Viajes

Cueva de El Soplao, un milagro geológico en medio de una mina de zinc y plomo

Teresa Rey

Jueves 18 de abril de 2019

3 minutos

Destaca por su gran cantidad de formaciones extrañas, así como por sus estalactitas o estalagmitas

Cueva de El Soplao, un milagro geológico en medio de una mina de zinc y plomo (elsoplao.es)
Teresa Rey

Jueves 18 de abril de 2019

3 minutos

La cueva del El Soplao se encuentra en Cantabria entre Herrerías, Valdáliga y Rionansa, en lo alto de la Sierra de Arnero, a una altura de 540 m. Es una cueva única por las formaciones excéntricas que la configuran, muy abundantes, y también por la gran cantidad de estalactitas, estalagmitas, coladas, columnas… que hay a lo largo de sus paredes.

El entorno que la rodea es también un elemento a su favor pues la zona está llena de pistas y vías pecuarias en las que practicar senderismo. Y además es posible prolongar el viaje y ver otros rincones del a región como el Valle Saja-Nansa, la costa o acudir a ciudades cercanas como San Vicente de la Barquera, Comillas o Cabezón de la Sal, entre otras.

Joyas del modernismo fuera de Cataluña: Comillas (Big Pictures)

Cómo se descubrió

Esta cavidad fue descubierta por un conjunto de mineros en el año 1908 mientras estaban perforando una galería que se llama “La Isidra”. El nombre de “el soplao” hace alusión a un fenómeno que se produce en las cuevas y es el aire que se siente cuando se cala una galería desde otra con menos oxígeno.

El valor geológico de la cueva es innegable, según los expertos, pero a lo largo de su recorrido también comprobaremos el trabajo minero que se desarrolló en ella. Hay un total de 20 kilómetros de galerías excavadas y por ello apreciaremos restos de las labores que se desarrollaban y que se centraban en extraer blenda y galena, de las que se obtenía zinc y plomo. Así nos toparemos con hornos de calcinación, talleres, lavaderos, etcétera.

Cueva El Soplao (Pinterest)

El lugar en que se encuentra enclavado ofrece además unas vistas espectaculares, pues se pueden ver desde la costa asturiana, hasta la Sierra del Cuera, el Naranjo de Bulnes y el Macizo Central de los Picos de Europa, además de otros collados, picos y serranías.

Visitas

La cueva de El Soplao ofrece distintas modalidades de visita. Por un lado, dentro de la visita más común, que es guiada, admiten sillas de ruedas (dos por grupo). Todas las personas del grupo pueden ver la cueva al completo. Como el aforo es limitado se recomienda hacer reserva previa. Esta ofrece un descuento a los mayores de 65 años y a personas con movilidad reducida. Es el recorrido más sencillo, de una hora aproximadamente, y el que suele hacer la mayoría de la gente.

Por otro lado está la visita de aventura que dura unas dos horas y que recorre más galerías, muchas de ellas estrechas, con suelo irregular, y en ocasiones sin iluminar. Los turistas siempre van acompañados de dos guías y se proporciona un equipo básico para realizarla. También está limitada a un número determinado de personas. En este caso solo se hacen descuentos a los grupos.