Viajes

Cómo hacer el Caminito del Rey, ruta de senderismo por Málaga

Teresa Rey

Viernes 22 de noviembre de 2019

2 minutos

Se construyó para las labores de mantenimiento de la presa El Chorro de Málaga

Cómo hacer el Caminito del rey (Bigstock)

El Caminito del Rey es una ruta acondicionada dentro del Paraje Natural del Desfiladero de los Gaitanes, en Málaga. Su origen, el del camino en sí, es artificial porque se creó para mantener el canal de agua conocido como El Chorro. Es decir, se construyó como un sendero que permitiera hacer labores de mantenimiento de la pequeña presa que allí había. En un principio se llama Balconcillo de los Gaitanes, pero en 1953 pasó a llamarse Caminito del Rey, en honor a la visita que rey Alfonso XIII hizo al lugar en 1921. Después se convirtió en un sitio muy transitado por los lugareños hasta que con el tiempo y el desuso se deterioró. Finalmente, se decidió rehabilitarlo y recuperarlo en el año 2015 como ruta de turismo activo.

Cómo hacer la ruta

Para hacer el Caminito del Rey tienes que reservar fecha y hora en la página web que se ha creado para tal efecto. La visita se puede realizar de forma libre o con un guía turístico especializado con un máximo de 25 personas por grupo.

El recorrido, de 7,7 kilómetros, es de un solo sentido, comienza en el aparcamiento Norte (Ardales) y concluye en la zona sur (El Chorro). Hay autobuses lanzadera que unen ambos puntos. Se puede ir en coche hasta la salida y regresar a ésta en el autobús. O bien se puede dejar el coche en el aparcamiento sur e ir en autobús al de Ardales, de modo que al final de la ruta podremos coger nuestro vehículo y marcharnos directamente.

Desde el acceso norte tendremos que recorrer uno de los dos senderos que llevan al inicio de la ruta. Podremos escoger entre el que parte del Embalse de Guadalhorce, de 2,5 km, o el que comienza en el parking zona 4, que es de 1,5 km.

Desfiladero de los Gaitanes05

Qué vas a ver

El paseo por el Caminito del Rey no te dejará indiferente, al margen de cómo decidas hacerlo. Vas a caminar por unas pasarelas de madera, reconstruidas en algunos tramos, sobre las originales, al margen de unas espectaculares paredes verticales a una altura considerable, que en ocasiones te harán sentir el vértigo bajo tus pies. El momento más intenso en este sentido es cuando se pasa por el puente colgante de 105 metros de altura. En este punto, más de un visitante se adhiere casi inconscientemente al muro de roca que tiene detrás.

El Caminto del Rey ya no implica ningún riesgo, aunque si eres impresionable, en algunos momentos de la ruta podrás sentir como se exacerban tus emociones.

No se trata de una ruta muy complicada, pero tiene desniveles, subidas, bajadas y escaleras, por lo que es necesario tener en cuenta estas peculiaridades. Por lo demás, se aconseja ropa y calzado cómodos, adaptados a la época del año, y algo de avituallamiento, como siempre que vamos a realizar una ruta de senderismo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?