Gastronomía

Los errores que pueden arruinar una ensaladilla rusa

65ymás

Domingo 9 de agosto de 2020

3 minutos

Aunque pueda parecer una receta de cocina sencilla, es importante seguir algunas pautas

Los errores que pueden arruinar una ensaladilla rusa

La ensaladilla rusa es uno de los platos más populares de nuestro país y de otros muchos puntos de Europa, Asia y América. Y más cuando el calor aprieta y apatecen platos fríos. La receta, a priori muy sencilla, varía según el lugar donde se elabore. Por ejemplo, una de las primeras referencias a este bocado forma parte del libro de cocina The Modern Cook, publicado en 1845, que incluía ingredientes tan variados como las alcaparras, el cangrejo, las anchoas o la langosta. Por otro lado, la receta del chef francés Urbain Dubois, diseñada en 1856, cambiaba estos alimentos por la remolacha, el apio, los pepinillos y la remolacha.

Una vez repasados los orígenes de la ensaladilla rusa, queda claro que su elaboración no sigue una receta concreta, pues se basa en la cultura y la tradición culinaria de cada país. De hecho, esto ocurre incluso dentro de España, aunque hay algunos ingredientes comunes que (casi siempre) se mantienen inalterables, como la patata, los guisantes, la zanahoria y el que aporta el toque maestro: la mayonesa.

Lamentablemente, si hay algo que se suele repetir a lo largo y ancho de nuestro país son los errores de cocinado, que muchas veces terminan por enturbiar el resultado final del plato. ¿Cuáles son los que debes enmendar para preparar la ensaladilla rusa perfecta?

Ensaladilla rusa

Lo que no deberías hacer con tu ensaladilla rusa

  • A no ser que ya seas un experto en este plato, corres el riesgo de que la ensaladilla quede aguada. Esto se soluciona escurriendo todos los ingredientes bien o, mejor aún, cociendo la patata y la zanahoria con piel. De esta forma, las hortalizas no absorberán tanta cantidad de agua.
  • En este sentido, el tiempo de cocción de las verduras es también muy importante, pues no deben estar duras ni tampoco demasiado blandas. Es cierto que cada cocina es un mundo, pero los expertos suelen recomendar dedicar unos 15 minutos a este paso.
  • Como hemos dicho anteriormente, el ingrediente estrella de la ensaladilla es la mayonesa. Por eso, no seas perezoso y dedica un poco de tiempo a elaborarla tú mismo. Apenas tardarás unos minutos y el resultado será mucho más exquisito.
  • Siguiendo con la autenticidad de los ingredientes, muchas personas recurren a las bolsas de verduras congeladas para hacer esta receta, sin embargo, la calidad de la misma aumentará considerablemente si utilizas verduras frescas, sobre todo en lo que al sabor se refiere.
  • Muchas veces servimos la ensaladilla rusa recién hecha. Grave error, esta necesita unas horas para enfriarse correctamente. No solo con el objetivo de que todos los ingredientes se integren en la mezcla y compartan su sabor, sino porque además reduces el riesgo de sufrir una intoxicación.
  • Otro error muy común es, cuando ya está hecha la ensaladilla rusa, removerla en exceso. Con esto solo consigues hacerla puré. Mezcla los ingredientes lo suficiente para que estén bien integrados.
Cinco trucos para hacer la ensaladilla rusa perfecta

5 trucos para hacer la ensaladilla perfecta

Usa la mejor patata

La base de la ensaladilla es la patata, así que no te la juegues usando una patata que no sea de la mejor calidad. Para cocer es mejor usar patatas nuevas o tempranas, que son más firmes y se mantienen enteras después de la cocción. También es importante que no te pases de cocción, o la patata se deshará.

Elige bien los ingredientes

Los ingredientes varían según la receta y en cada casa. Hay quien le pone caviar, gambas o langostinos, pero los que no pueden faltar son, además de la patata, la zanahoria, el huevo duro, el atún y los guisantes. Elígelos frescos, sobre todo la patata y la zanahoria, los guisantes congelados o en conserva no dan mal resultado. Para decorar, aceitunas y unas tiritas de pimiento morrón son lo más clásico.

Mayonesa, mejor casera

Escrita con y o con h, mahonesa o mayonesa, esta salsa siempre queda mejor cuando se hace en casa. A base de aceite y huevos, no es difícil de hacer aunque a algunos les dé reparo. Eso sí, consúmela en el mismo día en que la prepares, y consérvala en frío, para evitar la proliferación de salmonelosis.

Cuidado con la mezcla

Como el Martini, revuelto pero no agitado, hay un punto en la mezcla perfecto, entre unos dados de patata demasiado enteros y una crema de patata completamente deshecha. Busca el equilibrio, cortando todos los ingredientes con el mismo tamaño, y mezclándolos cuidadosamente. Si te gusta muy cremosa, machaca alguna de las patatas con un tenedor, pero no todas.

Déjala que repose

Uno de los mejores trucos para hacer la ensaladilla perfecta es darle un tiempo de reposo, para que todos los ingredientes se enfríen y se integren. Hazla por la mañana y guárdala en la nevera hasta el momento de consumirla.

0

No hay comentarios ¿Te animas?