Gastronomía

Cómo hacer los polvorones navideños típicos de España

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Lunes 9 de diciembre de 2019

5 minutos

Estos tradicionales dulces que solemos comprar se pueden hacer sin dificultad en casa

Cómo hacer los polvorones típicos de España
Carlos Losada

Foto: Bigstock

Lunes 9 de diciembre de 2019

5 minutos

La navidad sabe a mazapán, a turrón y, claro está, a polvorones; dulces todos ellos típicos de estas fechas en las que se suceden los banquetes y las comidas familiares. Lo más habitual es que los compres, puesto que hay productos de gran calidad y un sabor casi insuperable, pero si te gusta cocinar, puede que no te importe ponerte manos a la obra y hacerlos tú mismo.

La elaboración de los polvorones, por ejemplo, no revierte una gran dificultad, aunque eso sí, requiere cierta dedicación. De hecho, lo más habitual muchos años atrás era que las familias se cocinaran sus propios polvorones y mantecados. “En casi todos los hogares se producían las 'tortas de manteca', unos primitivos dulces elaborados a partir de manteca de cerdo, harina de trigo y el azúcar. Pero las de Micaela Ruiz Téllez gozaban de una gran reputación debido a su exquisito proceso de elaboración, ya que refinaba la harina, la tostaba y hacía más suave aquella primitiva elaboración”, comentan desde el Consejo Regulador de las IGP´s Mantecados de Estepa y Polvorones de Estepa.

Polvorones de almendra en Navidad

Y añaden: “el origen de nuestros dulces se remonta al siglo XVI en el Convento de Santa Clara de Estepa, donde se conservan referencias a la elaboración de Mantecados de Estepa con recetas antiguas, y donde incluso tuvieron confiteros contratados para atender la demanda que les llegaba de Sevilla o Madrid”. No obstante, para hacer ricos polvorones no será necesario que seas un ilustre obrador, sino que simplemente tendrás que seguir la siguiente receta con esmero.

Polvorones de almendra

Si esta Navidad quieres hacer tus propios polvorones de almendra necesitarás harina (medio kilo), manteca de cerdo (unos 250 gramos), azúcar (alrededor de 125 gramos) y almendra molida (otros 125 gramos). También puedes echarle una cucharada de canela. Es más, si quieres que tus polvorones sean “de canela”, siempre podrás aumentar esa cantidad. Otra opción que tendrás es añadirles semillas de sésamo para decorarlos, aunque si no las encuentras o no te da tiempo a comprarlas, puedes optar por azúcar glaseado. Por supuesto, el resultado final no solo dependerá de tu maña al hacer los polvorones, sino que también influirá la calidad de los ingredientes, especialmente de las almendras.

Los pasos para elaborar los polvorones de almendra son los siguientes:

  • Echamos la harina en una sartén a fuego alto para que se tueste, adquiera color y, a la vez, pierda toda la humedad. Esto lo hacemos durante 1 o 2 minutos, cuidando mucho que no se queme. Para ello, habrá que removerla constantemente.
  • Aparte unimos la manteca de cerdo con el azúcar, batiéndola hasta conseguir que quede casi como una crema para que sea más fácil de moldear.
  • Una vez que la harina tostada se ha enfriado, la unimos con la mezcla de manteca y azúcar. En este proceso intentamos que no queden grumos que estropeen el resultado final.
  • Llega el momento de unir a esa preparación la almendra molida y la canela en caso de que la queramos incorporar. Lo mezclamos todo bien hasta que quede una masa compacta. Después hacemos pequeñas bolas que iremos colocando en papel preparado para el horno.
  • El siguiente paso será meterlas en la nevera para que la mezcla se endurezca, pero no olvides “aplanar” las bolas con la mano o con un rodillo para que adquieran la forma de polvorón y su interior se haga bien.
  • Después de que han quedado “duros”, los introducimos al horno, que deberemos haber precalentado a unos 180 grados. Y los horneamos entre 10 y 15 minutos (vigila el proceso). Si queremos que lleven las semillas de sésamo, habrá que ponerlas justo antes de meterlos.
Polvorones con semillas de sésamo
  • Cuando los sacamos, habremos de tener cuidado para que no se estropeen, ya que, como bien sabrás, los polvorones tienden a desmigarse. Si no les hemos añadido las semillas, una vez que se enfríen podemos espolvorear por encima el azúcar glas. Incluso tendremos la opción de hacer pequeñas figuras como estrellas, campanas o formas geométricas que les aportarán un aspecto más profesional.
  • El último paso es meramente ornamental, ya que puedes envolverlos en papel de seda para que tus invitados se lleven una mejor impresión.

Sabores

Como hemos apuntado, si queremos darle un mayor sabor a canela, se puede aumentar la cantidad de este ingrediente. Lo mismo ocurre si queremos que sean polvorones de chocolate (añadiremos cacao), limón, coco… De ese modo, podrás ir variando la receta para tenerlos de diferentes sabores.

Polvorones típicos de Navidad

Como ves, no hace falta ser auténticos estepeños para ponerse a elaborar polvorones típicos de Navidad. Y como anécdota final, en su origen estos dulces no eran típicos de estas fechas, sino que se consumían durante todo el año (ahora también es posible, aunque no del mismo modo). Fue con el transcurrir de los años que se fueron destinando a las celebraciones navideñas y esa tradición es la que ha perdurado hasta nuestros días.