Cine

Recordando al inigualable José Luis López Vázquez

Carlos Losada

Foto: Europa Press

Sábado 2 de noviembre de 2019

4 minutos

Se cumplen 10 años del fallecimiento de este magnífico actor español

José Luis López Vázquez
Carlos Losada

Foto: Europa Press

Sábado 2 de noviembre de 2019

4 minutos

La historia del cine español en el siglo XX le debe mucho a rostros que ya se han convertido en míticos, como los de Alfredo Landa, Conchita Velasco, José Sacristán, Gracita Morales o uno de esos actores capaces de interpretar casi cualquier papel: José Luis López Vázquez.

Con un físico que lo convertía en el perfecto representante del español medio, López Vázquez participó en más de 230 películas, la mayoría de ellas comedias que se realizaron en los años 60 y 70, momento en el que era el género dominante en nuestro cine. 

Desde Lavapiés

José Luis López Vázquez nació en el barrio de Lavapiés el 11 de marzo de 1922 como fruto del matrimonio de una modista y un funcionario público. Pronto se formó como actor en el Teatro de las Organizaciones Juveniles y en el TEU, al tiempo que trabajaba como escenógrafo y diseñador de vestuario.

Su talento no tardó en salir a la luz en numerosas obras de teatro -debutó en El anticuario en el Teatro María Guerrero- que representó para las compañías de Conchita Montes y Alberto Closas. Aunque lo que le llevó a la fama y el reconocimiento fue su labor cinematográfica, carrera que comenzó en el año 1951.

Un clásico del cine español

Cuando hablamos de José Luis López Vázquez, nos vienen a la cabeza su particular timbre de voz y frases tan populares como “Fernando Galindo, un admirador, un amigo, un esclavo, un siervo" en Atraco a las tres, “Au revoir sansonas, para que luego digan que el buen perfume en frascos pequeños. Son dos garrafones de Chanel. ¡Viva España!” en Operación cabaretera o el “¡Viva Escandinavia!” de Cuidado con las señoras.

Sin embargo, estamos hablando de un actor superlativo que ha trabajado para los mejores directores de nuestro país y que incluso le tentaron con marcharse a Hollywood. Inolvidables son sus brillantes participaciones en Plácido, El verdugo, Atraco a las tres, Mi querida señorita, La gran familia o La escopeta nacional, por poner solo unos ejemplos en los que mostró una maestría interpretativa que a veces quedó diluida por la vis cómica que mostraba en las producciones facilonas de la época.

Y es que si un director como Luis García Berlanga contó con él en 10 largometrajes quiere decir que López Vázquez era un valor seguro y un grandísimo actor, algo que se constata viendo el famoso cortometraje de La Cabina, de Antonio Mercero.

Aunque lo que más destacaba este actor acerca de su carrera era el cariño del público, auténticos culpables de su éxito, también cosechó distinciones como la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en 1985, el Premio Nacional de Teatro ''Pepe Isbert'' y la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, en 1997, el Premio Nacional de Teatro en 2002 y el Goya de Honor en 2004. José Luis López Vázquez falleció el 2 de noviembre de 2009 a los 87 años.