Cine

'23 paseos', una historia de amor entre dos jubilados

David Vargas

Foto: Fotograma de la película

Viernes 15 de enero de 2021

4 minutos

La película muestra que el amor no tiene edad, a pesar de los prejuicios sociales

Este viernes se estrena ’23 paseos’, una historia de amor entre dos jubilados
David Vargas

Foto: Fotograma de la película

Viernes 15 de enero de 2021

4 minutos

A sus 76 años, Paul Morrison escribe y dirige 23 paseos, una historia de amor sencilla e intimista protagonizada por Dave Johns y Alison Steadman. ¿De qué va? Dave y Fern son dos jubilados desconocidos que coinciden casualmente mientras pasean a sus respectivos perros, un pastor alemán y un Yorkshire terrier. Es durante esos paseos que surge un romance tardío que debe afrontar las mochilas y experiencias que ambos arrastran.

A Paul Morrison lo recordamos por ser el autor de Solomon & Gaenor, una historia de amor ilícito a principios del siglo XX entre un vendedor ambulante de origen judío y una joven galesa de familia puritana, y, más recientemente, por el filme Sin límites (disponible en Filmin), sobre la convivencia entre Salvador Dalí, Luis Buñuel y Federico García Lorca en la Residencia de Estudiantes de Madrid.

Y ahora las salas de cine estrenan este viernes su último trabajo, un filme conmovedor que pone de manifiesto que, pese al paso de los años, cualquier edad es buena para disfrutar del amor en toda su plenitud. Además, lo hace sin caer en los clichés habituales en este tipo de historias y sin mostrar situaciones banales que nada aportan. Nos encontramos ante un retrato de la vejez honesto, profundo y complejo narrativamente hablando que nos enseña que en nuestra madurez hay espacio para la alegría, la intimidad y el amor, y que lo necesitamos.

La belleza de las cosas simples

Uno de los aciertos de este filme son los paisajes exteriores. Gran parte de la trama transcurre en parques y bosques, y se agradece porque transmite el mensaje de que estamos conectados con la naturaleza, sobre todo en estos tiempos de pandemia. Además, los perros de los protagonistas juegan un papel fundamental. Y es que sirven de hilo conductor para que lleguen a conocerse y se enamoren.

23 paseos también tiene un fuerte componente de compromiso social, al abordar temas como la soledad o los problemas de vivienda, que conectan con nuestra realidad. En cierta manera, es como si el director nos dijera que la soledad no es una situación intrínsecamente ligada a la vejez, sino que más bien deriva de la sociedad que nos ha tocado vivir.

En definitiva, la película nos demuestra que el amor no tiene edad, y lo hace de una manera original y tierna, pero sin caer en los sentimentalismos de esos telefilmes románticos azucarados de sobremesa. Aquí los personajes, transmiten veracidad y aprenden que las relaciones solo prosperan si se basan en la confianza mutua. Se agradece un filme que aborda el tema del amor en la tercera edad desde todos los ángulos. 23 paseos se estrena en las salas de cine este viernes 15 de enero.