Viajes

¿Cómo puedo visitar el Bosque de Muniellos en Asturias?

Ruth Macarrón

Lunes 22 de julio de 2019

1 minuto

Es necesario solicitar una autorización online al Gobierno del Principado

Cómo puedo visitar el Bosque de Muniellos (Bigstock)

El mayor robledal de España y uno de los más importantes de Europa se encuentra al sur del Principado de Asturias, cerca del municipio de Cangas del Narcea. Declarado  Reserva Natural por la Unesco en el año 2000, su acceso está restringido a 20 visitantes diarios, por lo que no es sencillo conocerlo. Te contamos qué pasos debes seguir si quieres hacer esta preciosa ruta de uno de los bosques más interesantes de nuestro país. 

habitat de Muniellos

 

Cómo puedo visitar el Bosque de Muniellos

Cada año, unos días antes de terminar el mes de diciembre, se abre el plazo para solicitar el acceso al Bosque de Muniellos. Las plazas se otorgan por riguroso orden de cita, y no es sencillo conseguir entrar en el cupo un día concreto, pero si tenemos flexibilidad tenemos más posibilidades de poder obtener el permiso que otorga el Principado de Asturias, que es posible solicitar online gracias a la sede electrónica del gobierno.

entorno de Muniellos

 

Una vez que tengamos otorgada nuestra fecha para visitar el Bosque de Muniellos debemos confirmarla entre 23 y 15 días antes, de lo contrario la darán por anulada. Además, el día señalado deberás llegar antes de las diez de la mañana, por lo que aconsejan alojarse en los alrededores del parque. El acceso se realiza desde Tablizas, en el edificio conocido como la Casa del Guarda y que funciona como centro de recepción. Hay un amplio aparcamiento donde podrás dejar tu vehículo. Es posible contratar los servicios de un guía que nos acompañe en la ruta, pero deberás hacerlo con antelación. 

muniellos entrada rio

 

La visita al Bosque de Muniellos

La visita al Bosque de Muniellos autorizada al público se trata de un itinerario circular de unos 20 km. de extensión, con algunos tramos de desnivel y sin elementos de seguridad (como barandillas), por lo que es necesario encontrarse en buena forma física para aventurarse a realizarla. No te olvides de ir preparado para la travesía, llevando el calzado deportivo adecuado, ropa de abrigo o protector solar si la vas a hacer en verano. Recuerda que a lo largo de ella no hay ningún bar ni quiosco, por lo que debes ir provisto de la comida y agua que vayas a necesitar. Al final de la ruta, si te sobran fuerzas, sube a ver las lagunas. El paisaje merece la pena.

0

No hay comentarios ¿Te animas?