Gastronomía

Trucos para conseguir la tortilla de patatas perfecta

Lola Santos

Foto: BigStock

Lunes 11 de mayo de 2020

2 minutos

Con buenos ingredientes, una sartén antiadherente y un poco de mimo, tendremos una rica tortilla

tortilla patatas

Es uno de los platos más destacados de la gastronomía española y, también, uno de los que más debate genera. La tortilla de patatas perfecta no es la misma para todo el mundo. Hay quien la prefiere con cebolla, otros sin cebolla, otros más cuajada y otros que se vea el huevo.

Los ingredientes pueden ser los mismos pero ningún sabor es igual a otro. Muchos aprendimos a hacer la tortilla de patatas en casa, de la mano de nuestras madres o nuestras abuelas; sin embargo, ninguna sabe exactamente igual a otra.

Partiendo de este punto, vamos a recopilar algunos de los trucos comunes para hacer una buena tortilla de patatas, te guste como te guste.

Elegir buenos ingredientes

Los ingredientes son tan sencillos como conocidos: patatas, cebolla, huevos y aceite. Y, aunque resulta casi imposible hacer una tortilla con cantidades exactas, la clave está en la proporción de los ingredientes. La regla de un huevo grande por cada 100 gramos de patatas sin pelar puede ser un buen punto de partida. Y, ante la duda, mejor un huevo de más que de menos.

Lo primero es elegir una buena patata y las ideales son las variedades Kennebec, Monalisa o Agria. Los huevos deben ser frescos y, si son de corral, mucho mejor. Podemos usar aceite de oliva. En cuanto a la cebolla, la añadiremos o no dependiendo de nuestras preferencias.

patatas

Punto de cocción

La sartén que vamos a usar debe ser antiadherente para que no se pegue. Un truco es tener una sartén reservada solo para tortillas. De hecho, lo ideal sería freír las patatas en una sartén y cuajar la tortilla en otra.

A la hora de cortar las patatas, no hay muna forma única de hacerlo. Hay quien prefiere hacerlo en láminas finas o quien lo hace en tacos. El aceite debe estar caliente para que no absorba gran cantidad, pero tampoco en exceso para conseguir una textura confitada sin que lleguen a tostarse.

A la hora de añadir la cebolla, hay quien prefiere ponerla caramelizada, que, en ese caso, se cocina a parte y después se añade junto a la patata en el huevo batido.

Una vez frita la patata, se añade a los huevos batidos. Para evitar que quede aceitosa, conviene escurrir bien el aceite de las patatas previamente. Y, para que se empapen bien del huevo, es mejor dejar reposar la mezcla unos minutos.

En la sartén, añadiremos una cucharada de aceite y, una vez caliente, verteremos la mezcla. El tiempo de cocción dependerá de si nos gusta más o menos cuajada. Pero, si nos gusta melosa, con 40 segundos por cada lado, nos quedará en su punto.

0

No hay comentarios ¿Te animas?