Cine

Recordamos los remakes más populares de ciencia ficción

Marco Herrera

Foto: Paramount Pictures

Lunes 24 de febrero de 2020

4 minutos

Con el estreno de 'El hombre invisible' recordamos otros grandes títulos de este género

Recordamos los remakes más populares de ciencia ficción

El 28 de febrero se estrena en nuestro país El hombre invisible, film protagonizado por Elisabeth Moss. La película basada en la novela de H.G. Wells es un remake de una original, la de 1933 con Claude Rains y Gloria Stewart, que ha tenido múltiples versiones posteriormente. Pero la ciencia ficción ha contado con muchos y estupendos remakes a lo largo de la historia del cine, entre los que destacan los siguientes.

La cosa (1982)

El remake de 2011 de este clásico no cumplió ni mucho menos con las expectativas y es una tercera y distante versión de las dos obras maestras: El enigma de otro mundo de 1951, dirigida por Christian Nyby, ayudado e influido fuertemente por el maestro Howard Hawks; y el clásico de John Carpenter de 1982, La cosa. Al igual que La mosca, de 1986, ambas películas se basan en una historia más antigua. En este caso, es la novela de John W. Campbell, Jr. de 1938. Y las dos películas hacen un excelente uso de sus ubicaciones congeladas y aisladas.

Pero si bien el original en blanco y negro está lleno de diálogos con mucha tensión, una marca registrada de Hawks, la historia de Carpenter se ve reforzada por un gran elenco, el diseño de producción, una partitura de Ennio Morricone y los efectos de Rob Bottin. Y aumenta aún más la apuesta al darle a su invasor alienígena una habilidad verdaderamente misteriosa: se apodera de cada humano uno por uno y los "imita" hasta que los hombres no saben quién es real y quién es realmente un monstruo disfrazado. El desenlace ambiguo lo convierte en una de las mejores escenas finales de todos los tiempos de cualquier película de ciencia ficción.

12 monos (1995)

En 1962, el cineasta francés Chris Marker lanzó La Jetée, sobre un prisionero reclutado para viajar en el tiempo en París después de una guerra nuclear. El hombre es elegido específicamente porque se aferra fuertemente a un recuerdo, una peculiaridad de su mente que los científicos esperan que lo haga un mejor sujeto para su experimento y el salvador de la raza humana. La Jetée dura poco menos de 30 minutos y no es una película tradicional: utiliza principalmente fotografías en blanco y negro, junto con música y una voz en off para contar la historia.

Tres décadas después, la búsqueda del hombre comenzó nuevamente en 12 Monos, de Terry Gilliam. En esta versión, en lugar de una guerra nuclear, la existencia de la humanidad se ve amenazada por un virus mortal, y el estilo visual característico de Gilliam, siempre con elementos exagerados, contrasta con la severidad de la obra original. Pero 12 monos, que inspiró la excelente serie de televisión de 2014, se las arregla para honrar y mejorar la tragedia de Marker, y se convirtió en un clásico hollywoodiense de ciencia ficción.

La guerra de los mundos (2005)

Si bien esta versión relativamente reciente de la novela escrita por H.G. Wells podría no tener tanta épica y la calidad del clásico de 1953, es una reinvención sólida por derecho propio. No debería ser una gran sorpresa que esta película rompiera la tendencia de remakes de ciencia ficción que decepcionaban a primeros del presente siglo, dado que estaba en manos de un experto en el género como el director Steven Spielberg y de un actor de la solvencia de Tom Cruise.

Gracias a los avances tecnológicos en efectos especiales y visuales, la versión de 1953 parecía quedarse anticuada, por lo que una nueva versión más moderna de esta icónica historia fue muy bienvenida. Acción emocionante, buenas actuaciones y efectos digitales impresionantes recuerdan exactamente por qué este cuento clásico de una invasión alienígena sigue siendo tan famoso y atemporal.

Star Trek (2009)

Parte con un concepto extraño, ya que es en parte una secuela al reconocer los eventos de varias adaptaciones cinematográficas y de televisión de Star Trek. Pero también es una reinvención con una serie de paralelismos con el antiguo Star Trek, y reestructura muchos de los personajes originales. Por supuesto, incluye al Capitán James Kirk y a Spock; un dúo dinámico cuyas cualidades distintivas son capturadas maravillosamente por Chris Pine y Zachary Quinto.

Si bien la película obtuvo una recepción mixta entre los fans más acérrimos de la saga, este reinicio en 2009 de J.J. Abrams contiene una acción emocionante y una trama apasionante y bien construída. Sin duda, es una versión diferente del estilo más sutil y cerebral de las viejas películas y series de televisión, pero es una odisea de ciencia ficción divertida que hará pasar un buen rato al espectador.

El origen del planeta de los simios (2011)

Esta precuela superó todas y cada una de las expectativas puestas en la saga tras la desastrosa versión de Tim Burton en 2001. La dirección fue aplaudida de forma unánime, pero es Andy Serkis quien hace de este remake la joya que está considerada. Después de perfeccionar la captura de movimientos con Gollum y Kong, Serkis le da al simio César un verdadero corazón y alma.

En todo momento el espectador tiene la sensación de no estar mirando píxeles; sino hacerlo con un ser vivo. Las dos secuelas que le siguen, El amanecer del planeta de los simios (2014) y La guerra del planeta de los simios (2017) demostraron ser aún mejores y obtuvieron una enorme aclamación mundial por parte de la crítica y el público.

0

No hay comentarios ¿Te animas?