Alberto Rodríguez será el número 3 Podemos, en sustitución de Echenique. Quizá el nombre no os diga mucho, pero sí su pelo: es el hombre que asombró a media España con sus rastas al entrar en el Congreso. Se hizo famoso en un minuto. Yo lo aprecio mucho. Lo aprecio porque un día pidió la palabra para despedir a un rival político, diputado del Partido Popular, y le dijo: “Es usted una buena persona y le pone calidad humana a este sitio”. Una buena persona… ¿Alguna vez habéis escuchado esa valoración en el Congreso? Muy pocas. Si “El Rastas” reconoce la calidad humana en un rival, es que él también la tiene. Y añado: si empieza a haber buenas personas en política, este país está salvado. Pero me temo que sea la excepción.

0

No hay comentarios ¿Te animas?