Gastronomía

Platos que nunca pensaste que podrías cocinar en el microondas

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Domingo 12 de enero de 2020

3 minutos

Este electrodoméstico ofrece mayores opciones de las que generalmente se tienen en cuenta

Platos que nunca pensaste que podrías cocinar en el microondas

Cuando hablamos del microondas es probable que pensemos en un electrodoméstico sumamente útil para calentar comidas y bebidas en el día a día. Muchos usuarios incluso lo emplean para dejar en su punto algunos platos antes preparados. Pero por lo general nos sirve para ganar tiempo en la cocina.

Sin embargo, hay platos que quizás no pensabas que se podían cocinar en el microondas y que no solo resultan elaborados, sino que en muchas ocasiones incluso son más sanos. Cabe señalar que las opciones son mucho más numerosas de lo que cualquier cocinero ocasional puede imaginar. No hay más que echar un vistazo a la cantidad de libros publicados al respecto para darnos cuenta de que a veces nos estamos perdiendo un mundo de posibilidades. Veamos algunas.

Platos que nunca pensaste que podrías cocinar en el microondas

Platos más elaborados

Costillar de cerdo asado con patatas

Para deleitarte con este delicioso plato no necesitas encender el horno. Solo debes cortar el costillar en trozos y sazonarlos con sal y pimienta. Después le echas aceite y un poquito de vino blanco para cocinar. Por otro lado, corta las patatas en gajos o en láminas y colócalas en una fuente con cebolla, ajo y las hierbas aromáticas que más te gusten. Las calientas en el microondas unos 10 minutos, y cuando se hayan asado, las sacas y colocas las costillas sobre ellas. A continuación lo calientas todo unos 25 minutos más.

Lomo de salmón con espárragos

El pescado es uno de los alimentos que mejor se cocina en el microondas. Así que no es de extrañar que podamos disfrutar de un estupendo salmón con espárragos sin utilizar sartén ni fogones. Lo primero que debes hacer es limpiar los espárragos y eliminar esas partes más incómodas de masticar. Después añades un chorrito de aceite de oliva y los calientas 5 minutos.

A continuación, salpimentas el salmón y le añades un chorrito de limón. Lo envuelves en papel transparente y lo calientas dos minutos y medio. Ya tienes los dos ingredientes principales. Únelos y agrégales una salsa hecha con ajo, eneldo, nueces y un chorrito de aceite de oliva virgen.

Patatas rellenas

Una de esas opciones que resultan de lo más vistosas cuando tienes invitados y que apenas te llevará trabajo si las haces en el microondas. Calienta las patatas durante 10 o 12 minutos (dependiendo de la potencia del aparato y de lo grandes que sean las patatas).

Después, sácalas y corta una capa de tal modo que puedas vaciarlas dejando una “corteza" de un 1 centímetro. Ahora es el momento de rellenarlas con lo que desees: queso, mostaza, jamón, bacon, chorizo… una vez que lo hayas hecho, solo tienes que volver a meterlas y calentar con la potencia al 50% otros cinco minutos. Estarán listas para servir.

Platos que nunca pensaste que podrías cocinar en el microondas

Platos para el día a día

Macarrones con queso

Si no quieres utilizar los fogones para cocer unos macarrones, también puedes hacerlos en el microondas. Los colocas en un bol con medio litro de caldo de pollo o con agua si los quieres con menos sabor. Y los calientas durante seis minutos en intervalos de dos, en los cuales deberás darles una vuelta. Cuando estén cocidos, solo tendrás que echar el queso rallado y una o dos cucharadas soperas de leche. Calienta otro minuto et voilá.

Espinacas a la crema

Basta con cocer las espinacas en el microondas por un espacio de unos 10 minutos. Después las escurrimos y las dejamos aparte. A continuación cocemos un poco de mantequilla con la potencia a la mitad y le añadimos salsa de bechamel (se vende en sobres si no quieres prepararla), sal, leche y algo de pimienta para darle aún más sabor. Una vez que esté todo junto, se calienta otros cinco minutos a máxima potencia y después se le unen las espinacas durante 10 minutos más.

Huevo frito

Aunque parezca extraño, se puede cocinar un huevo frito. Y aunque no sea tan sabroso como al freírlo en la sartén, resulta más sano. Solo tienes que romper el huevo y echarlo en una taza o un bol. Lo introduces en el microondas y lo calientas durante unos 40 segundos a potencia media.

Bacon

Al igual que sucede con el huevo frito, también tienes la opción de cocinar bacon de modo que no resulte tan graso. Solo has de colocar las tiras sobre papel de cocina y cubrirlas de igual modo. Después lo calientas alrededor de un minuto y ya tendrás tu bacon hecho. Como le ocurre al huevo frito, es posible que no esté tan sabroso, pero habrá perdido parte de su grasa y lo encontrarás crujiente.

Platos que nunca pensaste que podrías cocinar en el microondas

Y un postre

Natillas

En el caso de este postre también tendrás que utilizar una batidora para preparar la mezcla de las natillas. Y es que al principio deberás batir medio litro de leche, 5 cucharadas de azúcar, 3 yemas de huevo, una cucharada de maicena y vainilla en polvo.

Cuando lo tengas todo, échalo en un recipiente y lo cueces en tres intervalos de tiempo: primero tres minutos, después dos y luego uno, removiendo cada vez que lo paras. Si el resultado está espeso cuando se haya enfriado, lo echas en pequeños recipientes y listo para servir.

0

No hay comentarios ¿Te animas?