Viajes

Setenil de las Bodegas, el pueblo con casas bajo las rocas

Teresa Rey

Martes 7 de mayo de 2019

3 minutos

Ubicado en Cádiz, destaca por sus casas cueva construidas al abrigo de formaciones rocosas

Setenil de las Bodegas, el pueblo con casas bajo las rocas (Wikimedia Commons)
Teresa Rey

Martes 7 de mayo de 2019

3 minutos

Setenil de las Bodegas es una localidad de Cádiz (Andalucía) y forma parte de la Ruta de los Pueblos Blancos. El entramado de sus calles y sus viviendas “bajo las rocas”, es lo más característico de esta población que en 1985 adquirió el título de Conjunto Histórico-Artístico. Se erige en el tajo que forma el río Guadalporcún a su paso por él, lo que también ha configurado su estructura. En los alrededores se pueden hacer además distintas rutas de senderismo.

Casas bajo la roca

La construcción del pueblo se divide en varios niveles. Desde el Castillo va bajando siguiendo el curso del río, lo que ha dado lugar a distintas alturas. Así las calles de Setenil son singulares por esta configuración pero también por sus viviendas llamadas “abrigo bajo las rocas”, construidas aprovechando el tajo formado de manera natural por la roca.

También se califican como “vivienda cuevas” que son habituales en otros municipios de la zona. Sin embargo, las de Setenil tienen alguna peculiaridad que las diferencia del resto. A estas cuevas se las llama semitroglodíticas en Andalucía, porque eran el refugio de los habitantes prehistóricos de esta parte de España. Pero si bien en el resto de la región vemos cómo dichas cuevas casa estaban excavadas en la propia roca, en Setenil solo se utiliza la pared rocosa del cañón para cerrar la estructura de la vivienda que se construye de manera longitudinal a la misma.

Setenil de las Bodegas, el pueblo con casas bajo las rocas

 

Todo esto se aprecia paseando por sus calles. En concreto estas edificaciones se hallan en las calles Cuevas del Sol y Cuevas de la Sombra (las dos discurren paralelas a ambos lados del río Guadalporcún), Mina, Herrerías, Jabonería, Cabreriza, Triana, Cuevas de San Román y Calcetas.

Antiguamente estas casas pertenecían a familias de clase social humilde, pero hoy día se han adaptado al turismo y albergan mesones o restaurantes, y en otros casos se emplean como garajes o lugar de almacenaje. Solo en la calle Herrería y Jabonería se mantienen como vivienda.

Miradores y rutas

Después están los miradores como el del Lizón, a los pies de la Torre del Homenaje del Castillo Nazarí de Setenil, y que ofrece una vista completa del pueblo. Y, por otro lado, se encuentra el Mirador de la Villa, en la plazoleta de la Iglesia Mayor, desde la que se aprecian la zona de las Cabrerizas y Jabonería y una parte del río.

Otros puntos sobre los que fijarnos son las diferentes ermitas y puentes que salpican Setenil. Y, como colofón, podemos hacer alguna de las rutas cercanas como la de los Escarpes del río Tejo, la de los Molinos o recorrer el camino de la Aguilera o el de las Limosnas.

Setenil de las Bodegas, el pueblo con casas bajo las rocas