Ocio

Gestiona tu estrés creando arreglos florales de estilo japonés

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Sábado 13 de febrero de 2021

3 minutos

El arte Ikebana es una forma de meditación para combatir el estrés

Gestiona tu estrés creando arreglos florares de estilo japonés Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Sábado 13 de febrero de 2021

3 minutos

El arte Ikebana, o también conocido como el camino de las flores, toma como protagonista a las ramas de las flores y las hojas, a través de las cuales podemos desplegar nuestra creatividad y expresar nuestros sentimientos más profundos. Se trata de una técnica muy utilizada para combatir el estrés y de la que en este artículo vamos a tratar de darte todas las claves para que puedas crear el tuyo.

Origen del arte Ikebana

Este arte surgió en Japón en el siglo VII, cuando unos misioneros budistas chinos comenzaron a realizar arreglos florares para ofrecérselos a Buda. Esta acción terminó convirtiéndose en una tradición que llegó hasta nuestros días conocida como el ‘camino de las flores’ y en la que la naturaleza es la protagonista.

La primera escuela de arreglos florales llamada Ikenobo se fundó en Japón de la mano de Ono no Imoko, y se basaba en la armonía de lo lineal y la belleza de las flores y los materiales naturales. A partir de esta escuela posteriormente fueron saliendo otros estilos artísticos.

Cómo preparar un Ikebana

Los Ikebanas son arreglos florales que puedes hacer tú mismo ya que son muy sencillos.

Sin embargo, a pesar de la sencillez, no se trata de plantar ramas y hojas sin sentido, sino que toda su preparación debe ayudarnos a conectar con nosotros mismos mediante la meditación, ya que así es como lo señala el budismo.

Las personas con estrés recurren a este tipo de meditación apoyada en la naturaleza para gestionar esa emoción, ya que para el desarrollo del Ikebana es necesaria la paciencia y el silencio. A través de la concentración conseguiremos vivir el aquí y el ahora, una de las cuatro claves defendidas por el budismo para gestionar el estrés.

En cada obra puedes elegir tus propios colores, formas, líneas de ejecución y flores.

Gestiona tu estrés creando arreglos florares de estilo japonés Foto: bigstock

Para poder poner los tallos necesitamos un recipiente horizontal a modo de jarrón y sobre el que colocaremos unos pinchos llamados Kenzan para fijar los tallos.

Lo primero que hay que elegir es el ‘Shin’ o el tallo más largo para representar al cielo, el cual puede ser fino o grueso. A continuación, añadiremos el ‘hikae’, que será el tallo más corto que representará la tierra y finalmente, pondremos el ‘soe’ que representa al hombre y que deberá tener un tamaño medio entre el cielo y la tierra. Cada uno de ellos, deberá tener su propio protagonismo y ser visibles en la composición final.

Para terminar, llenaremos el recipiente con agua fresca.

Diferentes estilos

Existen diferentes estilos para crear un Ikebana: Formal, el Nagerie, y el estilo Moribana.

El primero de ellos, el Formal, es uno de los más simples y utiliza el apoyo de un fino alambre.

Por su parte, el estilo Nagerie, utiliza para sus composiciones jarrones altos y de diámetros pequeños.

El estilo Moribana es uno de los más sencillos de crear ya que se realiza sobre un recipiente plano, facilitando la creación del arreglo floral.