Cómo

Consejos para hacer una buena zarzuela de pescado y marisco

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Sábado 5 de octubre de 2019

2 minutos

Rape, merluza, langostinos, mejillones y calamares son los ingredientes principales del guiso

Consejos para hacer una buena zarzuela de pescado y marisco

Uno de los guisos marineros por excelencia de nuestra gastronomía. Hoy nos animamos a elaborar una zarzuela de pescado y marisco, así que no te pierdas los pasos y los consejos necesarios para hacer que esta receta quede de maravilla. Eso sí, conviene que sepas que lleva su tiempo hacerla y que no es apta, así de primeras, para aquellos que no pasan de un simple huevo frito.

Ten a mano todos los ingredientes necesarios

Para sorprender a tu familia con una buena comida, ​nada como hacer este plato para el que necesitarás comprar en la pescadería una cola de rape, cuatro rodajas de merluza, el doble de langostinos y de calamares y medio kilogramo de mejillones.

Son los protagonistas de nuestra zarzuela y que tendrán el mejor sabor si, además, añadimos a la lista de la compra una cebolla, un diente de ajo, un pimiento rojo no demasiado grande, un par de tomates maduros, sal, harina, caldo de pescado, perejil fresco, almendras, azafrán, coñac, aceite de oliva y una rebanada de pan duro.

Si no has olvidado nada, es el momento de ponernos frente a los fogones.

Consejos para hacer una buena zarzuela de pescado y marisco

Podemos pedir al pescadero que nos limpie la cola del rape y nos la entregue ya en trozos. De lo contrario, tendrás que quitar la espina en casa. Haz lo mismo con las cabezas de los langostinos. Tras este paso, en una cazuela cuece los mejillones con apenas un dedo de agua. Espera hasta que se abran y resérvalos en un plato. Cuando estén templados saca la carne y no tires el agua, puedes aprovecharla para el fumet.

Ahora coge una sartén, echa aceite de oliva y pasa un poco las rodajas de merluza, así como los trozos de rape que previamente habrás rebozado con harina. En otra sartén, puedes ir haciendo los calamares hasta que estén bien dorados y blandos.

Reserva todas estas elaboraciones y comienza con el guiso propiamente dicho. Para ello, en una cazuela grande haz un sofrito con la cebolla, el ajo y el pimiento, al que añadirás después los trozos de tomate sin piel. Deja que se haga todo durante unos 20 minutos y, mientras tanto, tuesta las almendras.

Presentación final

No te pierdas estos últimos pasos. Lo que harás ahora será tostar un poco el azafrán, sin que se queme, y la rebanada de pan. Ingredientes que junto con las almendras irán a parar a un mortero donde mezclarás todo con un poco de perejil.

Cuando tengas el sofrito de verduras listo, incorpora todo el pescado que habías preparado antes y déjalo que se haga un par de minutos. Echa en un vaso un chorro de coñac y añádelo al guiso. Para que se evapore el alcohol, sube el fuego al máximo durante un par de minutos.

Por último, añade el caldo de pescado y parte del agua que te sobró al cocer los mejillones y deja que se haga lentamente en el fuego durante unos 10 minutos. Añade la picada del mortero y deja cocinar otros 10 minutos. No te olvides de agitar la cazuela de vez en cuando para que todos los aromas y sabores se fusionen

0

No hay comentarios ¿Te animas?