Cine

5 clásicos sobre la Guerra Fría para cualquier amante del cine

Marco Herrera

Lunes 22 de abril de 2019

3 minutos

La Guerra Fría y sus consecuencias han dejado excelentes películas durante los últimos 50 años

Orson Welles en El Tercer Hombre (1949), una de los mejores clásicos sobre la Guerra Fría de la historia del cine (20th Century Fox)

La Guerra Fría protagonizada por Estados Unidos y la Unión Soviética por albergar el máximo poder a escala mundial tras la Segunda Guerra Mundial ha proporcionado grandes novelas y, por extensión, ha dado excelentes títulos al cine. Repasamos cinco títulos considerados ya clásicos del género.

'El Tercer Hombre' (1949)

Dirigida por Carol Reed y ambientada en la posguerra de la II Guerra Mundial en Viena, este film noir captura la escasa moral de un mundo que emerge de las cenizas del conflicto global en la Guerra Fría. Con la ciudad dividida en secciones estadounidense, británica, francesa y soviética, las condiciones son propicias para los vendedores del mercado negro como Harry Lime (Orson Welles), o para que la policía crea a Holly Martins (Joseph Cotton). Martins, escritor de westerns, acaba de llegar a Viena por invitación de Lime, solo para descubrir que su amigo fue asesinado horas antes por un camión en marcha. Algo de todo esto le parece extraño, y cuando se entera de que pudo haber un tercer hombre no identificado en la escena del accidente, se dispone a limpiar el nombre de Lime. Pero nada es lo que parece en ese mundo sombrío de secretos y sospechas.

'Con la muerte en los talones' (1959)

Una historia de identidad errónea inspirada en la historia real de Operation Mincemeat es una de las películas más entretenidas de Alfred Hitchcock. Cary Grant es el desempeñado y elegante Roger Thornhill, un ejecutivo de publicidad con la mala suerte de ser confundido con un espía estadounidense llamado George Kaplan. Interrogado por matones extranjeros, arrestado por un cargo falso y encausado por el asesinato de un embajador de Estados Unidos, Thornhill tiene un respiro cuando se encuentra en un tren con la ingeniosa Eve Kendell (Eva Marie Saint). Este retorcido thriller captura perfectamente la paranoia y el relativismo moral de la época de la Guerra Fría, y estableció una dinámica que las películas de espionaje de hoy en día aún intentan igualar.

'El mensajero del miedo' (1962)

Estrenada en el apogeo de la crisis de los misiles con Cuba y un año antes del asesinato de John F. Kennedy, este clásico thriller político está protagonizado por Frank Sinatra, Janet Leigh y Angela Lansbury en un papel nominado al Oscar. Cuando su pelotón es capturado en la Guerra de Corea, el comandante Bennett Marco (Sinatra) y sus hombres son llevados a Manchuria y un grupo de funcionarios soviéticos y chinos les lavan el cerebro. Años más tarde, Marco tiene una pesadilla recurrente en la que Shaw mata a dos de sus compañeros soldados. Tras enterarse de que otro miembro del pelotón ha tenido la misma pesadilla, se propone exponer una siniestra conspiración internacional con raíces personales. El director John Frankenheimer se adhirió a la novela de Richard Condon en esta sátira histórica.

'Punto límite' (1964)

El thriller de Sidney Lumet tuvo la desafortunada suerte de ser estrenada el mismo año que el ¿Teléfono rojo? ¡Volamos hacia Moscú! (1964) de Stanley Kubrick. Pero en los años siguientes, Punto límite (1964) ha sido aclamada por su hábil ritmo y su conmovedor mensaje antinuclear. Henry Fonda interpreta al Presidente de los Estados Unidos, quien debe negociar con su homólogo soviético cuando un error informático envía a un grupo de bombarderos estadounidenses en una misión para atacar a Moscú. Una vez que los aviones pasan el punto de seguridad, su comandante ha sido entrenado para rechazar todas las contra órdenes como engaños soviéticos. Con el mundo al borde del holocausto nuclear, el presidente solo tiene una terrible opción por jugar: garantiza que si los bombarderos entregan su carga en Moscú, ordenará la destrucción de la ciudad de Nueva York.

'El Topo' (2011)

El maestro novelista de espías y exagente del servicio secreto John le Carré cuestionó abiertamente si su trama de un soviético en los niveles más altos del MI6 podría adaptarse con éxito a una película. Pero con un guión seguro por parte de Bridget O'Connor y Peter Straughan y un reparto estelar que incluye a Gary Oldman, Colin Firth, Benedict Cumberbatch y Tom Hardy, este film se convirtió en ganador del Premio BAFTA a la Mejor Película. Desde el arcano discurso doble hasta los edificios de oficinas gubernamentales monótonos y los armarios claramente indescriptibles, la realidad del espionaje de la Guerra Fría se revela en toda su turbiedad y aislamiento. Los hombres y las mujeres que guardan secretos de por vida pagan un coste asombroso, incluso cuando están del lado de la libertad y la justicia.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?