Viajes

El pueblo toledano de Lagartera se viste de fiesta en el Corpus Christi

Victoria Herrero

Foto: Ayuntamiento de Lagartera

Sábado 22 de junio de 2019

1 minuto

La mujeres de la localidad llevan para la ocasión sus vistosos y artesanales trajes regionales

La festividad del Corpus Christi en la localidad de Lagartera (Toledo)

Se trata de una de las fiestas más sagradas e importantes del calendario cristiano: el Corpus Christi. Aunque tradicionalmente cae en jueves, desde hace años se celebra en domingo y numerosos pueblos de toda España se engalanan para disfrutar de esta jornada de fiesta. Una de esas localidades es Lagartera (@LagarteraAyto), en Toledo, donde sus mujeres visten coloridos trajes regionales con motivo de esta cita religiosa. 

Declarada de Interés Turístico Regional, las mujeres de la localidad desfilan cada año de forma solemne vestidas con sus trajes de lagarteranas acompañando a la Sagrada Forma. Si tienes la oportunidad y no andas lejos, el domingo 23 de junio es tu oportunidad para ver todo un pueblo transformado por la fiesta del Corpus Christi y donde no solo las mujeres de la localidad lucen sus mejores galas. El pueblo entero. 

Un recorrido por estas calles (que huelen a hierbabuena, albahaca o hinojo recién cortado) y podrás comprobar la riqueza de los bordados, algunos con siglos de antigüedad, que dan vida a los paños y colchas con las que adornan ventanas y fachadas. Todo para acoger con orgullo la procesión que se encamina por estos rincones del pueblo para ir bendiciendo y visitando cada uno de los altares de las casas y a la que asisten cientos de turistas cada año. 

El traje típico de Lagartera

Lo que sobre todo llama la atención de visitantes y curiosos es el trabajado y laborioso bordado que recorre todo el traje típico de lagarterana. Un traje popular que se usa en contadas ocasiones, la festividad del Corpus Christi es una de ellas, y donde se puede ver unos maravillosos y coloridos dibujos artesanales en una pieza que las mujeres de esta localidad guardan con orgullo de generación en generación. Incluso hay bodas a la antigua usanza donde la novia usa este precioso conjunto tradicional. 

Sobre la cabeza, estas mujeres suelen llevar un pañuelo blanco que les cubre todo el cabello y rematado en una colorida cenefa. Un bordado que no falta ni en las medias ni en los zapatos que llevan. Toda una seña de identidad cultural de un pueblo que vive con fervor esta fiesta cada año desde el siglo XVI.

0

No hay comentarios ¿Te animas?