Libros

'Donde la luz se esconde', cuando la realidad supera a la ficción

David Vargas

Foto: Editorial Maluma / Bigstock

Lunes 11 de enero de 2021

1 minuto

El libro de Mercè Guiu investiga un caso de estafa que afectó al padre de la novelista

‘Donde la luz se esconde’, cuando la realidad supera a la ficción
David Vargas

Foto: Editorial Maluma / Bigstock

Lunes 11 de enero de 2021

1 minuto

Acaba de publicarse Donde la luz se esconde, una novela de misterio cuya autora, Mercè Guiu, vivió en la vida real. ¿La trama? Un señor mayor adinerado se empareja con una mujer mucho más joven. Él es diabético y muere de repente. La hija sospecha que la causa de su muerte no está del todo clara (sobredosis o falta de insulina). Y, detrás de todo, varias personas que reclaman quedarse con todo su dinero, con su patrimonio y beneficiarse del testamento. El señor mayor había redactado un nuevo testamento en el que sacaba de la herencia a su pareja porque había visto cosas de ella que no le gustaban nada, pero faltaba firmarlo. Y hasta aquí podemos leer, pero lo que parece una historia de un escritor con mucha imaginación se convierte en algo tan real como la vida misma. La víctima se llamaba Celestino Guiu, boxeador, soldado, viajero… Un hombre de vida bohemia que ganó mucho dinero. La hija que intenta esclarecer los hechos es la autora del libro, Mercè Guiu.

Volvamos a la actualidad. En estos momentos, hay cuatro encausados por delitos económicos y también por omisión de socorro, de momento. Porque en el juicio se podría llegar a investigar un presunto caso de homicidio o asesinato. Y, en medio de todo el sarao, un último protagonista: el notario que validó todas las operaciones para expoliar a Celestino Guiu, Enrique Peña, suspendido desde febrero de 2016 por su implicación en el conocido como caso Cocoon, en el que se estafó a más de un centenar de personas, sobre todo a mayores. Un libro, un caso real y un sumario cerrado y a la espera de la vista oral. Agatha Christie en estado puro…

bigstock Money And Handcuffs Financial 302987938

Caso Cocoon, una estafa compleja

Una banda formada por un estafador de poca monta con el don de la palabra, Artur Segarra, por un abogado, Francisco Comitre, y por un notario, el citado Enrique Peña, urdió una trama especializada en detectar a gente mayor con pocos recursos, pero con un piso en propiedad. Segarra los engañaba ofreciéndoles un préstamo que podían ir devolviendo poco a poco, pero la trampa consistía en que las víctimas no acababan firmando un préstamo, sino la venta de su domicilio. Incluso llegaron a estafar a un banco, por lo que la trama era bastante más sofisticada de lo que cabría pensar en un primer momento. Las estafas ascendieron a más de 3 millones de euros y Segarra llegó a acumular 17 viviendas y 18 vehículos.

Pero la sorpresa mayúscula llegó más tarde, cuando los Mossos d’Esquadra iniciaron la operación Cocoon cinco años atrás y arrestaron a todos los integrantes del grupo excepto al cabecilla, Artur Segarra. Al parecer se había fugado a Tailandia, donde, para mayor asombro de la policía, estaba a punto de ser juzgado por asesinar y descuartizar a un empresario catalán en el país asiático. Al final, un tribunal tailandés lo condenó en firme a pena de muerte, aunque recientemente la sentencia ha sido conmutada por una cadena perpetua. Lo dicho: a menudo, la realidad supera a la ficción.

0

No hay comentarios ¿Te animas?