Gastronomía

Dónde degustar las mejores patatas bravas de Madrid

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Jueves 31 de octubre de 2019

2 minutos

Las patatas bravas es una de las tapas más populares de los bares y restaurantes madrileños

Dónde degustar las mejores patatas bravas de Madrid

Cuando sales de aperitivo en la ciudad de Madrid son muchas las tapas que los bares y restaurantes ponen a tu disposición para calmar tu apetito. Un buen pincho de tortilla, unos torreznos, un platito de encurtidos o incluso una suculenta ración de callos son los bocados más típicos de esta región.

Sin embargo, hay uno que triunfa especialmente entre los comensales. Hablamos de las patatas bravas, que adquieren su nombre gracias a la salsa picante (aunque no necesariamente debe que cumplir este requisito) que les acompaña y que suele estar elaborada con ingredientes tan accesibles como la cebolla, el ajo, el tomate, la pimienta de cayena o el pimentón, entre otros.

Si eres un apasionado de dicho bocado, uno de los más consuetudinarios de la cultura gastronómica madrileña, no dejes pasar la oportunidad de probar estas versiones, todas ellas disponibles en la capital. ¡Toma nota y ve abriendo boca!.

Las Bravas

C/ Álvarez Gato, 3

Como su propio nombre indica, Las Bravas (@LASBRAVAS) es uno de los locales a los que debes acudir para degustar un buen plato de patatas bravas. ¿El motivo? Sus propietarios presumen de incluir en la receta la salsa brava más auténtica y tradicional, elaborada de forma artesanal, con ingredientes de primera calidad y sin ningún aditivo químico. Su carta incluye otros platos típicos de nuestra cocina como las croquetas de jamón, el pulpo a la gallega o los calamares fritos.

Patatas bravas
Las Bravas

Docamar

Calle de Alcalá, 337

Abierta desde 1963, la taberna Docamar (@bardocamar) se alza también como uno de los establecimientos expertos en la elaboración de este suculento manjar. A pesar de que la receta de la salsa brava se guarda en el más absoluto secreto, su toque a pimentón y el picante intenso que la caracteriza hacen de ella una de las opciones más interesantes. Si optas por este local, no dudes en probar su cocido madrileño o la oreja a la plancha.

Patatas bravas
Docamar

Askuabarra

Calle de Arlabán, 7

Después de probar las versiones más castizas y tradicionales, es el momento de darle una oportunidad a las patatas bravas del restaurante Askuabarra (@askuabarra), cuya salsa está elaborada con alioli casero, aceite de pimentón picante y guindillas. ¿El resultado? Una explosión de sabor en el paladar que no dejará indiferente a nadie. La raya a la mantequilla negra, la sardina ahumada con hinojo y manzana o las croquetas de Idiazábal son otros de sus platos estrella.

Patatas bravas
Askuabarra

Picalagartos

Calle Gran Vía, 21

En cambio, si quieres un espacio más selecto y distinguido, dale una oportunidad a Picalagartos Sky Bar (@picalagartosmad), ubicado en la azotea del Hotel NH Collection Gran Vía. Sus patatas bravas, que van acompañadas con un poco de mayonesa, se convertirán en el complemento perfecto gracias a un sabor suave y delicado y un emplatado que lo hará aún más apetitoso. Todo un homenaje a la gastronomía española y los productos de temporada, como el resto de su carta.

Patatas bravas con vistas
Picalagartos
0

No hay comentarios ¿Te animas?