Música

50 años de la creación de 'Let it Bleed' de los Rolling Stones

Marco Herrera

Sábado 30 de marzo de 2019

2 minutos

En 2019 se cumplen 50 años del lanzamiento de esta obra maestra ecléctica de la banda por Jagger

Portada de Let it Bleed de los Rolling Stones

Fue el 5 de diciembre de 1969, el día en que los Stones dejaron el estudio de Muscle Shoals, después de haber grabado algunas canciones de lo que sería su próximo álbum (Sticky Fingers, 1971), cuando Let It Bleed (1969), un nombre evocado por Keith Richards, se lanzaba en Gran Bretaña. Ese mismo día los Stones volaron a San Francisco y allí se produjo su desafortunado concierto en Altamont, con disturbios que provocaron varios muertos.

Producción y anécdotas

Let It Bleed, su segundo álbum producido por Jimmy Miller, había sido lanzado en los Estados Unidos una semana antes. Fue grabado durante los últimos meses de Brian Jones con la banda, pero hay muy poco de él en cualquier parte del álbum. También fue su primer disco con el nuevo guitarrista Mick Taylor. El álbum de los Stones se enfrentaba a una dura batalla por los números más altos de las listas de éxito, ya que los Beatles habían lanzado Abbey Road (1969) dos meses antes y el segundo álbum de Led Zeppelin había salido unas semanas atrás.

Fue grabado en gran parte en el Olympic Studios en Londres y en Elektra Studios en Los Ángeles entre febrero y octubre de 1969 e incluye tres clásicos absolutos como son Gimmie Shelter, You Can’t Always Get What you Want y Midnight Rambler.

Una de las grandes anécdotas del álbum fue que el violinista Byron Berline fue grabado sobre las voces de Country Honk en el pavimento de Wilshire Boulevard, apoyado en una limusina, con el claxon de su coche como señal para comenzar a tocar. Otros músicos que aparecen en el disco son: Ian Stewart en el piano, Nicky Hopkins toca el piano y el órgano, junto con Ry Cooder en la mandolina, el ex hombre de Traffic, Dave Mason en la guitarra, Leon Russell en el piano, Bobby Keys toca el saxofón mientras Nanette Workman y Madeline Bell cantan coros.

Honky Tonk Women se grabó durante las sesiones para el álbum, pero no se incluyó, aunque su cara B, You Can’t Always Get What You Want es otro de los temas más destacados del disco. Presenta un coro de Bach en Londres de 60 voces que organizó el veterano de Wrecking Crew, Jack Nitzsche, y junto a los Stones está Al Kooper, que toca el piano, el órgano y la trompa.

Portada

A finales de agosto de 1969, Robert Brownjohn le mostró a Richards los bocetos de la idea de portada para el nuevo álbum que tenía el título de trabajo de "Cambiador automático". Keith se mostró muy receptivo a las ideas de Brownjohn y estaba previsto que las fotografiara una semana más tarde a un precio alrededor de las 1.000 libras, una gran cantidad de dinero en aquel momento. Delia Smith, una joven economista doméstica y luego célebre chef, fue quien hizo el pastel de la portada, ahora icónico.

Si bien se ha convertido en un trabajo muy admirado, en la época la revista Rolling Stone la llamaba "la portada más desagradable desde Flowers", aunque Greil Marcus en la misma revista dijo sobre la música: "Un disco abrumador... los Stones nunca han hecho nada mejor".

El álbum encabezó las listas de éxitos del Reino Unido el 20 de diciembre de 1969, pero solo alcanzó el número 3 en las listas del Billboard estadounidense. Con el paso del tiempo, ha sido juzgado como uno de los puntos culminantes de la carrera de los Stones. Es un álbum que funciona como un conjunto perfecto, es una demostración de la mezcla ecléctica de influencias y amores musicales de la banda. La portada del Love in Vain de Robert Johnson es un testimonio de su larga historia de amor al blues.

0

No hay comentarios ¿Te animas?