Libros

Meik Wiking publica 'El arte de crear recuerdos. Cómo hacer de tu memoria un aliado para ser feliz'

65ymás

Jueves 14 de noviembre de 2019

6 minutos

Considerado 'el hombre más feliz del mundo', contribuye al informe de la felicidad mundial de la ONU

Meik Wiking publica ‘El arte de crear recuerdos'
65ymás

Jueves 14 de noviembre de 2019

6 minutos

¿Recuerda su primer beso? ¿O la mejor comida que haya probado jamás? ¿O el aroma de la hierba recién cortada en un día de verano? “Los recuerdos son los pilares de nuestra identidad. Son el pegamento que nos permite entender y sentir que somos la misma persona a lo largo del tiempo. Son un superpoder que nos lleva a viajar en el tiempo y nos libera de las limitaciones del momento presente. Modelan quiénes somos y cómo actuamos, influyen en nuestro estado de ánimo y nos ayudan a formular sueños con vistas al futuro”, explica el danés Meik Wiking que acaba de publicar ‘El arte de crear recuerdo. Cómo hacer de tu memoria un aliado para ser más feliz’ (Libros Cúpula).

Meik Wiking ha sido considerado por The Times como el hombre más feliz del mundo. Fundó en 2011 el Happiness Research Institute, el primer Instituto de investigación de la felicidad del mundo, en Copenhague, y contribuye anualmente al informe de la felicidad mundial de la ONU. También es investigador asociado por Dinamarca en la Base de Datos Mundial de la Felicidad y miembro fundador de la Red Latinoamericana de Políticas de Bienestar y Calidad de Vida. Licenciado en Empresariales trabajó para el Ministerio de Asuntos Exteriores de Dinamarca y ha escrito diversos libros e informes sobre la felicidad, el bienestar subjetivo y la calidad de vida, además de dar conferencias por todo el mundo. 

Meik Wiiking

Para el autor, la investigación sobre la felicidad sugiere que las personas se sienten más felices con sus vidas si tienden a albergar una perspectiva positiva y nostálgica del pasado. La nostalgia es una emoción humana universal y antigua y, en el presente, los académicos de todo el mundo están estudiando cómo puede generar sentimientos positivos, reforzar nuestra autoestima y aumentar nuestra sensación de ser amados

Esto significa que la felicidad a largo plazo puede depender de nuestra capacidad de crear un relato positivo de la propia vida. Meik Wiking responde en este libro a una pregunta muy concreta: ¿De qué están hechos los recuerdos felices? Y llega a la conclusión de que existen 8 ingredientes que dan a nuestros recuerdos la categoría de “recuerdo feliz”.

Los 8 ingredientes de los recuerdos felices 

1. Aprovecha el poder de las primeras veces. El primer beso, el primer piso, el primer empleo. El Estudio del Recuerdo Feliz llevado a cabo en el Instituto de Investigación sobre la Felicidad reveló que el 23% de los recuerdos de las personas procedían de experiencias nuevas o extraordinarias.

2. Implica todos los sentidos. Todos somos conscientes del viaje que puede desencadenar un sabor cuando nos viene a la memoria. El sabor de un limoncello que nos teletransporta instantáneamente a ese verano en Italia, pudiendo incluso sentir el cálido aire nocturno en la piel. 

3. Presta atención. Existe una importante diferencia entre ver y fijarse cuando se trata de la memoria. Fijarse requiere atención. Vemos muchas cosas que no registramos y que no podemos recordar.

4. Crea momentos significativos y conviértelos en momentos memorables. Muchos de nosotros estamos acostumbrados a la rutina diaria: levantarse, desayunar, ir a trabajar, trabajar, volver de trabajar, cenar, ver televisión, acostarse, repetir. Es fácil perderle la pista a este tipo de días. Lo que la gente recuerda son los días señalados de sus vidas.

5. Usa tu rotulador fluorescente emocional. Las reacciones emocionales hacen que las experiencias y los momentos sean más memorables, lo que significa que el arte de crear recuerdos se basa en poner el rotulador fluorescente emocional a nuestro servicio. Podemos plantearnos hacer cosas que nos asusten, experiencias que nos remuevan la sangre, ya que despiertan las amígdalas y los aspectos emocionales de dichas experiencias harán que sean más memorables.

6. Captura los picos y los momentos difíciles. La regla del pico final consiste en que nuestro recuerdo de las experiencias pasadas (ya sean agradables o desagradables) no se corresponde con el nivel medio de los sentimientos positivos o negativos, sino con el punto más extremo al final del episodio. 

7. Sírvete de las historias para evitar la curva del olvido. Son las historias compartidas las que nos unen. El 36% de los recuerdos que recopilamos en el Estudio sobre el Recuerdo Feliz todavía seguían en la memoria de los participantes porque se habían convertido en anécdotas e historias.

8. Externaliza tus recuerdos Escribir, hacer fotografías, grabar, coleccionar... Cualquier idea es buena a la hora de conservar nuestros recuerdos físicamente. Una encuesta reveló que el objeto más común que las personas salvarían de su casa en llamas es su álbum de fotos, y es que las fotografías son la llave que abre la cámara de los recuerdos. 

Recuerdos felices

¿Qué es la nostalgia? 

Según la revista Forbes, la nostalgia se emplea en el marketing porque “es agradable revivir recuerdos positivos e iconos queridos del pasado”. El término ‘nostalgia’ fue acuñado en 1688 por el médico suizo Johannes Hofer en su disertación médica. Hofer consideró que era una enfermedad médica o neurológica. Los síntomas incluían un pensamiento excesivo sobre el hogar, el llanto, la ansiedad, el insomnio y un latido irregular. Actualmente, la nostalgia es un campo de estudio científico y existe una creciente base de evidencias que demuestran que la nostalgia genera sentimientos positivos y estimula nuestra autoestima y la sensación de ser amados, a la vez que reduce sentimientos negativos como la soledad.

Sobre el autor:

65ymás

… saber más sobre el autor