Al aire libre

¿Es obligatorio llevar timbre en la bicicleta?

Carlos Zapatero

Martes 26 de marzo de 2019

3 minutos

En los trayectos urbanos en bici, extremar las precauciones es la mejor forma de prevenir los sustos

Conoce si debes de llevar timbre en tu bicicleta, y otros consejos de seguridad, en tu día a día (big stock )
Carlos Zapatero

Martes 26 de marzo de 2019

3 minutos

Así como la obligatoriedad del uso de las luces depende de las condiciones de visibilidad, el uso del timbre en nuestra bicicleta siempre ha estado rodeado de una serie de interrogantes acerca de si era obligatorio, o no, su uso por ciudad.

¿Qué dice la ley al respecto?

Según el Reglamento General de Vehículos del B.O.E., el Artículo 22 expone que “las bicicletas deberán disponer de un timbre, prohibiéndose el empleo de otro aparato acústico diferente a aquél”. Por tanto, no es que el uso del timbre sea obligatorio en cualquier caso, sino que este no puede ser sustituido por ningún otro elemento con capacidad para hacer sonido a partir de su interacción, como podría ser una campana o cualquier otro objeto de características similares, especialmente pensados para advertir de las situaciones de peligro.

El timbre es uno de los elementos de seguridad más importantes cuando circulamos con bicicleta. Su uso puede ser vital para llamar la atención de un peatón, otra bicicleta o de cualquier otra circunstancia relacionada ante un momento de peligro. Sin embargo, existen otros factores, además del timbre, que pueden hacer que circulemos más seguros. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Te enseñamos los principales!

Conoce si debes de llevar timbre en tu bicicleta, y otros consejos de seguridad, en tu día a día (big stock  )

Los frenos, ¿los has revisado hace poco?

Son uno de los elementos de seguridad más importantes de nuestra bicicleta. Por este motivo, es importante que hagamos el mantenimiento adecuado de manera frecuente. Los frenos serán los encargados de detener nuestra bici en situaciones cotidianas, como el cambio de color de un semáforo, o en momentos de emergencia, como cuando se nos cruza un animal u otra bicicleta. Como nunca sabemos el momento en el que pueden llegar a salvarnos de una caída o atropello, conviene hacer un esfuerzo para mantenerlos en el mejor estado posible.

Comprueba la presión de las ruedas

Unas ruedas que no tengan la presión suficiente pueden provocarnos una mayor exposición ante el peligro. Cuanta menos presión tengan, mayor superficie de la rueda va a estar en contacto con el suelo, por lo que vamos a necesitar una mayor distancia de frenado, a la par que perdemos tracción sobre el terreno. Es importante que revises las ruedas de manera habitual y, ante la mínima duda, acudas a tu taller de confianza. 

Utiliza el casco

Pese a que el uso del casco no es obligatorio en ciudad, es recomendable en cualquier caso, sin importar la edad. Por lo que conviene que utilicemos el casco cuando vamos a circular con la bici, especialmente en situaciones de en las que vayamos a circular con demasiado tráfico. Por ciudad, el uso del casco es vital para evitar males mayores cuando se producen caídas.