emociones fuertes, las motos de nieve son otra excelente idea para soltar adrenalina en un entorno muy especial como el que ofrecen los magníficos paisajes de la estación de Sierra Nevada,

Por último, dos propuestas más, especialmente recomendables si tu escapada de invierno incluye compartir experiencias con los más pequeños de tu familia. Hacer tubbing, deslizándoos sobre un flotador gigante por un tobogán de nieve en el Parque lúdico de Port Ainé en el Pirineo leridano, o construir juntos un iglú, son dos ideas tan geniales como divertidas para disfrutar de la nieve aunque no practiques deporte blanco alguno.

0

No hay comentarios ¿Te animas?