Televisión

Tal día como hoy se casaron la Infanta Elena y Jaime de Marichalar

Marco Herrera

Lunes 18 de marzo de 2019

4 minutos

La hija mayor del Rey emérito celebraba su enlace en la Catedral de Sevilla el 18 de marzo de 1995

Ceremonia nupcial entre la Infanta Elena y Jaime de Marichalar (Casa Real)
Marco Herrera

Lunes 18 de marzo de 2019

4 minutos

Casi cuatro meses antes, a finales de noviembre de 1994, la Casa Real anunciaba el primer enlace de uno de los tres hijos de S.M. el Rey Juan Carlos I. Se trataba de la Infanta Elena, hija mayor, que decidía unirse con Jaime de Marichalar, hijo del conde de la Ripalda, Amalio de Marichalar, y de la noble española Concepción Sáez de Tejada.

El enlace

Jaime de Marichalar y su madre, hospedados en el Hotel Alfonso XIII, a escasos 300 metros de la Catedral sevillana, llegaron en coche hasta la misma y entrando en ella por la Puerta del Príncipe, en la que fueron recibidos por el Deán de la Catedral. La Familia Real española, junto con algunos parientes cercanos, accedieron a la Catedral desde la Puerta del León de los Reales Alcázares de Sevilla, con un cuarto de hora de margen para que los últimos en salir por ella y entrar a la Catedral por la Puerta de la Campanillas fuesen la Infanta Elena y S.M. el Rey Juan Carlos I.

El banquete nupcial se celebró en los Reales Alcázares, residencia oficial de la Familia Real en la capital andaluza, y tuvo como lugar exacto los salones del Palacio Mudéjar. El menú estuvo a cargo del hostelero sevillano Rafael Juliá. Lubina del Cantábrico con trufas y almendra fue el primer plato, perdiz roja helada de café con almendra y salsa de caramelo el plato principal y la tarta nupcial decorada con flores de lis en chocolate como postre. Para organizarlo todo en un sitio sin cocinas como los Reales Alcázares fue necesario instalar catorce cocinas provisionales y movilizar a más 300 personas. La Orquesta Sinfónica de Sevilla se hizo cargo del programa musical de la ceremonia.

Fachada sur de la Catedral de Sevilla (BigStock)

Cobertura e invitados

El diseñador Petro Valverde se encargó del vestido de novia de la Infanta, que adornó su cabeza con la tiara de los Marichalar, regalo de la madre del novio. El enlace matrimonial fue cubierto completamente por La1 de Televisión Española emitiendo la señal que el resto de cadenas -- públicas y privadas- podían reproducir. La directora de cine y entonces directora general del ente público, Pilar Miró, se encargó de llevar una retransmisión que verían millones de personas en nuestro país y fuera de él, con un rotundo éxito, según todas las críticas televisivas de la época, en su forma de dirigir la realización del evento y el enfoque que le dio. Incluso la propia directora reconoció luego haber utilizado dobles de los contrayentes días antes para tener todo a punto el día del enlace oficial. La ceremonia contó con un amplio apoyo popular en las calles sevillanas.

Al enlace acudieron multitud de personalidades extranjeras, sobre todo representantes de casas reales. Jefes de Estado como la reina Beatriz de Holanda, el sultán Bolkiah de Brunei, el príncipe Rainiero de Mónaco y el gran maestre de la Orden de Malta, Frey Andrew Bertie. También asistieron consortes de jefes de Estado como los casos de Paola de Bélgica, la gran duquesa Josefina Carlota de Luxemburgo, la Reina Noor de Jordania o Marie de Liechtenstein. Y otras personalidades vinculadas a casas reales como Simeón de Bulgaria, Constantino de Grecia y Farah Diba. Los príncipes herederos fueron Carlos de Inglaterra, Felipe de Bélgica, Guillermo Alejandro de Holanda, Haakon de Noruega, Victoria de Suecia, Enrique de Luxemburgo, Hassan de Jordania, Alberto de Mónaco y Norodom Ranaridh de Camboya.

El entonces Gobierno de la nación, presidido por Felipe González, acudió casi en su totalidad, con Narcís Serra y Juan Alberto Belloch entre ellos. También asistieron expresidentes del país como Leopoldo Calvo Sotelo o Adolfo Suárez, así como el entonces líder de la oposición José María Aznar. También hubo una nutrida representación de la vida social y económica española.