Música

Paul Weller en vivo en el Royal Albert Hall ya lo puedes tener en un álbum

Marco Herrera

Martes 5 de marzo de 2019

3 minutos

Sale el álbum sobre el concierto que el antiguo vocalista de The Jam daba en octubre en Londres

Paul Weller, vocalista de The Jam (Europa Press)
Marco Herrera

Martes 5 de marzo de 2019

3 minutos

Al oír a Paul Weller abrir un concierto en el Royal Albert Hall con One Bright Star, podríamos olvidar que el cantautor nació del punk más inconformista de los años 70 con The Jam. En entrevistas, Weller ha expresado su rechazo por sus contemporáneos en lo que definía como "el circuito de la nostalgia", siempre promocionando sus grandes éxitos de décadas pasadas.

Sentirse un artista actual

Su meta de mantenerse relevante y actual ha consistido en lanzar constantemente nuevos discos, cada uno o dos años desde su primer álbum en solitario en 1992. Ha experimentando con distintos géneros y en el año en que el Padre del Mod cumplió 60 años, se reinventó una vez más, abandonando el rock de A Kind Revolution por el folk-rock y el descubrimiento de significados verdaderos, la mayoría de los cuales traslada a este trabajo junto a una orquesta y su banda.

En sus temas, se complementa con cuerdas tristes, delicados pizzicatos y una suave guitarra acústica en las manos. Weller se sienta en el escenario tocando la guitarra, creando una sensación más íntima a la interpretación, lo que se suma a la sensación autorreflexiva. La escasa pero majestuosa balada Where’er Ye Go del álbum 22 Dreams (Island/Universal, 2008) es un punto culminante lleno de romanticismo; el piano de Weller acompañado por el violín y los arreglos de Hannah Peel.

Paul Weller y Noel Gallagher, exmiembro de Oasis (Europa Press)

El concierto abarca la carrera de Weller, que incluye temas raramente escuchados de The Style Council (Man of Great Promise) y The Jam (Private Hell y Boy About Town). Pero, sobre todo, se trata de un escaparate de True Meanings (Parlophone, 2018), y cada canción, independiente de cual sea su época, se somete a la belleza del nuevo álbum, interpretada con la orquesta.

Clásicos modernos

Wild Wood, de su segundo álbum en solitario, muestra la voz conmovedora de Weller. Le sigue Country de ese mismo álbum, que demuestra su sensibilidad folk. Muchas canciones que Weller presenta como aquellas que no se han tocado durante añosStrange Museum, por ejemplo, cuya última interpretación data de los 90, se cantan de manera conmovedora al piano. Private Hell y Boy About Town son temas tan profundos que recuerdan a los días de The Jam.

No se escuchan clásicos como Town Called Malice, That´s EntertainmentGoing Underground o Down in the Tube Station at Midnight, pero eso sería contradictorio con su determinación antinostálgica. Las suaves voces de Lucy Rose, un trío de músicos invitados o violines añaden una especie de folk hipnótico a una versión discreta y agradable.

La canción final May Love Travel With You es como una bendición de despedida, esa noche en el Albert Hall muestra a un artista envejeciendo con talento y gracia musical.