Viajes

Un paseo para descubrir los encantos de la bella Varsovia

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 19 de agosto de 2019

2 minutos

Lo más bonito de la capital polaca es, sin duda, todo el entramado de calles de su casco histórico

Un paseo para descubrir los encantos de la bella Varsovia

La historia de Polonia está unida a tristes sucesos sociales y políticos en nuestro continente. Pero hoy vamos a conocer la cara más bella y amable de este país, más concretamente haremos una escapada para conocer los encantos secretos que esconde su capital, Varsovia. ¡Bienvenidos a Polonia!

Un poco de historia

No es posible dar un paseo turístico por la ciudad de Varsovia sin toparse con algún trozo de la historia que todos recordamos. Así, durante el recorrido por la capital polaca, es una visita obligada el Museo Polin (@polinmuseum), ubicado en el que fuera un antiguo gueto durante la ocupación de las tropas de Adolf Hitler, así como el cementerio judío. Dos buenas oportunidades para conocer la historia del pueblo judío durante una de las peores barbaries de la humanidad.

Un espacio más amable, también museístico, es el museo del compositor y pianista polaco Frederic Chopin (@ChopinInstitute), uno de los mayores exponentes del romanticismo musical. Un itinerario, de sala en sala, para admirar los objetos personales del músico.

Un paseo para descubrir los encantos de la bella Varsovia

Pero si hay algo que uno no puede pasar por alto en Varsovia es recorrer su admirado casco histórico. Patrimonio de la Humanidad, la parte antigua de Varsovia fue destruida prácticamente en su totalidad durante la Segunda Guerra Mundial.

Es muy especial caminar por estas calles entre edificios de colores (como los de la Plaza del Mercado), restaurantes, establecimientos y edificios históricos como el Castillo Real de Varsovia (@Zamek_Krolewski), que actualmente es la sede de la Fundación Polaca de Historia y Cultura y en cuyo museo uno puede admirar pinturas del afamado Rembrandt.

No te pierdas tampoco en este barrio la Columna de Segismundo, uno de los símbolos de la capital, que fue levantada en memoria del rey Segismundo III quien trasladó la capital del país de Cracovia a Varsovia; así como la Barbacana, una antigua puerta de la muralla medieval defensiva. 

Pero si lo que quieres es disfrutar de unas vistas espectaculares de la capital polaca, lo mejor es subir hasta la planta 30 (tiene 42 en total) del Palacio de la Cultura y la Ciencia. Un impresionante edificio, de la época soviética, de más de 230 metros de altura (el edificio más alto de Varsovia) que sirve de sede para diversas empresas, instituciones educativas, museos y hasta un cine.

0

No hay comentarios ¿Te animas?