Preguntas

¿Por qué es importante reducir el consumo de plástico?

Teresa Rey

Jueves 28 de febrero de 2019

2 minutos

El consumo de plástico perjudica el medioambiente y nuestra salud, por lo que se aconseja reducirlo

Por qué se debe reducir el consumo de plástico (Bigstock)

El plástico nos rodea, no solo en botellas, también en tuppers, envoltorios diversos, bolsas, platos, vasos, etcétera. Según datos de Greenpeace, desde que este material comenzó a usarse en la década de los años 50, se han fabricado alrededor de 8.300 millones de toneladas de plástico en todo el mundo. Y para el año 2020 se estima que se superarán los 500 millones de toneladas anuales. Pero, ¿por qué esta alarma con respecto a un material que lleva usándose tanto tiempo? Pues por dos motivos: uno porque puede ser perjudicial para la salud y el otro porque daña el medio ambiente.

Daño para el medio ambiente

El principal problema del plástico es que se trata de un material muy duro y que se dispersa con facilidad. Aunque muchos se reciclan y se incineran, el mayor porcentaje acaba en vertederos y, finalmente, en el mar. De hecho, este es el destino final del 79% de los plásticos, afirman en Greenpeace. Estos materiales acaban en el mar por el agua que fluye en los propios vertederos, aunque también por vertidos deliberados o accidentales de barcos, de estaciones depuradoras y por el tratamiento de aguas residuales.

Cuando los plásticos llegan a las aguas del mar pueden suceder varias cosas, que lo ingiera la fauna marina, que se queden flotando en la superficie o que acaben en el fondo (se han encontrado restos a más de 10.000 metros de profundidad). Además, hay que añadir que el plástico puede tardar entre décadas y cientos de años en desaparecer. Por ejemplo, una botella de plástico desaparece del todo en alrededor de dentro 500 años, los cubiertos en unos 400 años y una bolsa de plástico en unos 55 años.

Perjudicial para la salud

El plástico contiene una serie de sustancias tóxicas que pueden traspasarse a los alimentos. Estas actúan como disruptores endocrinos, es decir, una vez dentro del organismo pueden interferir en el buen funcionamiento de las hormonas, provocando problema de salud como esterilidad, trastornos en la capacidad reproductora, tumores o alteraciones en el sistema inmunológico, entre otros.

Estos agentes químicos se encuentran también en productos de limpieza para el hogar, insecticidas o en algunos materiales de construcción.

¿Qué puedes hacer?

Una forma de contribuir para impedir que este problema medioambiental vaya a más, es evitar en la medida de lo posible comprar objetos de plástico o que lo tengan en alguno de sus componentes. Por ejemplo, puedes optar por los tuppers de vidrio y las bolsas de papel o reutilizables. También es recomendable que no compres cubiertos, vasos o platos de este material. Y procura reciclar siempre en el contenedor correspondiente, el amarillo, todo el plástico que uses.

0

No hay comentarios ¿Te animas?