Libros

Obras clásicas del gran Francisco de Quevedo que deberías leer

Verónica Mollejo

Foto: Museo del Prado

Sábado 14 de septiembre de 2019

4 minutos

El 14 de septiembre de 1580 nació uno de los autores más destacados de la literatura española

Obras clásicas del gran Francisco de Quevedo
Verónica Mollejo

Foto: Museo del Prado

Sábado 14 de septiembre de 2019

4 minutos

Francisco de Quevedo, uno de los escritores más ilustres del Siglo de Oro y de la historia de la literatura española, nació el 14 de septiembre de 1580 en la ciudad de Madrid, en el seno de una familia de hidalgos procedentes de un pequeño pueblo de Cantabria. Debido a los altos cargos que sus padres desempeñaban en la corte real, el joven Francisco de Quevedo creció en un ambiente político y cortesano muy convulso, lo que marcaría su etapa artística más adulta.

Y es que el autor no solo pasó a la posteridad por sus obras vinculadas al Conceptismo barroco y repletas de elipsis, neologismos o simetrías, propias de su cuidada retórica; también por su eterna enemistad con Góngora, su papel como agente secreto para destapar las intrigas diplomáticas entre las repúblicas italianas o su título como caballero de la Orden de Santiago. Por estos y otros muchos motivos, Francisco de Quevedo será siempre recordado como una de las figuras más interesantes e influyentes de nuestro país.

¿Te apetece celebrar el aniversario de su nacimiento con una de sus obras? Poesía o prosa, no importa, estas son las mejores.

La vida del Buscón

Esta novela picaresca, publicada en el año 1626, es una de las obras más emblemáticas del autor madrileño. En ella, Quevedo relata los acontecimientos más importantes de la vida del pícaro don Pablos de Segovia, desde su infancia hasta su fuga a las Indias con el objetivo de encontrar un mejor porvenir. Esta sucesión de aventuras y contratiempos busca caricaturizar la sociedad disgregada de la época y la importancia de una estabilidad económica y social para las clases más bajas.

'La vida del Buscón'
'La vida del Buscón' (Ed. Planeta)

El alguacil endemoniado

Esta sátira forma parte de la obra filosófica más famosa de Francisco de QuevedoSueños y discursos de verdades descubridoras de abusos, vicios y engaños en todos los oficios y estados del mundo. En esta ocasión, el autor narra la historia de un demonio que se mete en el cuerpo de un alguacil y le cuenta al propio escritor las personas que viven con él en el infierno, así como las penas que padecen por los actos atroces que cometieron en el pasado.

'El alguacil endemoniado'
'El alguacil endemoniado' (Ed. Alfar)

El chitón de las tarabillas

El mismísimo Lope de Vega definió este trabajo como “lo más satírico y venenoso que se ha visto desde el principio del mundo”. Dicha obra nació por encargo para defender y ensalzar la política financiera del rey Felipe IV y el Conde-duque de Olivares, ya que en la época circulaban numerosas acusaciones en su contra. Sin embargo, lo que más llama la atención es que, a pesar de dicho propósito, el autor también les insulta y les ataca en más de una ocasión, lo que al parecer hizo mella en su relación con Olivares.

'El chitón de las tarabillas'
'El chitón de las tarabillas' (Clásicos Castalia)

La cuna y la sepultura

Dividida en dos partes, La cuna y la vida y La doctrina de morir, esta obra se diferencia de las demás por su carácter filosófico y moralista. En ella, Quevedo trata temas tan polémicos como la esclavitud del hombre (en el sentido físico), la riqueza y los honores, la preocupación por la muerte y la sabiduría. Asimismo, finaliza hablando de la muerte, pero ahora como una liberación de los tormentos que sufrimos en vida, influenciado por algunos pasajes de la Biblia.

'La cuna y la sepultura'
'La cuna y la sepultura' (Catedra)