Viajes

La experiencia de viajar en un tren hotel o cómo llegar a tu destino disfrutando del trayecto

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Lunes 2 de marzo de 2020

3 minutos

Si el ferrocarril tiene para ti un encanto especial, esta propuesta te va a resultar muy interesante

La experiencia de viajar en tren hotel

Son muchas las personas para las que el tren es el medio de transporte ideal, porque les permite disfrutar desde el minuto uno de la pequeña aventura que supone empezar a recorrer kilómetros descubriendo nuevos paisajes. El pequeño inconveniente puede plantearse en las distancias largas, que implican horas de trayecto, incluso nocturno, que pueden acabar resultando 'pesadas'. Para eso está la propuesta del tren hotel, una buena idea para iniciar unas vacaciones o llevar a cabo una escapada y llegar al destino descansado y dispuesto a no perderte nada.

¿Cómo funcionan estos trenes?

Renfe (@Renfe) ofrece distintas opciones para viajar de noche a diversos destinos de la Península Ibérica. Es una alternativa distinta a la que supone subir a alguno de sus trenes turísticos de lujo, como pueden ser el Transcantábrico, que recorre el norte de España, de San Sebastián hasta Santiago de Compostela, o el espléndido Al Andalus con el que descubrir Andalucía. En estos casos, se trata de viajes organizados, de varios días de duración, también pernoctando en sus lujosos vagones. El tren hotel es diferente, porque realiza un único recorrido, de una ciudad a otra, y durante una sola noche.

Es un trayecto nocturno de alta gama, que cuenta tanto con plazas para ir sentado como con cabinas, para que puedas dormir a gusto en el momento que quieras. En la actualidad, las rutas posibles para disfrutar de la experiencia son:

  • Madrid – A Coruña – Pontevedra – Ferrol en el ‘Rías Gallegas’
  • Barcelona – A Coruña – Vigo  en el ‘Galicia’
  • Madrid – Lisboa en el ‘Lusitania’
tren hotel
Habitaciones del tren hotel (Renfe)

¿Qué tener en cuenta?

Todos estos trenes están pensados para funcionar como un verdadero hotel rodante, ofreciendo servicios y comodidades para que la experiencia resulte de lo más agradable. Al igual que ocurre con cualquier tipo de alojamiento turístico, hay varias clases o categorías con variaciones considerables en cuanto a precio entre unas y otras.

Además de las butacas, las plazas más económicas, en lo que a compartimentos-habitaciones se refiere, puedes optar por cabinas: turísticas, preferente o gran clase. Conocer las diferencias entre ellas, te ayudará a la hora de elegir la que más se adapte a tus gustos y necesidades.

Aunque pueden existir diferencias según el tren que cojas, en clase turista tendrás acceso a una cabina con cuatro camas tipo litera. Estos comportimentos cuentan con lavabo en su interior. Es una buena opción especialmente recomendable para viajar en familia, adquiriendo los cuatro billetes a vez (para que te salga más económico. Si vas solo tienes compartimentos diferenciados para hombres o para mujeres.

La cabina preferente es similar aunque más espaciosa y las principales diferencias radican en que disponen de teléfono para la comunicación directa con el personal de a bordo, camas más amplias y elementos o productos de aseo en el lavabo incorporado. Además, los pasajeros que elijan esta opción dispondrán de servicios extra como el acceso a la sala club, con múltiples opciones de ocio y entretenimiento.

Por último, la gran clase ofrece comodidades adicionales como baño completo en el propio compartimento (ducha, lavabo e inodoro), atención directa de la tribulación y acceso a todos los servicios. En la mayoría de los casos se trata de compartimentos de dos plazas que además cuentan con pantalla TFT para visionar hasta un total de 8 películas con excelente calidad de imagen y otros detalles que justifican su categoría.

Si tienes movilidad reducida o viajas en silla de ruedas, puedes consultar las opciones disponibles para que tu viaje resulte confortable. La mayoría de estos trenes cuenta con cabinas y butacas adaptadas.

Tren hotel, vagón comedor
Comedor del tren hotel (Renfe)

Disfrutar del trayecto

Cualquier opción que elijas, incluyendo las plazas para viajar en confortables asientos, ergonómicos y reclinables, puede convertirse en una alternativa para llegar a la ciudad que te apetece visitar en excelentes condiciones de descanso.

Estos trenes, algunos de última generación, están pensados para ofrecer máximo confort cuidando cada detalle. Disponen de servicio de cafetería, vagón restaurante para comer a la carta, aire acondicionado para que la temperatura resulte agradable en todo momento, espacio para colocar el equipaje con comodidad, prensa gratuita (según tipo de cabina elegida), etc.

Las ventajas de iniciar cualquier viaje con estas comodidades resultan más evidentes. A ellas hay que sumar el beneficio añadido de que el tren hotel parte y llega al centro de las distintas capitales. Por otra parte, si lo piensas, viajar de noche siempre implica disponer de tiempo extra en el lugar de destino

Si te apetece acercarte a alguno de los lugares a los que llega el tren hotel solo tienes que informarte de días y horarios de salida y prepararte para disfrutar, también del trayecto.

0

No hay comentarios ¿Te animas?