Viajes

Todo lo que debes saber sobre los free tours, nuevo modelo de visita guiada

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 12 de junio de 2019

2 minutos

Muy pocos recurren ya a los clásicos guías de viajes, siendo los free tours la opción predilecta

Todo lo que debes saber sobre los free tours

Para aquellos que todavía no los conozcan, los famosos free tours son rutas turísticas que recorren los principales puntos de una ciudad y que carecen de una tarifa fija, como ocurre con el resto de opciones similares y que lo convierte en su principal atractivo. Y es que según las posibilidades económicas de cada cliente y la valoración que estos hagan del recorrido, la propina que entreguen variará considerablemente. Algunos dan cinco euros, otros diez y solo unos pocos finalizan la visita sin gratificación alguna.

Además, otra de sus señas de identidad es la simpatía, cercanía y jovialidad de aquellos que se encargan de enseñar la ciudad a los turistas. Sin olvidar la facilidad para entrar en estos grupos. Es cierto que la mayoría requieren una reserva de plaza previa, que se hace a través de Internet, para así poder contabilizar los asistentes y crear varios grupos, pero no se trata de un requisito forzoso. Cualquier persona que acuda al punto de encuentro sin haber reservado será bien recibido. Pero, ¿cómo funciona realmente este servicio?

Free tour

Una guía muy completa y dinámica

Tal y como acabamos de ver, todo comienza en un punto de encuentro, que suele ser muy céntrico y conocido, determinado por la empresa responsable. Allí deberás acudir a la hora acordada. Estas rutas turísticas suelen durar entre una y tres horas, dependiendo del tamaño de la ciudad o los lugares de interés que incluya. Eso sí, gracias a la explicación que el guía hace en todo momento, el tiempo se te pasará volando.

Una vez finalizado el tour, el guía abre una ronda de preguntas para ampliar tus conocimientos sobre la ciudad o pedir ayuda sobre otros aspectos del viaje: transporte, restaurantes, souvenirs…

En este momento, también os recordará que podéis dejarle una propina según vuestro grado de satisfacción con la ruta seleccionada. Como ya hemos dicho, no hay una cifra concreta, todo dependerá de si te ha gustado o no el contenido de la misma o el trato del guía. Aunque, lo normal, es dar diez euros, aproximadamente

Contras de los free tours

A pesar de todas estas ventajas, además de su amplia presencia en países de todo el mundo, los free tours también cuentan con algunas carencias y desventajas. La más notable es que no incluyen la entrada al interior de los museos, las iglesias y el resto de monumentos. Sí que te indican cuáles debes visitar después de la ruta, pero esto te obliga a volver sobre tus pasos para poder apreciar las maravillas de dichas edificaciones desde otra perspectiva.

Por otro lado, algunas empresas recurren a personas que no están tituladas o especializadas en conocimientos de historia y geografía, lo que resta riqueza a las explicaciones. Por eso, antes de reservar, asegúrate de este aspecto para que tu visita sea lo más completa posible.

0

No hay comentarios ¿Te animas?