Gastronomía

Aprende a hacer fabada asturiana tradicional paso a paso

Rosa María Torres

Foto: Bigstockphoto

Domingo 5 de enero de 2020

1 minuto

Disfruta con este plato de la variedad y el sabor de la cocina española más tradicional

Aprende a hacer fabada asturiana tradicional

En Asturias, las alubias blancas son conocidas por el nombre de fabas y datan del siglo XVI. En esta época, las fabas más habituales, conocidas como ‘de la Granja’, se plantaban en territorio asturiano. Se trata de una variedad grande, de color blanco y con una forma recta, larga y plana. Son un plato principal y, aunque hay diferentes variedades, las que se emplean para elaborar la fabada cuentan con su propia Denominación de Origen. ¿Quieres aprender este plato típico del recetario patrio? Compra los ingredientes necesarios y sigue los siguientes pasos.

Fabas Asturianas

Ingredientes

  • 500 gr de fabas

  • 2 chorizos

  • 2 morcillas

  • 250 gr de lacón (o panceta curada)

  • 1 cebolla (opcional)

  • Agua

  • Sal

Receta paso a paso

  1. Lava las judías y escúrrelas. Ponlas en remojo en un bol con agua durante 12 horas. Pasado este tiempo, retira el agua, echa las judías en una cazuela ancha y cúbrelas con agua, dos o tres dedos por encima.

  2. Pon la cacerola a fuego fuerte para que hierva. Cuando esto ocurra, retira el agua y renuévala. Coloca otra vez la cacerola en el fuego y sigue espumándola, es decir, retira la espuma cada vez que aparezca.

  3. Cuando empiece a hervir de nuevo, añade el compango: las morcillas, el lacón o la panceta y los chorizos.

  4. Agrega también la cebolla pelada y reduce el fuego casi al mínimo. Remueve suavemente de vez en cuando. A la hora de cocción, echa medio vaso de agua fría. Repite la misma operación cuando lleve dos horas de cocción e incluye un poco de sal. A las tres horas de cocción, retírala del fuego, deja que repose durante una hora y ya estará lista para comer. Al final, el caldo tiene que quedar ligado, ni demasiado líquido ni demasiado espeso. 

¿Un truco? Sirve las fabas en platos individuales y bien regadas con el caldo, y añade en cada uno un trozo de panceta, otro de morcilla y otro de chorizo. Además, el plato da la posibilidad de incorporar muchas variedades: fabes con conejo, perdiz, rape o almejas. Y si quieres sorprender a tus comensales, acompaña este plato con una buena sidra o una botella de vino.

0

No hay comentarios ¿Te animas?