Libros

'Plastic Detox', el libro con ideas para reducir el uso del plástico en tu día a día

Rosa María Torres

Miércoles 10 de abril de 2019

2 minutos

Busca ser una guía para ayudarnos en nuestra desintoxicación en el uso de productos plásticos

Reducir consumo plástico (bigstock)

Cada año millones de toneladas de plástico acaban en el océano, lo que equivale a vaciar un camión de la basura cada minuto. Si las cifras sigues así, según la Organización de las Naciones Unidas, para 2050 habrás más toneladas de plástico que peces en el mar.

El plástico no se biodegradable (esto quiere decir que no se descompone de forma química), solo se rompe en partículas pequeñas y nunca desaparece. De hecho, recientes estudios han encontrado plástico en la miel, en la sal, en el agua potable e incluso hasta en el aire o en el agua de grifo. Según la organización Greenpeace , España es el cuarto país de la Unión Europea con mayor demanda de plásticos. Sin embargo, pese a que la mayoría del plástico se emplea en la fabricación de envases también hay que sumar el empleado en las fibras sintéticas que se usan en la ropa, cuerdas u otros productos.

Un libro para mejorar el medio ambiente

En este sentido, el escritor y experto en medio ambiente Jose Luis Gallego ha publicado un interesante libro con herramientas fáciles para reducir el consumo de plástico sin que afecte a nuestro estilo de vida. Se trata de Plastic Detox​.

El libro es un guía breve con alternativas al consumo plástico, apto para todos los bolsillos. Se divide en diez capítulos dónde adapta situaciones en la vida en las que el consumo de plástico es evidente: a la hora de hacer la compra, en la cocina, en el cuarto de baño, en nuestra ropa, en la oficina, en el colegio, con los niños, en el deporte, en nuestro tiempo de ocio y en la naturaleza.

Uno de los casos que trata el escritor es algo tan simple como abusar del envoltorio de regalo. Según relata, esta acción inocente inunda los vertederos de plástico. Además, en fechas tan señaladas como Navidad para dar cabida a tanto envoltorio habría que multiplicar por diez los contenedores urbanos.

O por ejemplo, a la hora de elegir nuestra ropa mirar siempre la etiqueta y desechar aquella que tenga las siglas PFC, que significa que estaría elaborada con material plastificado, que suele estar muy presente en las prendas de montaña. En su defecto busca prendas que estén libres de PFC. Suele indicarse de esta manera: "PFC Free".

El autor propone consumir menos plástico con gestos tan sencillos como a la hora de elegir un jabón decantarnos por uno en pastilla en lugar de uno que venga envasado. Hacen la misma función y no contaminan. O en el momento de adquirir el gel, hacernos con marcas que permitan la posibilidad de recargar el envase original. En definitiva, este libro está repleto de propuestas para hacer frente a uno de los mayores desafíos de la humanidad: la contaminación por plástico. 

portada plastic detox jose luis gallego (bigstock)

0

No hay comentarios ¿Te animas?